08.09.2017

España consigue ser uno de los 10 países con mayor mercado de alimentos ecológicos

Menéalo
Alimentación ecológica. Foto: Creative Commons.

Alimentación ecológica. Foto: Creative Commons.

España supera ya los dos millones de hectáreas de cultivos ecológicos, con casi 40.000 operadores. Y logra entrar en la lista de los diez países del mundo con mayor mercado de este tipo de alimentos. Repasamos en esta sección que apuesta por un consumo más consciente y responsable los últimos y esperanzadores datos, con Andalucía a la cabeza.

POR JAVIER RICO

Tomates amarillo, moruno, pera, rosado, cherry o cojón de cura y de ensalada. Todos los cultiva Ecosecha a la vera del río Jarama, en Rivas-Vaciamadrid, a 15 kilómetros de la Puerta del Sol. Y en Nalda, un pueblo del valle del río Iregua (La Rioja), la asociación El Colletero/Huertas del Iregua se prepara para un otoño repleto de coles: berza amarilla, asa de cántaro, lombarda, de Bruselas…

Ecosecha y El Colletero son dos de los 39.744 operadores de agricultura y productos ecológicos que hay en España, según las últimas cifras al alza de 2016 aportadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama). Producción y consumo pegados al territorio, en régimen de cooperativa, respetando los ciclos naturales de los cultivos, con variedades tradicionales y sin usar productos químicos de síntesis son algunas de las características que definen a estos y otros proyectos.

Andalucía domina tanto en el campo de los operadores (13.495) como en el de la superficie, al alcanzar la mitad de los dos millones de hectáreas del total. Superficie que no para de crecer año a año. Los datos del Mapama señalan que en 2016 aumentó un 2,5% respecto a 2015, llegando a los 2.019.000 de hectáreas. “La mitad se destina a pastos permanentes, una cuarta parte a cultivos de tierras arables y la otra cuarta parte a cultivos permanentes”, detallan desde el ministerio.

Crecen los cultivos y las industrias

En el apartado vegetal se destaca el aumento de hectáreas dedicadas a cereales, tubérculos, hortalizas, frutales, frutos secos, cítricos y viñedos; y en el animal el de las explotaciones de bovino de leche, cuyo número se duplica, y el número de aves de corral, que ha visto multiplicadas por dos sus cifras. En cuanto a industrias agroalimentarias, también se registra un crecimiento positivo (9%), con 5.663 en la producción vegetal y 952 en la animal.

Así como el uso de fertilizantes y fitosanitarios químicos de síntesis están desterrados de la agricultura ecológica, ocurre lo mismo con antibióticos, hormonas de crecimiento y hacinamiento en la ganadería ecológica. Aunque esto no evita que se den casos de contaminación cruzada e incluso malas prácticas, los casos más sonados de crisis alimentarias de los últimos años llevan el sello de la ganadería intensiva: vacas locas, pollos con dioxinas y, más recientemente, contaminación de huevos por el insecticida fipronil.

En cuanto a las malas prácticas, se detectan tras los exhaustivos controles que pasan este tipo de cultivos y producciones. Como recuerda el Mapama, entre otras exigencias, se realiza al menos una visita anual a los distintos operadores. El número de controles oficiales realizados en 2016 fue de 46.632 y el de incumplimientos (irregularidades o infracciones) afectó a 942 operadores, el 2% del total.

Un 25% más de cuota de mercado desde 2014

Precisamente entre los datos de los operadores destaca el incremento en 2016 de su número en un 5,3%, pero especialmente el 27% de los exportadores, algo que responde al perfil español de ser un país más de cultivo y exportación que de consumo. Sin embargo, esto cambia progresivamente. Ecovalia, una de las asociaciones que como la Sociedad Española de Agricultura Ecológica y Vida Sana, promocionan en nuestro país este sector, daba a conocer a principios de año unos datos que marcan un cambio de tendencia: “Nuestro mercado ecológico ha crecido un 25% desde 2014, porcentaje que nos sitúa como los campeones a nivel mundial”.

Las cifras las extrae Ecovalia del informe anual del Instituto para la Investigación en Agricultura, conocido por sus siglas de origen en alemán: FiBL. Se valora también que “España ha entrado en la lista de los diez países con mayor mercado ecológico, por valor de unos 1.500 millones de euros”. De los 75.000 millones que se generan a nivel mundial, Estados Unidos acapara 36.000 millones y le sigue la patria del FiBL, Alemania, líder indiscutible en Europa con 8.500 millones de los 30.000 que se mueven en el continente.

La demanda en España ha crecido porque se han multiplicado las vías de comercialización, muchas de ellas pegadas a la producción, lo que ha limado uno de los escollos que tradicionalmente soporta el sector: contar con productos más caros que los convencionales. Los cientos de grupos de consumo y cooperativas creadas en España, de los que, por ejemplo, Ecosecha y El Colletero son partícipes, permiten que muchas verduras, carnes e incluso alimentos procesados lleguen al consumidor directamente desde quien los elabora, reduciendo el coste de los mismos porque se han obtenido a unas pocas decenas de kilómetros de distancia.

Menéalo

Sobre el autor

Un comentario

  • El 10.09.2017 , Jordi ha comentado:

    mientras que el Estado Español conserva el 95 % de los cultivos transgénicos en Europa…lo siento, pero hay ke decirlo todo…

Deja tu comentario