02.03.2017

‘Fuenteovejuna’: Mujeres gitanas a una

Menéalo
Fuenteovejuna en versión de Pepa Gamboa. Foto: Teatro Español.

‘Fuenteovejuna’ en versión de Pepa Gamboa. Foto: Teatro Español.

Un día asistieron a un taller de teatro y se les abrió una puerta que ni imaginaban. Una oportunidad más allá de las dificultades diarias de la vida en el poblado chabolista El Vacie (Sevilla) para pisar las tablas de los teatros y representar primero ‘La Casa de Bernarda Alba’ (2010), hace un mes estrenar en el Teatro Español ‘Fuenteovejuna’, y ahora salir de gira por España con esta obra. Mujeres gitanas que han conquistado espacios de libertad en su comunidad para interpretar ahora el sentir de un pueblo que se levantó contra la opresión del comendador.

“Ahora nos admiran a las mujeres, tenemos libertad, hemos podido salir de nuestro agujero”. Así se expresa Rocío Montero Maya, una de las actrices que protagonizan la obra Fuenteovejuna, de Lope de Vega, estrenada recientemente en el Teatro Español, y que ahora comienza a girar por España. Los próximos días 4 y 5 de marzo, estarán en Valencia.

Rocío vive en el poblado chabolista El Vacie en Sevilla. Junto a otras mujeres gitanas ha experimentado cómo el teatro ha cambiado sus vidas. Interpreta a la alcaldesa de Fuenteovejuna. Es el segundo montaje en el que participa, tras el éxito de La Casa de Bernarda Alba de Lorca en 2010.

Todo comenzó con unos talleres impulsados por el TNT (Centro Internacional de Investigación Teatral) y la actriz Silvia Garzón. Rocío recuerda ese momento: “Estábamos en las chabolas, Silvia vino a hacer los talleres, 20 gitanas hicimos los talleres y quedan la mitad. Yo quería seguir. Me puso una corona de reina y me preguntó qué me gustaría hacer. Yo quería un trabajo, he trabajado siete años en un comedor de niños, ni me imaginaba que podía hacer teatro. No sé leer ni escribir, sólo sé poner mi nombre. De cabeza y memoria yo lo iba haciendo”. Hace referencia a cómo es su vida en el poblado. “Es muy difícil vivir en una chabola, que no es una vivienda, dejar a los niños, hablar con el marido para ir a ensayar…”.

Ricardo Iniesta, director del TNT, pone en valor la valentía de estas mujeres, el desafío que han hecho a las leyes gitanas, a sus maridos, a sus costumbres, llevando a escena su autenticidad y ancestralidad. “El TNT está a 200 metros del barrio, que en realidad son 200 años de distancia. Viven sin alcantarillado, sin agua caliente, sin asfalto. La sobrecarga que tienen estas mujeres es lo que da esa fuerza escénica”. Recuerda que La Casa de Bernarda Alba fue un “acontecimiento teatral y social” y que la Comisión de Justicia Europea las ha puesto como ejemplo de inclusión social. “Esto es un salto cualitativo respecto a La Casa de Bernarda Alba. Me emociona ver cómo han crecido como actrices sin ser profesionales. Tienen tablas por esa situación tan límite que viven en su día a día. Nuria Espert le dijo a Rocío: yo hago de Bernarda, pero tú eres Bernarda”.

A Rocío se le saltan las lágrimas cuando explica lo complicado que le resultó asistir al estreno de Fuenteovejuna en el Teatro Español de Madrid a finales de enero. “Gracias por abrir las puertas del teatro a las gitanas de nuevo. Estamos contentas, orgullosas, estamos aquí gracias a ellos; le dije a Ricardo: suspéndelo. Yo llevaba un luto de los pies a la cabeza, murió mi cuñado muy joven. No podemos ver la tele ni salir cuando estamos de luto, hablamos con Ricardo, el luto es muy sagrado para nosotros. Hablé con mi marido: si no voy yo, no van a ir todas, y al final me quité el luto yo, aunque fue muy duro, y él siguió”.

