07.06.2016

Diez sugerencias para los niños que también leen cómic

Menéalo
Detalle de una viñeta de Dad

Detalle de una viñeta de ‘Dad, niñas de papá’.

Sigue la Feria del Libro de Madrid y hoy ‘El Asombrario’ trae diez sugerencias de cómic para todas las edades. Para el niño lector consagrado y para los pequeñajos y pequeñajas que todavía no saben leer, pero tienen un lenguaje muy desarrollado, les encanta descifrar imágenes y sienten una curiosidad infinita por descubrir nuevas historias. Un estupendo eslabón para adquirir unos hábitos lectores inigualables. Desde Tintín a Súper Patata. Desde pequeños vampiros a la náufraga Paula Crusoe.

Gracias al cómic vamos a enseñar a niños y niñas un nuevo lenguaje muy cercano al del cine. Ambos lenguajes trabajan a partir de imágenes y de una sucesión secuenciada de las mismas, utilizando casi las mismas reglas de sintaxis, de elipsis, los juegos de planos y contraplanos, los fundidos, el ritmo… El cómic va a despertar nuevos intereses y, sobre todo, va a sorprender. A los pequeños lectores les va a descubrir nuevos mundos, nuevas reglas y nuevos lenguajes. Con gestos, expresiones, onomatopeyas y símbolos cinéticos que solo se dan en este género. Y serán los símbolos cinéticos los que más les van a llamar la atención. Que no son otra cosa que elementos gráficos para representar el movimiento, el desplazamiento de los personajes y objetos en el espacio de la viñeta.

A partir de los tres años, con el cómic van a trabajar mucho la secuencialidad, muy importante a la hora de organizar el pensamiento y la ejecución de tareas. Los niños y niñas no sabrán leer aún, pero van a ir ganando autonomía poco a poco a la hora de interpretar las historias. Las viñetas que se van a encontrar no serán simples ilustraciones aisladas, sino que conllevan una verdadera gramática, con un hilo conductor. Cuando sean un poco más mayores y empiecen a leer con autonomía, habrán adquirido unos hábitos lectores inigualables que permanecerán para el resto de su vida.

Con todos estos nuevos elementos, niños y niñas tendrán que desentrañar todos los contenidos que les van a permitir disfrutar de cada nueva viñeta. Y será en la viñeta, ese espacio donde se integran imagen y texto y que representa un instante o un momento de la historieta, donde se den cuenta de que lo que se cuenta se representa a través de ilustración y texto. Todo un género donde tienen cabida el humor más absurdo, los superhéroes, las aventuras, el disparate, la historia… y, sobre todo, la fantasía.

Si eres un devorador de cómic y quieres que tu hijo, sobrina o nieta se adentren en un mundo nuevo y apasionante, es la hora de descubrirles este género con el que tendrás muchas cosas que compartir. Dos editoriales nos facilitan especialmente esta labor: Mamut -de Bang Ediciones- y Dibbuks; ambas especializadas en desarrollar estos contenidos para niños y niñas, y que ofrecen un rico y variado conjunto de títulos.

Una viñeta de 'La caca mágica'

Una viñeta de ‘La caca mágica’

‘La caca mágica’. Sergio Mora. Mamut Cómics.

Una historia sin palabras ideal para niños y niñas a partir de tres años que se quieran divertir, que aunque no sepan leer, cuentan con un lenguaje muy desarrollado, y tendrán herramientas suficientes para comprender esta historia, desentrañar el mensaje y pasárselo en grande. La caca mágica nos trae la historia de un niño que, disfrazado de conejo, duerme la siesta bajo un árbol. Hasta que un pajarito le despierta y se transforma en su peor pesadilla… ¿o será que aún está soñando? Sergio Mora nos propone una historia para sumergir al lector en un mundo poético del que solo él tiene el secreto.

'El zoo de Antón'.

‘El zoo de Antón’.

‘El zoo de Antón’. Juan Berrio. Mamut Cómics.

