La vuelta al mundo con un analista de tendencias
10.08.2015

La vuelta al mundo con un analista de tendencias

Menéalo
Una de las fotografías incluidas en el libro

Una de las fotografías incluidas en el libro ‘El mundo en 25 miradas’, de Daniel Córdoba-Mendiola.

Daniel Córdoba-Mendiola ha publicado este verano ‘El mundo en 25 miradas’ (Libros de Vanguardia), un curioso trabajo de quien se presenta como analista de tendencias. Os invitamos a descubrir con él las mejores ciudades del mundo para inspirarse, para detectar tendencias, para olvidarse de todo; las más sexys y las que han mejorado en los últimos años.

Este hombre, nacido en Barcelona en 1975 y residente en Londres a tiempo parcial, es socio fundador de The Hunter, consultora especializada en estrategia, contenidos, tendencias y herencia de marca; colaborador semanal del Magazine de La Vanguardia y autor del libro Coolhunting (2009); además, este año ha lanzado Electric Flâneur, plataforma especializada en analizar y compartir formas diferentes de mirar el espacio urbano contemporáneo. Y así se presenta, en breve, él: “Parte de mi trabajo consiste en viajar por el mundo para experimentar en primera persona los cambios sociales, culturales y estéticos que crean las tendencias que mueven los mercados”. De ahí parte su libro y esta entrevista.

¿Preparas mucho los viajes, disfrutas mucho con los preparativos, o prefieres improvisar, la sorpresa?

Depende. Los viajes profesionales suelen ir muy preparados, ya que hay muchas cosas que ver y menos margen para la improvisación del que me gustaría. Los viajes inspiracionales suelen ir muy poco preparados y me conformo con saber dónde dormir y dónde poder comprar comida vegana. En los viajes de carácter más personal o familiar dejo que sean los otros los que planifique,n ya que una de las cosas que más me gustan de viajar con los míos es hacer mía su mirada.

De tu libro se concluye tu preocupación por la creciente estandarización de las grandes ciudades del mundo por la globalización, que impone tiendas similares de las grandes cadenas internacionales. ¿Es así? ¿Algunas ciudades que se están salvando de esta amenaza?

Si el viaje se limita a pasear por las grandes avenidas comerciales, comer en los restaurantes que salen en las guías y dormir en hoteles de cadenas globales, el riesgo de estandarizar la experiencia es alto, vayas donde vayas. No hay ciudades que se libren de esto, pero sí las hay que tienen mucho más que ver y experimentar sin necesidad de echar mano del espíritu más aventurero. Basta con cruzar la calle en Estambul, Los Ángeles o Shanghay.

De ‘El mundo en 25 miradas’ me llama especialmente la atención la recomendación de ciudades menos obvias. Elijo tres: Amberes, Austin y Liubliana. Dime por qué son tan interesantes como para haberlas incluido en tu libro.

Amberes: por ser una ciudad que tiene su espíritu creativo extendido por toda la ciudad y no circunscrito a unos barrios o calles concretas. Austin: por ser un gran exponente de las nuevas tendencias a nivel global mediante la combinación de muchas disciplinas creativas. Liubliana: por ser una ciudad que representa para mí las sorpresas ocultas en ciudades de las que no esperas nada en las escalas intermedias de viajes con varias paradas.

No hay ninguna ciudad española en tu libro; me imagino que por no levantar ronchas. Pero para los lectores de ‘El Asombrario’ te pido que nos recomiendes tres ciudades españolas, y nos expliques brevemente por qué son interesantes para ti.

Sevilla: por la capacidad de mantener a la población residente y flotante disfrutando juntos de lo mejor de la ciudad. Madrid: por empezar a creerse de forma auténtica e inclusiva que su mejor activo son las personas. Ávila: por ser una ciudad que sólo conozco desde la mirada apasionada de mi peluquera, que vive en Londres, pero es de ahí y pasea con una mezcla de orgullo y nostalgia su origen.

La tumba de Peggy Guggenheim en Venecia junto a la de sus perritos.

La tumba de Peggy Guggenheim en Venecia, junto a la de sus perritos.

Tampoco hay ninguna ciudad africana. ¿Puedes decirme una o dos que para ti sí sean recomendables?

Ciudad del Cabo y Marrakech.

De ciudades musulmanas incluyes Dubai, aunque subrayas que es “una mentira”, “una falsedad espectacular”. Aun así, ¿por qué recomiendas visitarla?

Creo que Dubai te permite experimentar una ciudad construida con los mismos preceptos que un parque temático de Disney.

Alguna ciudad que en tus últimos viajes hayas visto que se ha deteriorado de forma evidente.

Más que ciudades deterioradas lo que sí se comprueba es la consolidación de ciudades que hacen del paso del tiempo un argumento diferencial para que las visites. Lo que hasta ahora había hecho de manera magistral Venecia se extiende a Lisboa, Estambul, Nápoles y Bratislava.

Fotografía tomada en Japón dentro del libro

Fotografía tomada en Japón, dentro del libro ‘El mundo en 25 miradas’.

¿Y alguna que haya mejorado sensiblemente?

Todas mejoran cuanto más las visitas.

Un último test rápido, Daniel. Recomiéndanos una ciudad para disfrutar con cada uno de estos apartados:

Moda y tendencias: Amberes.

Inspiración creativa: Oporto.

Olvidarse de todo: Tokio.

Hacer amigos: Cualquiera.

Sentido del humor: Copenhague.

Sexy: SoPi (South Pigalle, en París).

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario