Hoy no traemos Roscón, sino Migas
06.01.2017

Hoy no traemos Roscón, sino Migas

Menéalo

Las Migas. Voz: Alba Carmona, violín: Roser Loscos, guitarra: Alicia Grillo, guitarra: Marta Robles. Foto: Visual Noise.

Ni son tres, ni hombres, ni magos, ni vienen de Oriente, ni traen Roscón. Hoy traemos a Las Migas, un cuarteto en que todo son ‘mujeres cuerdas’. Las cuerdas vocales de la cantante Alba Carmona, las cuerdas del violín de Roser Loscos y las de las guitarras de Alicia Grillo y Marta Robles. Estas cuatro mujeres intérpretes, instrumentistas, compositoras y arreglistas son Las Migas y vienen con nuevo disco, ‘Vente conmigo’, con melodías mediterráneas, flamencas y un toque latino.

Llegaron hace poco de mostrar su nuevo trabajo en Estados Unidos, Canadá, Cuba…, países en los que la música de Las Migas encuentra buena acogida. Hablamos con Marta Robles, componente del grupo desde sus inicios. Asegura que rodar el repertorio de su nuevo disco (Vente conmigo) en este viaje les ha dado mucha energía. “Nos hemos traído las pilas recargadas, aunque también se gasta energía en las giras, han sido 18 conciertos por allí, en sitios muy diferentes pero con mucho cariño. Esperamos haber dejado un poquito de alegría por donde hemos pasado”. Lo de conectar con públicos tan diversos, como han hecho también en otras ocasiones actuando en países del Norte de Europa o Asia, les permite la oportunidad de analizar lo que sucede en cada concierto. “El público hispano en EE UU estaba muy emocionado y el americano muy sorprendido, acostumbrados a una propuesta flamenca más típica. La nuestra es más personal. Siempre te das cuenta de que el idioma al final no es una barrera. La gente está estresada, con sus problemas del día, y viene a un concierto a sentir y disfrutar”.

Marta es el pegamento del grupo. Forma parte de Las Migas desde la formación del grupo y ha vivido la salida de otras componentes, como la cantante Silvia Pérez Cruz, y la llegada de las nuevas incorporaciones. “Ha habido épocas en las que he tenido que tirar más del carro, pero aquí seguimos, muy contentas”. Junto a Alba Carmona (voz), Roser Loscos (violín) y Alicia Grillo (guitarra), Marta defiende un cuarteto en el que cada una aporta su diversidad (dos catalanas y dos andaluzas). “Bailamos en lo mediterráneo, pero no pensamos en etiquetas; no sabemos dónde meternos. Somos muy distintas en la manera de ser y en la forma de trabajar y nos complementamos muy bien. Hay un respeto enorme entre nosotras y mucha conexión”.

No se les escapa que ser un grupo de mujeres sigue llamando la atención. “Llegamos a los sitios y suele crear sorpresa que seamos cuatro mujeres, sin hombres a los instrumentos acompañando. Llama la atención que las instrumentistas seamos nosotras porque no se ven tantas mujeres, es una pena”.

En esa comunión entre la música mediterránea y el flamenco han generado un estilo al que suman toques latinos y electrónicos en su nuevo trabajo. “Este disco tiene mucho de flamenco en guitarras y letras, pero poco en las formas de las canciones”, afirma Marta. Como intérpretes, instrumentistas, compositoras y arreglistas, han querido cuidar muy bien la producción, eligiendo a Josemi Carmona. “Es muy importante elegir bien quién produce; aunque intentaron dirigirnos por otro lado, nosotras lo tuvimos claro desde el principio. Te puedes cargar el proyecto si no aciertas con la producción. Es fundamental la persona. En el anterior disco fue Raúl Rodríguez, amigo querido, gran músico, estaba también clarísimo. Josemi entiende la música que hacemos, lo admiramos, es muy elegante mezclando el flamenco con otras músicas”.

Calma es el single con el que han dado el pistoletazo de salida de su tercer disco y se acompañan también del cantante Miguel Poveda en otro de los temas (Ojos grandes). Le pedimos a Marta que elija una tercera canción. “La noche. Es una nana. Mi madre, que es profesora de literatura, me regaló un libro de poemas de un amigo, lo abrí y salió ese poema. Fluyó la música. Es un momento de paz, estoy muy orgullosa de ese tema, ha quedado muy bonito”.

Incorporan también La plaça del Diamant, tributo a Barcelona, ciudad en la que comenzó la historia de Las Migas y a la que han homenajeado en otras ocasiones cantando la rumba catalana Gitana hechicera de Peret. “Barcelona es una ciudad moderna, todo cabe, todo vale, la gente inventa. Nos gusta su apertura. Puedes probar, permitirte equivocarte, es un ambiente relajado para el arte”.

Dos años de trabajo han empleado en darle forma a este nuevo álbum que ven lleno de luz, elegancia y frescura y que empezarán a ofrecer en directo a su público en una gira a partir de enero.

Menéalo

Sobre el autor

Silvia Melero
Periodista freelance convencida del poder de la comunicación para el cambio social. Hecha de palabras, sueños, músicas y lo vivido en años de radio, prensa y televisión. Trabajó en Radio Ñandutí de Paraguay y ha escrito guiones para videos de ONG y documentales en Humania TV. Colabora en revista 21 y dirige los proyectos Desinstrumentados y Cómo lo Cuento , Luto en Colores Twitter: @SilviaMeleroAba

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

  • El 06.01.2017 , silver ha comentado:

    La ‘afoto’ y la posturita tiene mucha miga…

Deja tu comentario