06.04.2015

La política de recortes también se ceba con los árboles de Madrid

Menéalo
Panorámicas realizadas por José Manuel Ballester. Arriba, el estado en el que ha quedado este tramo del Paseo del Prado y abajo, una representación de cómo era.

Panorámicas realizadas por José Manuel Ballester. Arriba, el estado en el que ha quedado este tramo del Paseo del Prado y abajo, una representación de cómo era antes de la intervención del Ayuntamiento.

El equipo municipal liderado por Ana Botella ha decidido despedirse de la ciudad por todo lo bajo: sentenciando a muerte a casi 1.500 árboles en Madrid; de ellos, 300 en el eje más monumental y mundialmente conocido de la ciudad: el Paseo del Prado, la ‘milla’ de oro de los museos, el ‘jardín’ del Prado y el Thyssen. ‘El Asombrario’ continúa aquí, de la mano del artista José Manuel Ballester, su campaña a favor de un pacto de la ciudad con sus árboles, abandonados y maltratados durante lustros, y ahora condenados a una tala masiva.

Con el argumento de que están enfermos y que la caída de ramas ha causado la muerte de dos personas en los últimos años en la ciudad (y que conste aquí todo nuestro respeto a esas dos víctimas, pero las desgracias nunca se pueden manipular por intereses espurios), el equipo del PP ha decidido cortar por lo sano y llevar su programa de amputaciones también al arbolado de Madrid, y en sus zonas más sensibles y turísticas, el eje Prado-Recoletos. Sin mayores explicaciones, ni campañas de información, ni debate con los vecinos, ni proyecto de reforestación, ni plan con otras medidas de saneamiento, como se realiza en cualquier otra ciudad europea, donde, ante ejemplares enfermos, se busca tratarlos o incluso apuntalarlos. Aquí, el PP ha optado una vez más por la comodidad de los recortes.

El estado en el que ha quedado la fachada de la Biblioteca Nacional. Abajo, como columnas, los árboles que se han talado. Foto: José Manuel Ballester.

El estado en el que ha quedado la fachada de la Biblioteca Nacional. Abajo, como columnas, los árboles que se han talado. Foto: José Manuel Ballester.

La Ventana Verde de El Asombrario ha decidido hacer bandera de lo que considera un acto más de radicalismo municipal; publica hoy este reportaje gráfico-artístico del madrileño José Manuel Ballester -premio Nacional de Fotografía 2010 y artista especialmente sensibilizado con las agresiones a la naturaleza- para pedir un poco de cordura y un pacto de la capital con la naturaleza. Invita también a todos los lectores y a gente del mundo de la cultura y la política municipal a lanzar, a través de los comentarios de este artículo, ideas para estructurar una campaña de protesta contra una decisión tan radical, que no ha terminado, sino que se extenderá con diversas ramificaciones. Todo con el ánimo de debatir, y más ahora que estamos ya en campaña electoral, qué modelo de ciudad queremos.

Para ampliar información, el artículo que escribió la semana pasada Ballester en El Asombrario sobre cómo Cibeles y Neptuno abandonan el paseo del Prado ante nuestra deslealtad con ellos, dioses de la naturaleza, y que ya ha sido compartido en redes por más de 3.000 personas; el artículo que ya en septiembre preveía lo que se le venía encima a Madrid, y varias entregas más de la sección Ventana Verde pidiendo una mayor armonía de nuestra sociedad con los árboles:

El Ayuntamiento condena a los árboles. Madrid abandonado por sus dioses. 

Los recortes y amputaciones ya planean también sobre los árboles. 

El hombre que ama a los árboles maduros. 

Los mejores versos antiincendios 

Colores de otoño, la resistencia civil de Thoreau y Gabriel Celaya. 

Refugio en el Botánico de Madrid entre el metafórico mar de basuras. 

Proponemos desde aquí, en nombre del respeto a nuestros árboles, que simboliza la sensibilidad con todo lo que nos rodea, un movimiento ciudadano por un mayor civismo y una mejor gobernanza.

El aspecto cercano a Colón. Fotos: José Manuel Ballester.

El aspecto cercano a Colón. Fotos: José Manuel Ballester.

El paseo del Prado este fin de semana a la altura del Museo Thyssen. Fotografía José Manuel Ballester.

El paseo del Prado este fin de semana a la altura del Museo Thyssen. Fotografía José Manuel Ballester.