Otro cómic para los más pequeños; sin texto, pero con una frescura y viveza que enganchan desde la primera viñeta. A Antón le gusta mucho dibujar. Un día, mientras dibuja una mariquita, va a suceder algo mágico: ésta empieza a volar y se hace real. La mariquita juega con Antón y le descubre un mundo fantástico; con su vuelo forma una oveja, que a su vez cobra vida; ésta con su lana traza el contorno de un pato que, de repente, comienza a caminar. Y así se van a ir sumando y sumando una buena colección de nuevos amigos para Antón.

Super Jaime

¡Súper Jaime!

‘¡Súper Jaime!’. Verónica Álvarez y Daniel Martínez de Leiva. La Tribu Ediciones.

¿Qué niño o niña no ha querido ser alguna vez un superhéroe? Súper Jaime es un niño como otro cualquiera, pero algo le hace especial. Y es que cuando tiene que enfrentarse a situaciones que no le gustan, se coloca su capa de superhéroe y todo le sale rodado. Su gato Kitty y sus amigos le van acompañar en sus aventuras del día a día, con historias desternillantes y grandes momentos de emoción. Cualquier niño o niña que termine el libro va a querer irse corriendo a su armario para confeccionarse su propio traje de superhéroe.

‘Súper Patata’. Artur Laperla. Mamut Cómics.

¿Qué pasa cuando el mejor peinado de los defensores de la justicia se convierte en una patata? El maléfico Doctor Malévolo lo ha hecho; y no solo eso, sino que amenaza con convertir en patata a todo aquel que le lleve la contraria. Con lo que no cuenta el Doctor Malévolo es que SuperMax, incluso convertido en patata, no es un tubérculo cualquiera. ¡Es Súper Patata! Ideal a partir de los seis años, cuando el niño ya está más familiarizado con el lenguaje visual y está ya en contacto con las palabras.

‘Ana y Froga’. Anouk Ricard. Blackie Little Books.

Ana y su disparatada pandilla nos van a sumergir en un mundo surrealista y muy gamberro. Ana es especial como lo es su cuadrilla, compuesta por Froga, la rana bromista; Bubú, perro aspirante a artista; Cristóbal, la lombriz gourmet, y Quique, el gato travieso. Con una estética entre el cómic clásico y el álbum ilustrado, Ana y Froga nos propone mini-historias cargadas de bromas y buen rollo, donde los personajes se toman el pelo los unos a los otros con mucho cariño, pero con un punto muy grande de picardía. Anouk Ricard ha dibujado unos personajes con los que es muy fácil empatizar, hasta el punto de que las aventuras de Ana son ya un clásico en su país de origen, Francia.

'Paula Crusoe'

‘Paula Crusoe’

Paula Crusoe’. Mathilde Domecq. Dibbuks.

La pequeña Paula naufraga en una pequeña isla casi desierta. Ella que iba a tener unas vacaciones de ensueño junto con su padres y hermanos… Tras el naufragio, lo primero es reunir a toda la familia y después buscar comida y agua, y, por supuesto, construir un refugio contra las bestias salvajes. En esta isla paradisiaca, o eso parece, donde no se pueden colgar las fotos en internet, van a transcurrir las aventuras de Paula Crusoe. En la edad de Google Earth, un cómic en el que sus protagonistas van a tener que aprender a hacer señales de humo. Unas páginas llenas de creatividad y calidez gracias a los colores brillantes y el trazo muy acertado de su autora, Mathilde Domecq.

‘Mumin se enamora’. Tove Jansson. Cocobooks.

El valle de los Mumin se ha inundado, y tanto la señorita Snork como el pequeño trol Mumin salen al rescate de todos los que necesitan ayuda a causa del diluvio. Mumin va a ser muy valiente y va salvar a una conocida estrella de circo, la atractiva Miss La Guna. La Guna hará enloquecer de amor a cuantos se acerquen a ella. Pero que nadie se preocupe, esta historia tiene un gran final feliz. Tove Jansson es considerada una de las mejores novelistas de la literatura escandinava contemporánea. Por primera vez se publica en lengua castellana una parte inédita de su valioso legado: los cómics de la familia de pequeños trols Mumin, que se publicaron entre 1954 y 1974 en el periódico londinense The Evening News. Historias que van a deleitar tanto a grandes como a pequeños.

'Pequeño vampiro y la sociedad protectora de perros'.

‘Pequeño vampiro y la sociedad protectora de perros’.

‘Pequeño vampiro y la sociedad protectora de perros’. Joann Sfar. Océano Travesía.

Ahora presentamos una aventura de vampiros. El pequeño vampiro Miguel y Fantomate se encuentran en la vieja casa donde llaman, de pronto, a la puerta. Tres perros despavoridos intentan escapar de un doctor que quiere hacer experimentos con ellos. El pequeño vampiro y Fantomate van a tener que hacer uso de todo su ingenio para lograr salvarlos, ¿lo conseguirán? Océano Travesía nos trae a Joann Sfar, autor francés al que se le compara en el mundo editorial con los grandes Quentin Blake y Albert Cohen. Un cómic imprescindible para niños y niñas.

'Dad, niñas de papá'.

‘Dad, niñas de papá’.

‘Dad, niñas de papá’. Nob. Dibbuks.

Dad es un padre soltero que trabaja a tiempo completo cuidando a sus cuatro hijas. Todo ello sin dejar de lado su carrera de actor, en paro, y las ganas de vivir la vida. Este sorprendente cómic, donde se mezclan ironía, ternura y desenfado, da como resultado una visión diferente de la familia. Una historia para romper muchos esquemas a los que estamos acostumbrados. Nob no solo nos va a divertir, sino que en esta historia va a introducir temas que suelen ser considerados tabúes o aquellos ante los que la sociedad se siente incómoda. Esta particular Modern Family en versión viñetas nos va atrapar, sobre todo si somos poco convencionales.

Las aventuras de Tintín en el país de los Soviets’. Hergé. Editorial Juventud.

No puede faltar en una biblioteca infantil un libro con algunas de las aventuras de Tintín, uno de los personajes del cómic más conocido y elogiado del mundo. La publicación de Las Aventuras de Tintín en el país de los Soviets se inició en el suplemento para niños del diario belga Le Vingtième Siècle. Esta edición, en blanco y negro, respeta la original. Se trata de un libro que fue creándose a medida que se iba publicando en páginas sueltas en el periódico, sin más intención que la de interesar y divertir al lector. En aquellas primeras publicaciones, Hergé estaba sembrando una saga que iría creciendo a lo largo de los años hasta completar 24 álbumes y donde legaría a la humanidad unos personajes reconocibles en cualquier rincón del planeta.

Las aventuras de Tintin en el país de los Soviets.

‘Las aventuras de Tintín en el país de los soviets’.

Menéalo

Sobre el autor

Javier Pizarro

Maestro de Educación Infantil, desde hace más de 15 años en la escuela pública. Acompaño a los niños/as así como a sus familias en el proceso de aprender. Apasionado por la literatura infantil y juvenil, que vista desde un punto desde la aproximación adulta, resulta llena de ironía, sentido común y nos ayuda a reflexionar sobre la educación, la vida y nuestras fantasías.

Decía José Saramago en su cuento para niños La flor más grande del mundo:
“¿Y si las historias para niños fueran
de lectura obligatoria para los adultos?
¿Seríamos realmente capaces de aprender
lo que, desde hace tanto tiempo, venimos enseñando?”

Instagram: @javierpizavi

Twitter: @javierpizavi

Facebook: https://www.facebook.com/javier.pizarrovinagre

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

  • El 07.06.2016 , EFE ha comentado:

    Falta una coma. El Pequeño Vampiro no se llama Miguel, ése es el otro niño, el huérfano.

    El texto debería decir: “El Pequeño Vampiro, Miguel y Fantomate se encuentran en la vieja casa donde llaman…”

Deja tu comentario