21.09.2016

El festival de arte urbano Milestone pone aura y color a Girona

Menéalo
Obra de Nano en Milestone Project de Girona. Foto:

Obra de Nano 4841 en Milestone Project, Girona. Foto: Mike Water.

Girona tiene aura. Hasta Benjamin Walter estaría de acuerdo. En sus paredes, en sus columnas, en su suelo, en el movimiento del Ter y hasta en la depuradora. Cinco ediciones de Milestone dan para mucho y las huellas de festival de arte urbano ya son señas de identidad de la ciudad. Milestone es un punto de encuentro o un cambio de rumbo, eso ha habido en Girona este mes, del día 9 al 17: citas con el arte, un grito mental a quien encuentre el aura, debate por el arte y la muestra de que el aura transmitida por una obra puede volver el alma en otra dirección.

Milestone se proyecta como productor, conector y expositor de ideas artísticas y pensamiento. Busca el debate sobre el arte, por eso lo lleva a las calles, sacándolo de museos y galerías para ponerlo al alcance de todos. Por sus ediciones han pasado artistas como Blu, Sam3, los ucranianos Interesni Kazki o Erica il Cane, autora del mural de la Cocollona, que ya es un símbolo más de Girona. La obra interpreta al personaje mitad cocodrilo, mitad mariposa, protagonista de una leyenda local.

El festival busca ser motor de pensamiento y, como creadores del magnetismo, en esta edición han participado los artistas Eltono, Nuria Mora, Nano4814, Anna Taratiel, 3ttman, Pelucas, Spy y Luce. Nuevas obras de arte como semilla del debate, como pilar de la libertad de expresión, como muestra de que el arte debe salir a las calles y formar parte del espacio público. Aunque el urbano sea, por su naturaleza, de los artes más efímeros en forma, los creadores de Milestone saben que es de los que más calan. Afortunados los que logran ver su aura al cruzárselo en su camino. Girona puede ser el sitio.

Ignacio Moltó y Xavi Masó son los directores de este festival. Entre sus logros figura que un paseo por el carril bici sea una contemplación constante de street art; han conseguido que La Font de la Pólvora, una de las barriadas más problemáticas de Girona, se convierta en un soporte para el arte, observado en sus calles y comentado por sus vecinos. “Hay que sacar el arte a la calle para que se hable de él”, apunta Montó. Persiguen que el festival sea más que una exhibición del arte urbano; su idea busca generar filosofía, remover el pensamiento. Siguiendo esta estela, este año hubo un coloquio sobre el concepto de aura del pensador alemán Walter Benjamin, quien también ha sido musa de algunos artistas presentes, como la catalana Anna Taratiel.

luce-1

Luce en Milestone Project. Foto: MIke Water.

Luce en Milestone Project. Foto: Mike Water.

Taratiel ha realizado un mural en el Parque Científico de la Universidad de Girona; uno de los elementos que ha utilizado es el óxido, y la artista explica que en la elección de la textura ha estado presente el pensador alemán: “Él trabajaba mucho lo que era el alma de la obra, algo que no se pudiera reproducir; el óxido que utilizo no se puede reproducir porque es una textura, es un material; también el hecho de crear una pieza única para este espacio, es decir que no pueda trasponerse a ningún otro lugar. Sin Walter tal vez habría salido otra cosa”.

El mural de Taratiel destaca y armoniza con el monte que tiene detrás, deja a la vista algo del hormigón que destaca en este lugar donde la rutina del trabajo tiene un poco de color. “Vine a ver el espacio, me gusta mucho trabajar con el entorno y con los elementos que hay en él”.

El artista francés Eltono y la madrileña Nuria Mora han trabajado en instalaciones dentro del río Ter. El sonido del agua del río pone banda sonora a la coreografía de las intervenciones. Son 15 esculturas cinéticas concebidas “para que hagan un baile entre ellas, que estén siempre cambiando, que la gente al pasar varias veces vea cada vez algo nuevo; no representan nada, son abstractas”, explica Eltono.