SIGNUS, COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE  ‘EL ASOMBRARIO’ 

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

11 comentarios

  • El 06.04.2015 , Forestal ha comentado:

    Hola,
    Lo primero dejar claro que no estoy a favor casi nunca de este ayuntamiento que tenemos en Madrid, por si las moscas (más bien soy de ideas muy contrarias).
    Últimamente no dejo de leer que si estos políticos son esto, son lo otro, que si mira que talar los árboles con lo bonitos que son, y lo que es peor, con lo sanos que se les ve…
    En España si algo sabemos hacer bien, es opinar de cualquier cosa sin tener ni idea (ojo que no digo que el autor de este artículo no lo tenga, no quiero polémicas), y uno se empieza a cansar.
    ¿Que no se dé explicaciones a los ciudadanos? Mal, muy mal, porque para eso somos los que vivimos en esta ciudad.
    Pero cuidado, Madrid tiene un parque forestal muy antiguo (mucho), y los árboles, como seres vivos que son, nacen, se hacen mayores, y mueren. Y si se mueren, causan muchos problemas, por lo tanto hay que intentar atajarlos antes.
    Que se han plantado árboles a diestro y siniestro sin conocimiento alguno hace muchos años está claro, no hay más que ver zonas como la calle Pez, con árboles “clavados” en cemento, con metros y metros de tuberías debajo que no les dejan expandir sus raíces, y donde apenas da el sol un par de horas al día. Eso es lo que no se puede consentir, eso es tirar el dinero.
    Así que creo que esta es la única cosa que hasta ahora estoy casi convencido de que no están haciendo mal, ya que no es fácil ponerse a talar árboles sin que la gente se te tire encima. Pero, ¿cuántas asociaciones “verdes” habéis visto encadenadas en el Paseo de Recoletos? Yo ninguna, por algo será…

    Un saludo 🙂

    • El 07.04.2015 , Phoracantha ha comentado:

      Forestal,
      los árboles que veo plantados en la calle Pez, según Google Street View, son Ligustrum japonica. Una especie de pequeño porte, que yo considero adecuada para una calle estrecha como Pez, nada que ver con plátanos, robinias y similares. No creo que esté tan mal, la dimensión de las raíces de estos pequeños árboles no creo que sean tan exigentes.
      El ejemplo que pones de la calle Pez creo que no es el más adecuado, porque los 1.500 ejemplares que han cortado (ahí es nada) no estaban en estrechas callejuelas, sino en amplias calles o avenidas. ¿Tú crees que ambos casos son comparables? yo no.
      Por otra parte ¿tú crees que todos esos mil y pico ejemplares estaban todos para talarlos por riesgo de caer total o parcialmente? yo estoy seguro que no. Al menos mientras no den explicaciones claras y detalladas.
      Y no te discuto que la elección de especies ha sido en su día, o sigue siendo, muy poco acertada, según qué lugar. Pero es que la forma que tienen de tratar a los ejemplares (con sistemáticas podas salvajes que abren heridas por las que acaban enfermando) lo que facilitan es el envejecimiento prematuro de los ejemplares. Yo no veo que hagan estas podas brutales en otros parques europeos, pero como aquí a catetos no nos gana nadie, pues eso. Hemos trasladado las podas y trasmochos del mundo rural, que lo que buscan es producción pura y dura, al arbolado urbano, que no está para producir frutos o madera, sino para dar sombra, aportar humedad, suavizar temperaturas, captar contaminación, y un largo etcétera.
      Las podas desproporcionadas en parques y jardines son una estupidez de proporciones bíblicas que envejece prematuramente los árboles y facilita que enfermen.

      • El 07.04.2015 , Forestal ha comentado:

        Si te das cuenta, en mi comentario no he comentado nada acerca de cómo se han tratado los árboles, porque como bien dices, no se ha hecho bien. La gran mayoría de estos árboles han sido plantados por obreros, con suerte algún jardinero, gente sin conocimientos en la materia, que hasta ahora eran los que los cuidaban.
        Por suerte, de un tiempo a esta parte ya aparece gente formada y con conocimientos, que de forma muy costosa y sufriendo lo suyo con los ayuntamientos, se están empezando a hacer algo más fuertes (sobre todo cuando avisan de que va a pasar algo, y pasa…).
        El ejemplo de la calle Pez precisamente lo dije porque recordé el día que estaban haciendo obras en la calle, dejando ver como las tuberías estaban enterradas a una cuarta de profundidad, con las raíces de los árboles enredadas y pasando por donde podían. Curiosamente, ese mismo día iba paseando con un buen amigo, responsable de parques y jardines de una gran ciudad española, que me puso al día de la situación…
        Lamentablemente ahora estamos recogiendo los frutos (o más bien los lodos como dice José Luís) de un trabajo mal hecho, y hay que empezar de nuevo.
        Obviamente, este gobierno sigue en sus trece de no comunicar nada al pueblo, pueblo que por otra parte, le ha votado… en nuestras manos está el que no vuelva a pasar. Yo ni los voté antes, ni lo pienso hacer ahora…
        Un saludo!

