04.01.2016

Editoriales que apuestan por historias verdes

Menéalo
Bosque de Fragile. Foto: Manuel Cuéllar.

Bosque de Fragile. Foto: Manuel Cuéllar.

Hoy nos acercamos en esta sección que nos cuenta mil historias sobre economía circular, reciclaje y medioambiente, a dos editoriales españolas destacadas por su apuesta por contenidos verdes: Impedimenta, que por ejemplo ha publicado ‘El árbol’, maravilloso libro de John Fowles, y Errata Naturae, que ya ha sacado cinco títulos de uno de los padres del pensamiento ecológico, Henry David Thoreau.

No le concedo mucho valor a las listas, pero si me viera obligado a mencionar una de las lecturas que más me han marcado a lo largo de 2015, sin duda elegiría El árbol, de John Fowles, publicado por la editorial Impedimenta. Aparte de ser un freudiano ajuste de cuentas con su padre, en este libro breve e intenso el escritor británico nos habla de las relaciones entre la literatura y la naturaleza a partir de su pasión por los árboles y los bosques. Una relación, entre los libros y el medioambiente, más estrecha de lo que parece a primera vista, como han intuido, aparte de Fowles, otros escritores, sin ir más lejos la propia traductora de esta obra, Pilar Adón.

Si en la naturaleza se recicla y nada se pierde, todo se transforma, ¿qué otra cosa hacen los escritores sino reciclar y procesar sus vidas, lecturas, anhelos o fracasos para convertirlas en historias?

Y no sólo determinados escritores, también algunas de las pequeñas editoriales han sabido vislumbrar ese vínculo entre literatura y ecología. Aunque la lista es amplia (Libros de la Catarata o Icaria, entre las más destacadas), he querido conocer de primera mano el trabajo de dos de ellas: Impedimenta y Errata Naturae, ambas radicadas en Madrid, en las que esa visión de la ecología forma parte tanto de sus propuestas como de su quehacer diario.

Aunque Impedimenta no cuenta con un catálogo específico de obras dedicadas al medioambiente, la naturaleza está presente en sus propuestas de una forma transversal, tanto por el planteamiento como por la publicación de títulos como El árbol, Otoño, de Jon McNaught, o la vida en cómic del escritor y pensador Henry David Thoreau, el padre de la ecología moderna.

“Los temas que aborda una editorial, los títulos, en suma, que conforman su apuesta de catálogo, tienen que ver con muchas cosas, pero en el caso de las editoriales independientes como Impedimenta, tienen que ver sobre todo con el gusto -estético y temático- de los editores”, explica Enrique Redel, director de la editorial, fundada en 2007. “Eso es lo que dota, de hecho, de personalidad, a un proyecto editorial. Pilar Adón, que es mi socia en la editorial, está muy concienciada medioambientalmente, le interesa mucho la relación del hombre con la naturaleza y cómo esta relación puede hacerse sostenible, y devora desde hace años todos los libros que caen en sus manos sobre el tema. No se trata de una posición oportunista, ahora que la concienciación ambiental está de moda y viste), sino de una posición diríase que vital”, .

No en vano el lema de Impedimenta desde el día de su nacimiento es una cita del Walden de Thoreau que habla de la preeminencia de los libros y los escritores sobre los reyes y emperadores. “Por eso, cuando se nos dio la oportunidad de publicar la biografía de este autor en formato cómic no nos lo pensamos”, asegura Redel. Igual ocurrió con El árbol, de Fowles, con el que abría este artículo. “Un libro que Pilar compró en Londres hace muchos años y que siempre ha estado orbitando como proyecto que al final ha visto la luz en nuestro catálogo”.

Ya que hablamos de Thoreau, su impronta es evidente en el trabajo de la editorial Errata Naturae, que cuenta con algo más de seis años de vida. Hasta el momento, han publicado cinco títulos del autor norteamericano, casi todos inéditos. La ecología, la naturaleza y la reflexión en torno al buen vivir son ejes de una parte su catálogo.

