19.11.2013

Nace la Pensión de las Pulgas con un magistral ‘Macbeth’

Menéalo
© Roberto Villalón

© Roberto Villalón

Los creadores de La Casa de la Portera, una de las propuestas teatrales en pequeño formato que más éxito ha cosechado en Madrid en los últimos años, crecen. Abren nuevo espacio en el Barrio de las Letras: La Pensión de las Pulgas. Y se estrena con una versión actualizada de la bacanal de celos y lujuria, traiciones y venganzas del ‘Macbeth’ de Shakespeare, trasladado a una multinacional. Asistimos a una tragedia simultánea en el siglo XVII y en el XXI.

Hay un piso en el centro de Madrid en el que tres mujeres realizan sesiones de brujería y mezclan sus pócimas hechas, entre otras cosas, con gotas de grasa de cuerdas de los ahorcados y con hiel de una cerda que se comió a sus nueve crías. Tres mujeres con solo dos cabezas, dos cuerpos y cuatro ojos, que son devotas de la ponzoña y la negrura y que visitan a su antojo la sede social de la empresa MBIG (Mc Beth International Group), situada en ese piso del número 48 de la calle de las Huertas de Madrid. Las oficinas de una multinacional en clara expansión donde todas las noches, de miércoles a sábado, se celebra un dramático y espectacular aquelarre de pactos en la sombra, traiciones y venganzas alimentadas a fuego lento en un lecho de ambición ciega y desmedida. Una bacanal de celos y lujuria, de estafas y engaños a la que 35 personas ajenas a la empresa están invitadas a asistir como el que acude a una clase magistral de lo que sucede día a día en la realidad misma de una España en la que los poderosos parecen haber emprendido un alocada y particular huida hacia delante.

Con este atractivo punto de partida nace una nueva sala teatral en Madrid de la mano de José Martret y Alberto Puraenvidia, que han apostado por una personalísima versión de Macbeth, el clásico de William Shakespeare, para inaugurar lo que han bautizado como La Pensión de las Pulgas y que podríamos considerar la hermana mayor de su Casa de la Portera. Allí, hace ya más de dos años, sorprendieron al público con el montaje de Ivan-Off, una versión de Chejov que se representaba en dos habitaciones de una antigua portería de un edificio del barrio de la Latina. Una maravillosa locura que lograba una total experiencia de inmersión de los espectadores en la obra como testigos de la acción a escasos centímetros de la evolución de los actores. Un acierto tan certero en la propuesta espacial que han logrado mantener una atractiva programación de espectáculos creados ad hoc para La Casa de la Portera.

Ahora, en la Pensión de las Pulgas, el concepto continúa siendo el mismo, pero más ambicioso en sus dimensiones. El nuevo espacio cuenta con casi 190 metros cuadrados, lo que permite a Puraenvidia recrearse en una escenografía contundente y cuidada que, aunque con algunos toques de eclecticismo, se centra fundamentalmente en la estética de los años 50. Un inmueble, además, con mucha historia, pues fue la casa de una de las grandes estrellas de principios del siglo pasado: La Bella Chelito, la primera mujer empresaria teatral española que compró lo que ahora conocemos como el Teatro Muñoz Seca y lo llamó el Chantecler. “Ella hizo famosa el cuplé de la pulga y en honor a ella hemos llamado al espacio La Pensión de las Pulgas”, explica José Martret.