“Es un poco un diálogo con el entorno que hay; estamos en un sitio orgánico, es un festival de arte urbano”, explica Mora. Es la primera vez que los dos artistas trabajan en un paraje natural. “Normalmente, estamos acostumbrados a trabajar en ciudades y salas de exposiciones. Queríamos hacer una instalación de piezas que tuvieran en cuenta el lugar, que es algo que tanto en la obra de Eltono como en la mía está muy presente. No hacemos nada que no esté en diálogo con el lugar, no hacemos pinturas que sean una pegatina que valga aquí o en Toledo o en Nueva York, no es siempre lo mismo y queríamos trasladar ese espíritu aquí”.

Obra de 3ttman en Milestone Project. Foto: MIke Water.

Obra de 3ttman en Milestone Project. Foto: Mike Water.

Su primera decisión fue trabajar con esculturas y vieron en la corriente la energía para ellas. Una fuerza para aprovechar.

Cerca de las esculturas que dialogan con el entorno queda la depuradora intervenida por El Pelucas. Una explosión de colores y estilos pueblan las columnas de la depuradora; por abajo, compresas, pañales y todo lo que se imaginan en una depuradora, lo que para muchos sería una metáfora de la dura realidad. “Me gusta utilizar muchos colores, porque si haces un trabajo en un espacio público, parece que es más agradecido ponerles algo alegre. La gente ya sabe lo que hay y conoce como está todo; por lo menos, se trata de darles algo de vida. Transformar los espacios para algo alegre. Yo trabajo improvisando, al final todo va teniendo un sentido. No hay discurso, simplemente trabajo con las energías que tengo, con los colores que hay, y lo dejo abierto, me gusta que la gente interprete”.

El río ha sido el marco de varios artistas este año. Spy tenía intención de realizar una obra utilizando el agua y creando una cascada artificial en la Plaza Cataluña, pero la lluvia aguó su idea y su instalación finalmente fue cancelada, por motivos de seguridad. Gajes del arte urbano, la calle es de todos y por ahí se puede desbordar hasta el caudal del río.

Obra de Anna Taratiel

Obra de Anna Taratiel en Milestone Project. Foto: Mike Walter.

Lejos de la corriente del río, Nano 4841 deja su huella en la que era una sombría fachada posterior del instituto Narcís Xifra. Sin luz y de espaldas a la vida del instituto, frente a una frutería y a unos pisos dormitorio, luce ahora la obra del artista gallego. Allí la miran mujeres con carros de la compra. “Nano tiene una obra muy colorida, casi latina. Es una representación un poco más abstracta, no es lo que suele hacer. Quería cambiar un poco su registro visual de interpretación del arte. La obra histórica de Nano ha sido principalmente figurativa. Es un artista que trabaja mucho el color”, explica Ignacio Moltó.

Por las calles de Girona, la abstracción y la figuración se mezclan con arte que utiliza símbolos del imaginario cotidiano como los emoticonos. El artista francés 3ttman consigue hacer evidente que cualquier forma de expresión puede trascender lo banal, tener aura y convertirse en arte.

Milestone este año ha puesto más arte en Girona y, por si el diálogo que genere en la ciudad se queda corto, pone altavoz cruzando fronteras a la vecina Sarrià de Ter; allí Luce intervino una de las paredes del pabellón municipal.

Milestone es el culpable de las esculturas de pensamiento, los colores de la filosofía y el arte de las calles de Girona. Aunque la corriente del río arranque las esculturas, el baile de antes dejará un ritmo establecido; aunque los muros que portan los grafitis sean derribados, jamás podrán romper el aura que han transmitido. Girona tiene ventanas al río y al pensamiento artístico.

Reportaje de la edición de Milestone Project de 2015.

Menéalo

Sobre el autor

Ilda Mosquera

Desde que aprendí a escribir me encantó hacerlo, siempre que no fuera en un dictado. Me licencié en comunicación audiovisual y periodismo con la intención de que estas carreras me ayudasen a cumplir mis sueños. Los hago realidad, de vez en cuando, en la revista Madriz, en la tele y en mi blog
Puedes seguirme en Twitter: @ildadevent

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario