2.500 propuestas para mejorar la ciudad en Decide.madrid.es
07.10.2015

2.500 propuestas para mejorar la ciudad en Decide.madrid.es

Menéalo
Azoteas sobre la Gran Vía de Madrid. Foto: Manuel Cuéllar.

Azoteas sobre la Gran Vía de Madrid. Foto: Manuel Cuéllar.

Una ciudad 100% sostenible y el billete intermodal para el transporte público encabezan las más de 2.500 propuestas que han llegado a la nueva web del Ayuntamiento de Madrid, abierta a la participación ciudadana.

Que la estación de metro vuelva a llamarse Sol a secas. Que los perros puedan acceder a los transportes públicos. Prohibir las llamadas de voz en autobuses y metro. Que un carril bici transcurra por todo el paseo de la Castellana. Que se instalen placas solares en los tejados. Reducir la contaminación lumínica. Sillas y mesas particulares, conviviendo con las terrazas autorizadas. Apertura del metro durante toda la noche los viernes y sábados. Peatonalizar el centro de Madrid. Que cada árbol caído sea restituido. Colocación de carteles en los transportes públicos, prohibiendo poner los pies en los asientos. Sustituir el asfalto ruidoso por otro que absorba el ruido. Mejorar las señales indicativas del patrimonio urbano. Habilitar zonas legales para los grafitis en todos los barrios. Permitir los instrumentos de percusión en el Retiro… Son algunas de las variopintas propuestas hechas a través de la plataforma decide.madrid.es, puesta en marcha el pasado 15 de septiembre y que reflejan el amplio abanico de asuntos que preocupan a los habitantes de Madrid.

Decide.madrid.es se inserta dentro de la plataforma digital Gobierno Abierto, eje central de la política a desarrollar por la nueva Área de Gobierno de Participación Ciudadana, Transparencia y Buen Gobierno del Ayuntamiento de Madrid que dirige Pablo Soto, quien considera que “se trata de una apuesta por la democracia participativa; debe ser la sociedad la que marque la agenda política”.

A la cabeza de las más de 2.500 propuestas recibidas se sitúa hasta el momento la reivindicación de un Madrid 100% sostenible, con más de 3.500 apoyos (votos), plantando cara a las compañías eléctricas y apostando por las energías renovables, con medidas como la tramitación del bono social para combatir la pobreza energética, la peatonalización de las calles, la sustitución paulatina del parque móvil municipal por vehículos eléctricos y la gestión sostenible de los residuos sólidos urbanos, entre otros. Con algo más de 3.000 apoyos le sigue el billete único que permita cambiar de medio de transporte público (del autobús al metro, del metro a biciMad, del metro al autobús…) en un periodo de 90 minutos, sin pagar más por ello. Y en orden decreciente, la derogación de la Ley Mordaza, la protección para los funcionarios que denuncien corrupción política, la limpieza urgente de las calles, el reciclaje del aceite de cocina…, así como multas a los bancos con viviendas vacías, siguiendo el ejemplo de Barcelona.

Para hacer una propuesta o para apoyar cualquiera otra hay que ser mayor de 16 años y estar censado en la ciudad de Madrid. El número de usuarios de decide.madrid.es en las dos primeras semanas ha sido 31.800, 228.000 el número de votos y 28.900 el de comentarios. Por su temática, la mayor parte de propuestas recibidas está relacionada con la movilidad urbana y la conexión entre la periferia y el centro; con el medioambiente y con la sostenibilidad. En cuanto a los distritos, los más activos están siendo Arganzuela, Carabanchel y Retiro.

Aunque la mayor parte son de autoría individual, también hay algunas propuestas promovidas por colectivos, como la que acumula mayor número de apoyos, impulsada por Alianza por el Clima (plataforma formada por más de 400 organizaciones que luchan contra el cambio climático global alrededor de la Cumbre de París, que se celebrará el 30 de noviembre de este año), pidiéndole al Ayuntamiento de Madrid que se comprometa a firmar y a poner en marcha el manifiesto Madrid Sostenible. También la petición de Intermón Oxfam (ONG de cooperación para el desarrollo, con programas en 41 países del mundo), que propugna que Madrid sea declarado municipio libre de paraísos fiscales.

Pasar a una segunda fase y que una propuesta pueda ser asumida por la corporación municipal e incluso ser objeto de una consulta popular con carácter vinculante, precisa recabar el apoyo del 2% del censo (53.726 votantes); para conseguirlo hay un año de plazo. Se trata de procesos que requieren tiempo, tal y como demuestran las experiencias de otros países que ya emplean estos mecanismos de democracia directa y participativa como Finlandia, Islandia o Suecia; un camino que inició hace más de 150 años Suiza.

Siguiendo el lema de la presentación de decide.madrid.es, “Debates, apoyas, decides… y se hace”, está en funcionamiento otro mecanismo de participación en paralelo que es el de los debates. Aquí no hace falta estar incluido en el censo. Cualquier persona puede abrir una discusión sobre cualquier tema para recibir comentarios favorables o desfavorables, así como votos. Según explica Pablo Soto, “ se da el caso de propuestas que contaban con consenso previo y que luego han sido rechazadas en referéndum hasta por un 75%, como ha sucedido en Suiza y en California (EE UU). Generalmente son las propuestas que vienen precedidas de amplios debates, que acercan posturas, las que obtienen mayor apoyo”.

Entre los más de 4.000 debates abiertos, hay también una amplia gama de asuntos y motivos. Desde plantear si multar a los propietarios por los excrementos de sus perros, pedir rebajes de los bordillos de las aceras para mejorar la accesibilidad de las sillas de ruedas, la instalación de baños públicos en las estaciones de metro, eliminar la plusvalía municipal cuando no se gane dinero con la venta del piso, a dejar calles para uso exclusivo de las bicicletas, la legalización y regulación de la prostitución, normalización del uso del cannabis o la prohibición a los coches de utilizar el aire acondicionado en las vías urbanas.

Aunque por lo general el lenguaje utilizado es respetuoso y los escasos exabruptos suelen ser recriminados por los mismos comentaristas, durante estas primeras semanas de funcionamiento no han faltado ejemplos de lo que en la jerga de Internet se denomina trolleo, provocaciones para subir el tono y crear tensión e incluso descalificaciones e insultos, nada fuera de lo esperable a juicio del Ayuntamiento. Precisamente para controlar y excluir aquellos contenidos racistas, xenófobos y sexistas, así como aquellos que hagan apología del terrorismo, que atenten contra los derechos humanos o la dignidad de las personas, se ha creado un grupo de moderadores, formado por 23 miembros de Voluntarios por Madrid.

La participación ciudadana, además de las propuestas y los debates, incluye otras actuaciones todavía pendientes de desarrollo en un futuro, como la legislación colaborativa y los presupuestos participativos. Estos ya son una realidad en ciudades como Nueva York y París; en esta última, serán sus residentes quienes van a decidir en qué se van a gastar el 5% del presupuesto municipal (426 millones de euros) hasta 2020.

SIGNUS,logosignus COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’

Menéalo

Sobre el autor

Carmen Burgos
Aunque he navegado en otras aguas, es al periodismo adonde vuelvo una y otra vez -desde hace ya unas cuantas décadas-, “en busca de un mundo mejor, cuya existencia solo suponemos” (Virginia Wolf/ Fin de viaje).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

3 comentarios

  • El 08.10.2015 , Alex Mene ha comentado:

    Interesante iniciativa.

  • El 12.10.2015 , Concha ha comentado:

    Esto sí que es un soplo de aire fresco…

Deja tu comentario