El pasado lunes, El Asombrario fue invitado a visitar la pensión en un pase previo antes del estreno oficial de MBIG / Mc Beth International Group, dos días después. Lo que vimos y escuchamos fue sencillamente asombroso. José Martret ha logrado una versión bella en el lenguaje e intensa en la dirección y puesta en escena del Macbeth de Shakespeare. “Trabajé sobre cinco traducciones distintas y el texto original para realizar esta versión. Me detuve en la esencia frase por frase y quise llevarlo a la prosa construyendo un texto en el que no se perdiera el lenguaje elevado y la metáfora del original”, asegura el director. Pero, además, ha introducido un personaje nuevo, Camelia –interpretado por la gran Inma Cuevas-, que será la encargada de introducir al público en el lenguaje de la empresa y lo que ahora llaman emprendedores; en la verborrea del éxito, los beneficios, el rendimiento y el lucro en el seno de las corporaciones de negocios. Un personaje que tiene la llave de la gran metáfora que es este MBIG en estos esquizofrénicos días que nos han tocado vivir. “Fue también año y medio de lectura de docenas de libros y tratados de grandes gurús de la economía y la empresa. Hasta leí uno interesantísimo: Aprenda de la mafia, escrito por Louis Ferrante, exmiembro del clan Gambino de la mafia siciliana. Según un fiscal de Roma, ahora la Cosa Nostra solo utiliza la violencia en casos extremos y facturó el año pasado 150.000 millones de euros, el 10% del PIB italiano”, explica Martret.

@ Roberto Villalón

Alberto Puraenvidia y José Martret en La Pensión de las Pulgas @ Roberto Villalón

A partir de aquí, los ingredientes fundamentales de la tragedia shakespeariana: la ambición, el crimen, la culpa y el fracaso se trasladan, también como en un curioso acto de brujería, a la realidad de España. “Absolutamente”, confirma Martret. “En MBIG se encuentran la ambición de empresarios y políticos que está hiriendo de muerte a instituciones como el gobierno y la corona española. Asistimos a un despropósito consentido en el que los ejecutores son personas que se mueven únicamente por la ambición, la avaricia, el querer más y más. Cuentas en Suiza de tesoreros del partido en el Gobierno; una de las infantas y su marido bajo sospecha… Son personas que no se conforman con lo que tienen y eso les ha llevado a la pérdida del honor y al fracaso absoluto. Han sido arrastrados por los juzgados, y la prensa y la opinión publica les está dando un gran varapalo. Es gente inteligente, con una posición social y económica envidiable que, sin embargo, están siendo denigrados, perseguidos y humillados por esa avaricia sin fin que les ha llevado a robar y engañar”, explica el director de la obra.

Durante las dos horas y diez minutos que dura la obra, un elenco de diez magníficos actores (Francisco Boira, Rocío Calvo, Manuel Castillo, Inma Cuevas, Victor Duplá, Maribel Luis, Rocío Muñoz-Cobo, Pepe Ocio, Francisco Olmo y Dani Pérez Prada) se dejan la piel para poner en pie esta oscura y arrebatadora fábula, y les vemos respirar, sudar y transformarse en otra persona que no son ellos a escasos centímetros de nuestras narices. Todo envuelto en una sabia ambientación sonora creada por Antonio Martín que, unida a la escenografía, el espacio y la propuesta, logran una zambullida simultánea en el último piso del rascacielos de una multinacional y, a la vez, en las fronteras del Reino de Escocia con el rey Duncan a la cabeza.

Solo una última recomendación. Cuando escuchéis a esas tres brujas que se han hecho fuertes en el centro de Madrid, haced un ejercicio de imaginación y pensad que quienes hablan no son otros que los mercados. A partir de ahí, tirad del hilo y disfrutad de una de las mejores propuestas teatrales de la capital, que, seguro, dará mucho que hablar.

-MBIG (Mc Beth International Group) Estreno: Miércoles 20 de noviembre.

de MIÉRCOLES a SÁBADO 20:30h. 20€

DOMINGOS 13h.

Teléfono de Reservas: 638752812 (de 11h a 14h y de 17h a 20h).

Menéalo

Sobre el autor

Manuel Cuéllar
El 12/12/12 decidió poner en marcha esta revista después de una experiencia profesional de 17 años en el diario EL PAÍS, donde se convirtió en un periodista todoterreno. Se licenció en Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y cursó el máster en la Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS. Periodista convencido de las bondades de las nuevas tecnologías, cubrió el 15 M por Twitter y otras redes sociales. Puedes seguirme en mis cuentas personales de Twitter, Facebook e Instagram. Gracias.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

Deja tu comentario