Cómo destrozar (más) el planeta: TTIP y CETA
11.10.2016

Manual para destrozar (más) el planeta: TTIP y CETA

Menéalo
Acción de Greenpeace contra el TTIP en Madrid. Foto: Greenpeace.

Acción de Greenpeace contra el TTIP en Madrid. Foto: Greenpeace.

Lo que se firme en esos papeles no quedará en papel mojado en este caso. Tiene consecuencias. Graves. Para el planeta, las plantas, los ríos, los árboles, la tierra, los animales (incluidos los seres humanos), los alimentos, los derechos sociales… Todo se verá seriamente dañado por los Tratados de Libre Comercio (TTIP y CETA) que se negocian en secreto. Los movimientos sociales que los han visibilizado ante el silencio mediático convocan esta semana de movilizaciones: ‘Otoño en Resistencia’, hasta el 15 de octubre en todo el Estado español.

Se abrirán las puertas europeas a los alimentos transgénicos y a prácticas como el fracking para extraer gas contaminando el entorno. Por poner algún ejemplo. Tras las siglas TTIP se esconde el Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversiones entre Europa y Estados Unidos. Un acuerdo (negociado a espaldas de la ciudadanía) que apuesta por el capitalismo más salvaje en detrimento de los derechos laborales y sociales, los servicios públicos, la democracia y el medioambiente.

Junto a este tratado, se negocia también el CETA, el acuerdo homólogo con Canadá. El Gobierno en funciones de Mariano Rajoy le dará luz verde el 18 de octubre en Luxemburgo. Para reclamar que no se firme y que no continúen las negociaciones, se inicia la semana de protesta y concienciación convocada por la Plataforma No al TTIP (compuesta por organizaciones como Ecologistas en Acción, GOAG, CCOO, UGT, CGT, federaciones de consumidores, colectivos feministas o partidos políticos como Podemos, Izquierda Unida, Equo y Compromís).

Nos hemos preguntado cómo afectan estos tratados neoliberales a cuestiones medioambientales y cuáles serán las consecuencias para el planeta Tierra y sus habitantes si los acuerdos salen adelante. Teniendo en cuenta que el TTIP y el CETA pretenden crear el mayor espacio de libre comercio en beneficio de las multinacionales, no es difícil adivinar que los derechos de la ciudadanía y de la Naturaleza no serán prioritarios. Estos son algunos de los puntos que nos cambiarán la vida:

  • 1. Una de las preocupaciones de las organizaciones ecologistas es la fractura hidráulica, o fracking, una práctica extendida en EE UU para la extracción de gas y petróleo. Se pretende poder importar hacia Europa técnicas agresivas y energías fósiles muy contaminantes que ahora mismo no están permitidas. Para explotar el gas acumulado en ciertas rocas se realizan cientos de pozos en los que se inyectan millones de litros de agua con elementos químicos y tóxicos, emitiendo gases de efecto invernadero.
  • 2. Se apuesta por el modelo energético de combustibles fósiles (gas y petróleo) cada vez más contaminantes y se restringe a los gobiernos la capacidad de crear políticas públicas para promover energías renovables.
  • 3. Se establecerá un sistema de tribunales de arbitraje privados para la resolución de conflictos entre multinacionales y Estados que amenaza el derecho de los gobiernos nacionales a regular en materia de medioambiente (entre otras materias) si las empresas consideran que socava sus derechos. Se podría permitir así que las empresas demanden a los gobiernos cantidades millonarias si legislan a favor del medioambiente perjudicando sus posibles beneficios. En Canadá, la compañía de petróleo y gas Lone Pine reclama al Gobierno 250 millones de dólares como indemnización por negarle la licencia (debido al impacto ambiental) para perforar bajo un río. E incluso otro de los mecanismos previstos permitirá a las multinacionales influir directamente en las leyes que afecten a sus negocios antes de que lleguen a los Parlamentos.
  • 4. Se calcula que el trasvase de productos y servicios a ambos lados del Atlántico produciría 11 millones de toneladas más de emisiones de CO2.
  • 5. La legislación europea es más proteccionista respecto a las sustancias químicas. En EE UU hay más de 30.000 sustancias químicas que aquí están prohibidas y podrían entrar en nuestros mercados. Pasará igual con los alimentos transgénicos, los Organismos Modificados Genéticamente (OMG). Se abrirá la puerta aún más a la entrada masiva de transgénicos cuyo cultivo tiene un impacto medioambiental muy negativo. Y entrarán alimentos tratados con pesticidas y hormonas actualmente no permitidas en la UE.
  • 6. Barra libre para las compañías mineras canadienses. El CETA implica que el sector minero canadiense, uno de los más agresivos del mundo, pueda entrar en territorio de la UE.
  • 7. Se levantará el veto a la carne y los productos derivados de animales tratados con promotores de crecimiento hasta ahora prohibidos. Lo mismo con las hormonas como la somatotropina bovina empleada para aumentar la productividad de vacas lecheras (algunos estudios la vinculan a un incremento del riesgo de cáncer de mama o de próstata). La empresa estadounidense Monsanto (número uno de las semillas transgénicas) comercializa esa hormona.
  • 8. El sector agrícola se verá perjudicado porque los tratados beneficiarán a los grandes productores, asfixiando la producción local. Aumentarán las zonas de monocultivo industrial.

Por estos y otros motivos, la Campaña No al TTIP convoca esta semana de lucha en diversas ciudades, hasta el 15 de octubre, coincidiendo también con las movilizaciones del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

Como explica el vídeo de la campaña, se han sacado a la luz las negociaciones secretas y plantado cara al poder político. “Hemos destapado los intereses de las multinacionales, reunido más de tres millones de firmas y movilizado a más de 2.000 gobiernos municipales. La gente corriente es quien tiene el poder de cambiar las cosas”.

SIGNUS,logosignus COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’.

Menéalo
Etiquetas: , ,

Sobre el autor

Silvia Melero
Periodista freelance convencida del poder de la comunicación para el cambio social. Hecha de palabras, sueños, músicas y lo vivido en años de radio, prensa y televisión. Trabajó en Radio Ñandutí de Paraguay y ha escrito guiones para videos de ONG y documentales en Humania TV. Colabora en revista 21 y dirige los proyectos Desinstrumentados y Cómo lo Cuento , Luto en Colores Twitter: @SilviaMeleroAba

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

  • El 11.10.2016 , Antonio Toston De la Calle ha comentado:

    Si no hacemos frente a esta amenaza de las Empresas dedicadas a saquear la Madre Tierra, podemos darnos por muertos vivientes. No respetarán nada que les impida los máximos beneficios de la vida en la misma.Para ello recurren a destrozarla, no respetan nada, estan ciegos de avaricia…¿donde gozaran de sus riquezas cuando nos lleven a un planeta muerto?.¡¡¡Impidamos esta locura!!!

  • El 11.10.2016 , Agustin ha comentado:

    RECUERDA NIÑO, TTIP CACA

Deja tu comentario