Y ahí estuvo, junto a sus compañeras, representando este montaje dirigido por Pepa Gamboa. “Ver esas conquistas sociales, pequeñas y grandes, ese crecimiento, enriquece mucho”. Eligió el Fuenteovejuna de Lope de Vega por ser una obra universal y coral, que además refleja el sentido de honor y honra que ellas tienen tan integrado, reflejado en la verdad que hay en sus palabras y el sentir de los hechos. “Se trata de un trabajo coral, experimental, lo más importante son ellas. Cómo se vivía en esa época y cómo viven ellas hoy en el poblado gitano. Es una obra desde la libertad, una visita a las emociones, irónica, con juego”. Hay sentido del humor en esta representación que parte de la dramaturgia de Antonio Álamo. Y alguna que otra sorpresa en escena, como los momentos en los que ellas cantan. Nos traen así la historia tomada de un hecho histórico, en un pueblo cordobés, en tiempos de los Reyes Católicos, cuando un protagonista colectivo (todo un pueblo) se levanta contra la opresión y asesina al Comendador (interpretado por el actor profesional David Montero).

“Mi intención no fue montar Fuenteovejuna para denunciar la condición de exclusión social que vive el colectivo romaní en El Vacie, porque la misma presencia de estas actrices en escena da cuenta de ello. Es más bien, siguiendo la topología política esbozada por el filósofo Jacques Ranciere, situarlas en el vórtice político que inadvertidamente pero con todo el derecho ocupan: el de decir, representar y denunciar esto por todos”, apunta Pepa.

Un momento de la representación de 'Fuenteovejuna'. Foto: Teatro Español.

Un momento de la representación de ‘Fuenteovejuna’. Foto: Teatro Español.

En escena las acompaña otra actriz profesional, Bea Ortega. “Es la segunda vez que estoy con ellas en esta andadura, me enriquece muchísimo, aprendo de su valentía, no cualquiera se sube a las tablas, y son ellas mismas”.

La experiencia teatral ha sido transformadora para ellas, para sus familias y su comunidad, porque sus conquistas son un referente para otras mujeres. Cuando el TNT inició los talleres de teatro en colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla, eligieron hacerlo en El Vacie para trabajar con ellas. Visitaron una a una las chabolas. Se encontraron con que sus habitantes no sabían qué era el teatro, como mucho veían las telenovelas en televisión. “Las invitamos un día al teatro, dijeron que ellas querían hacer eso. Al principio, cuando iban a ensayar, tenían problemas con los maridos. Fueron consiguiendo más autonomía. Ahora en el Carrefour les piden autógrafos. Son heroínas en su barrio, referentes”.

Esta ‘Fuenteovejuna’ de Pepa Gamboa se representará en Valencia (4 y 5 de marzo), Elda (8 marzo), Utrera (17 marzo), Lebrija (18 marzo), Murcia (6 mayo) y Chinchilla (28 junio).

La Fuenteovejuna de Pepa Gamboa. Foto: Teatro Español.

La Fuenteovejuna de Pepa Gamboa. Foto: Teatro Español.

Menéalo

Sobre el autor

Silvia Melero
Periodista freelance convencida del poder de la comunicación para el cambio social. Hecha de palabras, sueños, músicas y lo vivido en años de radio, prensa y televisión. Trabajó en Radio Ñandutí de Paraguay y ha escrito guiones para videos de ONG y documentales en Humania TV. Colabora en revista 21 y dirige los proyectos Desinstrumentados y Cómo lo Cuento , Luto en Colores Twitter: @SilviaMeleroAba

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

  • El 02.03.2017 , Francisca Corbalán Miras ha comentado:

    Me gusta todo lo que se refiere a las mujeres que saben vivir con garra y lealtad a su pensamiento . en hora buena para ese grupo fantástico que tienen esa fuerza.

  • El 17.03.2017 , María de los Angeles Marcos Toscano ha comentado:

    BUENAS NOCHES,OS ACABO DE VER EN LA ACTUACIÓN ESPECTACULAR,EN UTRERA,SEVILLA. GRACIAS Y MIL GRACIAS A CADA UN@ DE VOSOTR@S.ME LO HE PASADO GENIAL,DISFRUTANDO CADA MOMENTO,CON MI JESÚS. LO DIGO OTRA VEZ AGRADECIDA DE QUE HAYÁIS HECHO DISFRUTAR CON TODA CLASE DE EMOCIONES. MUCHOS ÉXITOS, MUCHOS CONTRATOS QUE VALÉIS MUCHO.MILLLLL BESOS

Deja tu comentario