“El interés por el tema de la naturaleza y por eso que los clásicos llamaban la “vida buena”, como ocurre con el resto de temas que aparecen en nuestro catálogo, no es más que un reflejo de nuestros intereses personales”, nos explica el director de Errata, Rubén Hernández. “Creo que para bien y para mal, el catálogo de un editor independiente se halla íntimamente ligado con sus inclinaciones (y quizás también con sus flaquezas). Y aunque hay muchos temas que nos apasionan y que nunca incluiríamos en el catálogo de Errata Naturae (creo que no daré detalles…), todos los temas que finalmente incluimos surgen de una pasión, que puede desplegarse en términos estéticos, políticos, éticos…, pero que de algún modo nos agarra”.

Aparte de Thoreau, han recuperado a autores como Epicuro y Epicteto, editado un ensayo inédito de Tolstoi, Contra aquellos que nos gobiernan; y publicado a autores contemporáneos como Pierre Rabhi (Hacia la sobriedad feliz), Michel Onfray (La escultura de sí) o Doug Peacock (Mis años Grizzly). En breve llegarán a las librerías Las riquezas verdaderas, de Jean Giono, y Los búfalos de Broken Heart, de Dan O´Brien. “Con todos estos libros y algunos otros, que tiene temas que creemos que necesariamente se entrelazan (ecología, naturaleza, activismo, vida buena…), estamos tratando de proponer una constelación, y creemos que los lectores están viendo efectivamente el dibujo que entre todos esos puntos se perfila. De hecho, la respuesta de los lectores está siendo realmente muy positiva y muy superior a lo que en un principio esperábamos”, afirma Hernández.

Además del catálogo y de la forma de enfocar la literatura y su relación con el medioambiente, en una editorial es fundamental conocer los criterios de sostenibilidad que sigue a la hora de sacar un nuevo título al mercado, la producción y distribución.

Enrique Redel nos cuenta los retos que afronta Impedimenta, como otras editoriales que se toman en serio el desafío ambiental en todo el proceso. “Desgraciadamente, la editorial es una actividad más contaminante de lo que nosotros desearíamos. El proceso de fabricación del papel, los blanqueantes, las tintas, los transportes constantes de material de acá para allá (el libro es un producto de mucha rotación, entra y sale constantemente de las librerías a los almacenes y viceversa), hacen que sean constantes los intentos de conseguir que la actividad de fabricar y vender libros se haga de manera sostenible. Intentamos, en la medida de lo posible, fabricar nuestros libros en España, lo más cerca posible de nuestros almacenes, y presionamos a nuestro impresor para que utilice papeles procedentes de bosques gestionados de acuerdo con criterios de sostenibilidad. Por lo demás, intentamos fomentar el reciclaje y también intentamos concienciar a los lectores con los libros que publicamos”.

Hernández, por su parte, detalla tanto el papel como los certificados con los que trabajan en Errata Naturae: “Utilizamos un papel de cubierta Ideal Premier Mate que cuenta con las credenciales ambientales de FSC, ISO14001 y ECF; para los interiores utilizamos papeles Coral Book o Munken Print, que cuentan igualmente con las credenciales ambientales de FSC, PEFC, ISO14001 y ISO50001. Y, por supuesto, extendemos esos criterios de sostenibilidad a todos los aspectos y procesos de nuestro trabajo”.

Un proceso. Un libro. Un árbol. Un lector. Una magnífica forma de cerrar el ciclo de la naturaleza y la literatura.

Menéalo

Sobre el autor

Javier Morales
Soy escritor, periodista y profesor de escritura creativa. He publicado las novelas “Trabajar cansa” y “Pequeñas biografías por encargo” y los libros de relato “Ocho cuentos y medio”, “Lisboa” y “La despedida”. Imparto clases de escritura creativa en el taller de Clara Obligado y en la Escuela de Escritores. En Área de Descanso hablo de los libros que me gustan. Puedes seguirme en:

Facebook: www.facebook.com/javier.moralesortiz

Twitter:https://twitter.com/javiermoralesor

¿Quieres leer más artículos de este autor?

1 Comentario

  • Alex Mene Dice:
    06.01.2016

    Muy interesante.

  • Enviar un comentario