Folkarria: el eco-festival folk que une a los pueblos de Europa bailando
28.04.2017

Folkarria: el eco-festival folk que une a los pueblos de Europa bailando

Menéalo
Una imagen tomada en la pasada edición del Festival Folkarria.

Una imagen tomada en la pasada edición del Festival Folkarria.

Un festival para gente bailonga, que pretende difundir la música folk europea y las danzas tradicionales de países vecinos como instrumentos de integración cultural y encuentro entre las personas. La 7ª edición de Folkarria Eco Festi-bal se celebra este último fin de semana de abril en Valdemorillo. A la sierra madrileña llegarán grupos nacionales e internacionales en una iniciativa que combina también la sensibilización ecológica y el consumo responsable.

“¿Por qué no hacemos un festival aquí de bal folk en vez de irnos a bailar a Francia?”. Lo pensaron y se embarcaron en la aventura, que ya celebra su séptima edición, como cuenta Tamara Alía Prieto desde la organización del festival Folkarria. “Somos un grupo de personas apasionadas por el folk que vamos a festivales que se organizan en otros países europeos y que decidimos organizar uno para promocionar la música y la danza folk. Nos apasiona bailar, nos cruzamos con el mundo del bal folk y nos entregamos a esta pasión de disfrutar de la música en vivo con bailarines en vivo”.

El bal folk es un movimiento que surge en Francia, también en Bélgica, y que trata de recuperar las danzas tradicionales europeas que se bailaban siempre en las fiestas populares. “Es un movimiento para recuperar la danza como relación humana entre personas. En Francia tienen ya la segunda y tercera generación de bailarines. Vas a los festivales y hay gente mayor, con sus hijos y en algunos casos sus nietos. Allí prácticamente cualquier fin de semana en algún pueblo puedes encontrar esta música para bailar”, indica Tamara. A través de esas danzas del folclore europeo, surgió una oleada de músicos jóvenes que empezaron a versionar melodías tradicionales y hacer composiciones propias. Hoy en día hay un plantel de músicos franceses y belgas sobre todo, pero también italianos, españoles y portugueses, que están construyendo nuevas melodías para estos bailes. En Folkarria el público puede bailar desde mazurca a polka pasando por schwertertanz (danza de las espadas), tarantela, círculos circasianos o scottish.

Este año contarán con una peculiar actividad a cargo de la asociación Folqué: el taller Bal folk/Marca interactiva. “La danza de bal folk está evolucionando a ir más allá del género y de que alguien mande en el encuentro con otro; avanza hacia que las dos personas se escuchen y puedan crear su propia danza. A cada persona le da un lugar en el baile con el protagonismo y la responsabilidad que conlleva no sólo llevar o dejarte llevar”, explica Tamara.

Iniciativas como este festival nos acercan a la cultura de nuestros vecinos europeos, algo que ha quedado totalmente descuidado en el proceso de construcción europeo, que pretendió la integración económica sin propiciar el conocimiento cultural entre los pueblos. “Por eso desde el principio Folkarria ha sido un festival internacional, hemos entrado en la red internacional de festivales de este tipo y siempre viene gente de Italia, Francia, Portugal, Bélgica, Inglaterra… Es un encuentro más allá de la lengua, nos une bailar”.

De esta forma, un baile que puede ser propio de un pueblo pequeño de la Gascuña francesa este fin de semana pueden estar bailándolo cientos de personas en una carpa del festival. “He sido muy apasionada de la mazurca, un baile de pareja con músicas embriagadoras que te llevan a entenderte con el otro de forma muy especial. Pero últimamente estoy apasionada con la música gascona. Este año tenemos en el festival a La Base Duo, hacen danzas de la zona de Gascuña, como el rondó”.

Folkarria apuesta por los grupos jóvenes y talentosos que los organizadores han escuchado en Europa, y este año el festival cuenta con la música de Les Bottines Artistiques (Bélgica) y Bargainatt (Francia) en conciertos que continúan con jam session. “Este año cumplimos un sueño porque traemos a Ciac Boum, de la región de Poitou; además del concierto, hacen taller de danzas de su región, con bailes muy enérgicos en los que también se canta, y taller de violín”. Los belgas EmBRUN, una referencia en el mundo del bal folk, y la música de Bal Barbare con vals, mazurkas, círculos… contribuirán también a que el público se acerque a las raíces europeas.

Habrá participación española con el grupo Acetre, que se autodenomina folk bilingüe, porque están en la frontera entre Badajoz y Portugal. Y un año más se realiza el concurso de grupos, cuyo ganador estará en el cartel del festival el año que viene. En esta edición son finalistas La Lanterne (música folclórica contemporánea), Zagala (grupo de Madrid que recupera el folclore tradicional castellano con percusión tradicional) y Faluka (danzas del Mediterráneo, Macedonia, Turquía, Bulgaria, con instrumentos muy variados). “La particularidad del concurso es que hacen primero un pequeño taller de las danzas que van a tocar y luego ofrecen el concierto y el público baila”, apunta la organizadora.

Además de los conciertos, habrá talleres de canto, de construcción de pandero cuadrado, cuentacuentos y un espacio creativo de diálogo entre las artes plásticas y la música. “Nos dirigimos a un público familiar, Folkarria es un festival amable para niños y niñas”.

La apuesta por la comida saludable, ecológica, de productores locales, con opciones veganas, vegetarianas y carnívoras para quien lo necesite es otra característica del festival. Junto al mercado de artesanía. “Para nosotros es importante darles espacio a lo que hacen los artesanos, porque tiene la misma raíz: recuperar la tradición como forma de relación. En este caso recuperan la creación manual creativa”.

Folkarria se celebra del 28 al 30 de abril en Valdemorillo (Madrid). www.folkarria.es

Menéalo

Sobre el autor

Silvia Melero
Periodista freelance convencida del poder de la comunicación para el cambio social. Hecha de palabras, sueños, músicas y lo vivido en años de radio, prensa y televisión. Trabajó en Radio Ñandutí de Paraguay y ha escrito guiones para videos de ONG y documentales en Humania TV. Colabora en revista 21 y dirige los proyectos Desinstrumentados y Cómo lo Cuento , Luto en Colores Twitter: @SilviaMeleroAba

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario