19.08.2017

Geografías de Mujer

Menéalo
Desnudo recostado de Modigliani.

Desnudo recostado de Modigliani.

Llegamos a la entrega número 13 de nuestros ‘Relatos de Agosto’ con tres poéticas píldoras en torno al cuerpo femenino, eje de nuestra serie de este verano.

POR JOSÉ LUIS LEJÁRRAGA

El regreso

Entra sigiloso en la habitación, luz de luna tamizada por visillos, y vislumbra el cuerpo de su mujer sobre la cama. Olvida la larga jornada de trabajo; no siente fatiga ni le vence el sueño como tantas otras veces. Contempla el cuerpo desnudo en posición fetal. Admira sus redondeces, los pliegues en los glúteos y caderas de los que ella abomina, ahora que se acerca el momento, eso dice, en el que la mujer deja de ser mujer. Él, en cambio, la ve más femenina, más sabia, experta conocedora de los resortes que despiertan el deseo aletargado. Desnudo, se acurruca junto a ella y busca encajar su osamenta en el laberinto de concavidades que tanto ama, como una reminiscencia del acomodo en el útero.

Volcán

Ante la muerte inevitable, los amantes inician su ritual. Él vierte vino y aceite sobre el vientre de la mujer, que ronronea como un gato, desliza con sabiduría sus dedos de oficiante y traza senderos geométricos sobre el lienzo de piel erizada. Se embriagan con el aroma turbador de aceites y taninos, a la espera del sueño de un gozo perpetuo, fundidos en un solo cuerpo bajo el manto de lava.

El peregrino

Peregrino en tu cuerpo, mis ojos están atrapados en tu geografía indómita que recorro hasta el lugar más secreto de tus células. En ellas viajaré para emerger desde tu ombligo abisal en una travesía al horizonte de tus hombros. Si lo alcanzo, me aferraré a él, como a una línea de vida en un tejado.

ENTREGAS ANTERIORES

‘Relatos de Agosto’ en torno al cuerpo femenino. ‘La Piñata Niña’

NO, no soy Grace

Pecado

El tatuaje más perfecto

Mamá, soy yo, he llegado, despierta

Ya no se frotaba los pezones con aceite… 

¡Necesito una hija!

Lisístrata, no me volverás a tocar

En lo más íntimo de las muñecas

¿Qué ha sido de aquella cinturilla mía?

A partir de ahora puedes tener bebés

Un buen servicio a domicilio

Menéalo

Sobre el autor

Un comentario

  • El 19.08.2017 , Anónimo ha comentado:

    Estupendos relatos cortos. El primero me ha traído bellos recuerdos y una profunda nostalgia.

Deja tu comentario