      • El 07.04.2015 , Phoracantha ha comentado:

        gracias por tu aportación, Forestal. Como tú, yo tampoco confié en ellos ni lo haré ahora. Un saludo

  • El 07.04.2015 , Lorenzo D ha comentado:

    Claro que hay que hacer tala, pero no de cualquier manera, sin avisar a la población y al comienzo de primavera. Grupos ecologistas como Ecologistas en Acción lo que piden es un Plan Director de Arbolado, que Madrid no tiene. Además, de dejar de precarizar el trabajo fundamental de jardinero, firmando con la empresa de servicio que ofrezca el precio más bajo de coste. El jardinero especialista en arbolado es en sí mismo un experto, al que cuesta años formar. Pues bien, este ayuntamiento ha decidido que es un recorte más. No se conoce ninguna ciudad en el mundo donde las ramas de los árboles ataquen a los peatones, salvo Madrid, capital de los fenómenos paranormales con una alcaldesa accidental que nadie ha votado.

  • El 07.04.2015 , José Luis ha comentado:

    Claro que hay que cortar árboles si es necesario. Pero lo que hay que hacer, antes que nada, es cuidarlos, y ahí es donde han fallado estrepitosamente. Des esos polvos, estos lodos, así que la repsonsabilidad de la corta es de las últimas corporaciones.

    Quieren dejar Madrid como Mordor.

  • El 07.04.2015 , Carmen ha comentado:

    Que la prepotencia y el desprecio hacia los madrileños es bien clara por parte de una alcaldesa “de penalty” no lo duda ya nadie. Al igual que su despedida del cargo haciendo todo el daño que puede. Si la tala estuviera justificada se habría anunciado e informado sobre ella. Si no lo han hecho así es porque se han vuelto a poner Madrid por montera y aprovechando la semana santa nos han arrasado un montón de árboles porque sí. .. ( o porque algún amiguete le va a sacar beneficio económico, que ya se sabe cómo se las gasta la alcaldesa cuando de dilapidar nuestro dinero se trata).

  • El 08.04.2015 , rodrigo ha comentado:

    Están talando aquí en el museo del traje muchísimos árboles.

  • El 09.04.2015 , andrés ha comentado:

    Nadie se cree que todos esos árboles estuvieran enfermos. Da la casualidad de que prácticamente casi todos los árboles que se han cortado en el eje Prado-Recoletos son acacias y según han dicho Sophoras. La mayoría de esas acacias eran centenarias y desde luego nosotros ya no veremos a los nuevos árboles, (si es que les da la gana de plantar algo), con ese tamaño. Algunas puede que fuesen casi tan antiguas como el paseo y ni eso ha frenado a esta banda que desgobierna en el ayuntamiento. Además hay quiénes hemos ido a ver el destrozo y les puedo asegurar que viendo los troncos y los tocones había muchos árboles que no estaban huecos. Aquí lo que ha habido es una maniobra para cargarse el paseo y punto. Llevan años detrás de imponer un proyecto de reforma en el paseo del Prado, con el beneplácito de la oposición. Y por eso han estado tan calladitos PSOE e IU. Un proyecto que los políticos con su cinismo habitual dicen que es una demanda ciudadana cuando no hemos oído peticiones ciudadanas al respecto. Cuando Tita Cervera se encadenó a un árbol y amenazó con llevarse la colección Thyssen a Barcelona se la ridiculizó incluso por parte de alguna concejala del PSOE. Y aun siendo yo madrileño, si estuviera en el lugar de la baronesa, me llevaría la colección ahora mismo. Barcelona tendrá muchos defectos pero desde luego allí esto no hubiera pasado porque toda la ciudad se hubiera echado a la calle. Y tampoco hubiera pasado en ninguna capital europea con las que tanto le gusta compararse a Ana Botella. Estamos a años luz de Europa y vuelve a cobrar sentido lo de que África comienza en los Pirineos.

  • El 15.04.2015 , Katja ha comentado:

    No se ha creado alguna petición en internet para intentar frenar esta locura??? He estado buscando y no he encontrado nada!

Deja tu comentario