03.05.2017

¿Te imaginas 17 millones de toneladas de envases más en los vertederos?

Menéalo
Vertederos de basura. Foto: Pixabay.

Vertederos de basura. Foto: Pixabay.

Los españoles reciclamos el año pasado 1,3 millones de toneladas de envases de plástico, metal, papel y cartón a través de los contenedores amarillos y azules gestionados por la organización Ecoembes, que cumple 20 años de acciones para dar valor y nueva vida a lo que antes se consideraban simples residuos. Esto significa que cada español depositó una media de tres envases por día en el contenedor amarillo y casi dos en el contenedor azul. Navarros, baleares y vascos fueron los que más reciclaron. Canarios, los que más mejoraron en este comportamiento verde.

Ecoembes -la entidad sin ánimo de lucro que se encarga de gestionar el reciclaje de los envases de plástico, latas y briks a través del contenedor amarillo, y de los envases de papel y cartón mediante el contenedor azul- presentó hace unos días su balance de 2016: Los españoles reciclamos algo más de 1,3 millones de toneladas de estos residuos domésticos el año pasado, lo que representa un incremento del 4% respecto al año anterior. Como Ecoembes anda de celebración -cumple 20 años-, preguntamos a sus responsables que en estas dos décadas cuántos de estos desechos habían rescatado y reciclado (más o menos). La respuesta es alentadora para seguir apostando por este modelo de economía circular: casi 17 millones de toneladas. De ahí el titular-pregunta que encabeza este artículo.

Imagínate un kilo de basura… Ahora multiplica eso por mil… Y esa cantidad multiplícala por un millón. Y lo que te dé, por 17. Cuesta imaginarlo, ¿no? Una auténtica avalancha…

Aparte de lo valioso de que esos residuos estén tutelados y recuperados, esa cantidad ingente de envases recuperados desde 1998 ha supuesto un ahorro de 430 millones de metros cúbicos de agua (el 20% del consumo de todos los españoles en 2016); evitar lanzar a la atmósfera 18 millones de toneladas de CO2 (equivalente a las emisiones de una ciudad como Sevilla durante ocho años) y un ahorro de 33,6 millones de megavatios (energía similar al consumo de toda la Comunidad de Madrid durante dos años).

Hace 20 años partíamos de tasas de reciclaje de estos envases domésticos del 5%, ahora esas cifras citadas nos sitúan en torno al 76% de reciclaje de los envases gestionados por Ecoembes, que colabora con más de 12.000 empresas adheridas a su sistema y los más de 8.000 municipios españoles, en los que tiene colocados 380.000 contenedores amarillos y 201.000 azules (el año pasado colocó casi 15.000 más de ambos tipos). Pero Óscar Martín, consejero delegado de la entidad, quiso subrayar que, aunque son unas cifras estupendas, al suponer estos envases sólo el 8% de todos los residuos urbanos, el porcentaje general de reciclaje desciende mucho -a un tercio, aproximadamente- y aún queda mucho por trabajar para llegar al nivel del 50% que marca la Unión Europea; para empezar, pidiendo a las Administraciones mayor esfuerzo para canalizar en este modelo de recogida y reciclaje todos los flujos de residuos domésticos, y no solo estos y los de vidrio, que, hoy por hoy, arrojan tan buenos resultados (ambos por encima del 70%). “Nuestra fórmula”, destacó el consejero delegado, “es el poder de la colaboración”.

Por categorías, los envases de metal (latas de refrescos o conservas) son los que presentan un porcentaje más elevado de recuperación (casi un 85%), seguidos de los residuos de papel y cartón (82%) y, después, los envases de plástico (66,5%). Pero, dato curioso, los impropios (desechos que van al contenedor equivocado pensando en su reciclaje) representan aún el 23% de todo lo depositado.

Por comunidades autónomas, navarros, baleares y vascos son los que más han reciclado (lo mismo que en el balance presentado hace unas semanas por Ecovidrio); hay que destacar también el buen comportamiento de los madrileños con el contenedor amarillo, y de los canarios, que son los que más han incrementado su porcentaje de 2015 a 2016. En el caso de la recuperación de papel y cartón, los habitantes de Navarra, País Vasco y Baleares recuperaron más del doble que la media de todos los españoles; lo cual hace pensar en todo lo que queda por preparar, educar, concienciar, organizar…

Escudriñando las lagunas -muchas- de conciencia ambiental en nuestro país, Ecoembes va a poner el acento en sus próximas campañas en la importancia de no tirar los residuos allí donde nos salga…, en cualquier lado, sean ciudades, sean pueblos, sea campo. Sonroja comprobar que aún las cunetas de muchas carreteras secundarias están plagadas de latas de refrescos y cerveza, botellas de plástico de agua, bolsas de plástico…, lo que indica que aún muchos españoles tienen por costumbre bajar la ventanilla del coche y tirar lo que les viene en gana, así, sin más, caiga donde caiga. En este sentido, Ecoembes va a lanzar próximamente el lema Se te ha caído, con gran apoyo mediático.

E insistiendo en el armazón de la economía circular, también próximamente, a mediados de este mes de mayo, Ecoembes va a presentar en La Rioja, a las afueras de Logroño, su TheCircularLab, “el primer laboratorio de economía circular de Europa dedicado al estudio, prueba y desarrollo de las mejores prácticas en el ámbito de los envases, desde el ecodiseño -ahora, por ejemplo, estos envases pesan un 18% menos que hace 10 años- al reciclado”. “Buscamos los envases del futuro”, remarcó Óscar Martín. Supondrá una inversión de 10 millones de euros durante los próximos cuatro años y la creación de 40 puestos de trabajo in situ y más de 200 a través de incubadoras en red. Pero esto es otra historia; será tema de otro reportaje.

COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’.

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

  • El 09.06.2017 , isabel ha comentado:

    Si los envases totales de plástico y metal vendidos no se relacionan en estadísticas con el numero de municipios/ habitantes/ /contenedores amarillos y lo que de ellos reciben los ayuntamientos de ese contenedor(envases plástico y metal)poco se sabrá donde está el mayor error de este sistema de recogida de envases que después de 20 años siguen acabando en el medio ambiente. Estaría más claro al compararlo con países cercanos, si es realmente por poca conciencia cívica o por falta de contenedores que hace que los ciudadanos sin tiempo ni espacio se harten de pagar y reciclar esos dos materiales para terminar de frustrase mientras ven llenos hasta los topes los contenedores y mezclados en los camiones de residuos orgánicos urbanos.

Deja tu comentario