16.11.2017

Las 100 mejores fotos sobre naturaleza y la desgarradora huella humana

Menéalo
Tesoro Ártico. Foto de Sergey Gorshkov. Rusia. Isla de Wrangel. Un zorro ártico con un huevo en las fauces.

‘Tesoro Ártico’. Foto de Sergey Gorshkov. Rusia. Isla de Wrangel. Un zorro ártico con un huevo en las fauces.

Wildlife Photographer of the Year’, la que está considerada la exposición de naturaleza más prestigiosa del mundo, llega desde Londres a Madrid, convirtiendo a la capital española en la primera que acoge la muestra tras el estreno en Reino Unido. Cien imágenes llenas de belleza y dolor, que nos transmiten el inmenso poder emocional de la naturaleza y también el tremendo impacto humano sobre el planeta.

El certamen premia arte, técnica y sensibilidad medioambiental. Organizado por el Museo de Historia Natural de Londres, busca fotografías con mensaje para conservar la naturaleza. No hay edad ni experiencia exigida para enviar las fotos, algunas son tomadas por niños, otras por amateurs y también hay de profesionales. En total, cien fotografías de la naturaleza procedentes de distintas partes del mundo.

Rincones casi sin explorar capturados en el momento justo, animales en su hábitat que despiertan una sonrisa, fotografías tiernas y también tristes. En Wildlife Photographer of the Year se mezcla la grandeza de la naturaleza con la barbarie catastrófica que el ser humano ejerce sobre ella.

Monumento a una especie. Foto de Brent Stirton. Un rinoceronte negro asesinado por cazadores furtivos para cortarle los cuernos en Sudáfrica. (Foto de Brent Stirton/Getty Images para National Geographic Magazine.)

‘Monumento a una especie’. Foto de Brent Stirton. Un rinoceronte negro asesinado por cazadores furtivos para cortarle los cuernos en Sudáfrica. (Foto de Brent Stirton/Getty Images para National Geographic Magazine).

Los del interior. Fotografía de Qing Lin. Peces payaso.

‘Los del interior’. Fotografía de Qing Lin. Peces payaso.

Desgarradora es la fotografía ganadora, obra de Brent Stirton. Monumento a una especie capta e inmortaliza un rinoceronte negro cruelmente matado para vender su cuerno en el comercio negro. Detrás de la imagen, un drama: la persecución que sufren los rinocerontes por parte de furtivos capaces de destrozar al animal para hacerse con su cuerno. La razón de perseguir este tesoro mortal de los rinocerontes es un bulo que circula por Vietnam según el cual el cuerno curaría el cáncer (sobra decir que es mentira).

Tomada como parte de una investigación encubierta sobre el comercio ilegal del cuerno de rinoceronte, la fotografía quiere concienciar del impacto devastador de esta demanda. Desde Wildlife Photographer of the Year quieren concienciar sobre que, si no se toman las medidas adecuadas, los rinocerontes negros corren el riesgo de extinguirse.

Otra de las instantáneas que denuncian la parte más brutal del ser humano es A salvo, pero enjaulado, de Steve Winter. En esta ocasión, el fotógrafo ha captado la expresión de dolor, miedo y frustración de un tigre al que una trampa de un cazador furtivo ha dañado fuertemente la pata derecha. El tigre era entonces un cachorro de seis meses; su extremidad quedó tan dañada que los veterinarios se vieron obligados a amputar, condenando al animal a una vida de cautiverio, todo por la trampa furtiva.

El impacto negativo de la especie humana sobre la naturaleza está también patente en otra imagen, menos sangrienta pero igual de violenta. El surfista de las aguas residuales muestra un caballito de mar que agarra con su cola un bastoncillo de los que usamos los humanos para limpiar recovecos de nuestra fisionomía. Esta obra de Justin Hofman es una imagen para remover conciencias, un mensaje real contra toda la basura que echamos al mar y cómo afecta al ecosistema de las aguas.

En defensa de la protección de anfibios e insectos se presentó al certamen El gladiador contra el gorgojo, una imagen del fotógrafo y biólogo español Javier Aznar González de Rueda. Un anfibio intentando comerse a un insecto y un farol protagonizan la escena, recogida en el bosque del Chocó en Ecuador. Captando este momento de las dos especies junto al farol como elemento humano, quiere transmitir la idea de que, si respetamos la naturaleza, podemos convivir.

La buena vida. Fotografía de Daniel Nelson.

‘La buena vida’. Fotografía de Daniel Nelson.

El surfero. Foto de Justin Hofman. Un pequeño caballito de mar nadando en un mar lleno de basura en Indonesia.

‘El surfero’. Foto de Justin Hofman. Un pequeño caballito de mar nadando en un mar lleno de basura en Indonesia.

Todas las imágenes de la exposición van acompañados de un texto: un párrafo sobre la historia de la fotografía y otro sobre las especies y paisajes de los que habla. Todo para reforzar el objetivo del certamen: dar a conocer la naturaleza para protegerla. “No vas a querer conservar nada que no conoces”, explica Myriam Navas, de Tucutucu Producciones Culturales, encargada de traer la exposición a Madrid.

Wildlife Photographer of the Year premia arte, técnica y sensibilidad, algo que sin duda reúnen las imágenes. Detrás de cada instantánea una historia o incluso varias. Multitud en el barro hace que el espectador pueda vivir la conmoción de un grupo de hipopótamos huyendo de un cocodrilo en Tanzania. Es fácil que se escape una sonrisa con algunas fotografías como Contemplación, protagonizada por un chimpancé en Uganda con cara de felicidad. Pausa invernal también recoge el gesto curioso de una ardilla roja que parece concentrada como en una oración, una expresión graciosa con la que se ganará la simpatía de muchos espectadores.

Cabe destacar una de las fotografías más alegres, La buena vida, ganadora de la categoría juvenil. Es una imagen divertida con un gorila del Parque Nacional de Odzaka-Kokoua (República del Congo) como protagonista. Más allá de la imagen feliz, la fotografía quiere concienciar sobre el peligro que acecha a los gorilas por la deforestación, la caza furtiva o el ébola.

Entre las más coloridas, Entrega Resplandeciente, protagonizada por un quetzal; Edén de agua dulce, con jacintos de agua, y Plano Otoñal, con cardos en Albarracín (Teruel). Un centenar de fotos con denuncia, crítica, belleza y sobre todo historias para concienciar que se puede ver en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (calle Hortaleza, 63) hasta el 10 de diciembre.

El gladiador. Foto de Javier Aznar. Una rana come un insecto durante una noche de marzo en la frontera entre Ecuador y Colombia.

‘El gladiador’. Foto de Javier Aznar. Una rana come un insecto durante una noche de marzo en la frontera entre Ecuador y Colombia.

Supervivientes del aceite de palma. Foto de Aaron Gekoski.

‘Supervivientes del aceite de palma’. Foto de Aaron Gekoski.

Reunión de gigantes. foto de Tony Wu. Reunión de ballenas fotografiadas en el Océano Índico.

‘Reunión de gigantes’. foto de Tony Wu. Reunión de ballenas en el Océano Índico.

Menéalo

Sobre el autor

Ilda Mosquera

Desde que aprendí a escribir me encantó hacerlo, siempre que no fuera en un dictado. Me licencié en comunicación audiovisual y periodismo con la intención de que estas carreras me ayudasen a cumplir mis sueños. Los hago realidad, de vez en cuando, en la revista Madriz, en la tele y en mi blog
Puedes seguirme en Twitter: @ildadevent

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario