13.10.2014

PlasticOFF, maestr@s verdes ON

Menéalo
La llamada playa de la basura en Indonesia. Se llena de residuos, muchos de ellos de plástico. Foto:epSos.de

La llamada playa de la basura en Indonesia. Se llena de residuos, muchos de ellos de plástico. Foto:epSos.de

Esta ‘Ventana’ que se abre semanalmente a la cultura verde quiere hoy hacer un hueco, un homenaje en toda regla, a quienes son piedra angular en construir sociedades más igualitarias y democráticas con ciudadanos libres, críticos y responsables (de verdad): los maestros. Por eso, en la línea de ‘El Asombrario’ de publicar temas a pie de calle, traemos la experiencia concreta desarrollada en un colegio público gallego en torno a la concienciación de los peligros de abusar de los plásticos y de consumir sin sentido ni medida: ‘PlasticOFF’.

Hemos elegido un proyecto concreto entre los cientos de innovadoras experiencias en la comunidad educativa; sirva su explicación como homenaje a todos los profesores concienciados con lo verde y como maletín de pistas e ideas para desarrollar en clase y dar proyección a lo que se hace.

El proyecto PlasticOFF, que tiene forma de colorista blog, se lleva a cabo con alumnos de 11 años en el centro escolar plurilingüe CEIP Antonio Palacios de O Porriño, una población de familias humildes junto a Vigo.

Quien está detrás es Miriam Leirós. Se presenta así: “Soy maestra de Primaria (y defensora del termino maestra y no profesora), defensora de una educación pública de calidad como derecho fundamental; creo en el poder de las nuevas tecnologías como elemento motivador y nueva forma de aprendizaje pero no como único método; creo que la base de un buen proceso de aprendizaje está en una buena metodología; mi lema: ‘Hay que educar para la vida real”. La última entrada del blog es del 7 de octubre, y se nota muy pegada a la actualidad y la realidad; dice así: “El pasado mes de septiembre ha tenido lugar en Colonia (Alemania) “Robonien”, una exhibición de robots construidos con chatarra. Para crearlos sólo se utilizó chatarra y mucha creatividad. Los robots podrían ser los primos apocalípticos de los transformers“. En mayo redactaron otra entrada muy interesante, con recomendaciones de cine eco (El oso, Avatar, La vida de Pi…).

La maestra nos cuenta cómo surgió el proyecto: “Comenzó en enero de este año entre los alumnos de una clase de 5º de Primaria -y continúa este curso en 6º, donde soy tutora-, a raíz de una noticia leída en clase sobre la Isla de Plástico aparecida en el Pacífico. La lectura de noticias en el aula es una práctica habitual en mis clases, especialmente en la de Lengua. La motivación fue directamente de los alumnos, que querían salir corriendo a limpiar ese plástico del mar. Al ver esa reacción, se me ocurrió preparar un proyecto sobre el asunto, que sirviera para concienciar sobre la necesidad del cuidado del medio ambiente, la importancia de las tres R: reducción, reutilización y reciclaje, para luchar contra la otra actitud social dominante de comprar-usar-tirar, y que a la vez me sirviese como hilo conductor de contenidos curriculares”.

Nos explica sus objetivos: “Concienciar a los alumnos sobre la importancia del cuidado de la Naturaleza y el mantenimiento de los ecosistemas. Desarrollar en ellos hábitos de autonomía y autodeterminación, el espíritu crítico y la actitud responsable. Hacerlos partícipes de la sociedad en la que viven, y concienciarlos de la importancia que tienen como motores de cambio. Desarrollar en ellos competencias como aprender a aprender, gestión de la información, competencia en el uso de nuevas tecnologías -los alumnos hacen el blog- y competencia social y ciudadana, sin olvidar, por supuesto, las competencias relacionadas con las áreas curriculares. Incentivar el trabajo en grupo y trabajo colaborativo. Trabajar mediante el proyecto los contenidos programados para el segundo y tercer trimestre y alcanzar sus correspondientes objetivos”.

Hay algo en este discurso tan profesoral que me llega especialmente; eso de motivar a los alumnos para hacerles partícipes de la sociedad en la que viven pero desarrollando un espíritu crítico y una actitud responsable; y eso de concienciarlos de la importancia que tienen como “motores de cambio”, y que aprendan a gestionar la información, que a menudo nos llega tan tan cocinada, manipulada, adulterada. Podemos. Pueden. El futuro está en sus manos. Logremos ciudadanos críticos y responsables.

Mediante la misión de conseguir la reducción significativa de los residuos plásticos en el centro y la concienciación de la comunidad educativa sobre esta necesidad, los alumnos son los agentes activos durante todo el proceso; orientados por la maestra, abordan, de forma más entretenida y práctica, contenidos de tres áreas: Lengua, Matemáticas y, sobre todo sobre todo, Conocimiento del Medio.

¿Por qué para tratar un tema como la protección del medio ambiente y la contaminación os habéis centrado en los plásticos? “Por el impacto que nos produjo la noticia esa que comentaba, porque es un material que resulta muy cercano para todos, que está en casa, que nos rodea, que está en nuestras vidas, y porque cuando hicimos un primer rastreo de noticias sobre contaminación vimos que la mayoría trataban sobre este material”.

O sea, un tema muy plástico, en el que todo el colegio se ha implicado. “Desde la dirección del centro hubo apoyo desde el primer momento, se facilitaron medios como los cubos de recolección, bolsas, etcétera. La mayoría de los tutores de otras clases recordaban a sus alumnos dónde tirar el plástico. La mayor implicación la hemos encontrado en cocina y comedor, donde el personal nos guardaba los recipientes plásticos vacíos y pronto pusieron un cubo de basura diferenciado para los días que había lácteo de postre. Los alumnos de Plasticoff comenzaron a recolectar también este plástico”.

Muy importante: el trabajo en equipo y la interacción con las nuevas tecnologías, las redes, el mundo digital. Se organizan tres grupos (todos los alumnos van rotando por ellos). Los explica Miriam: “ECOWEBS: este grupo se encarga de navegar en la web y localizar páginas de ecología, especialmente aquellas que estén relacionadas con la gestión del plástico o su contaminación, examinan las diferentes páginas que encuentran y cuelgan en la pestaña correspondiente del blog aquellas que les merecen su atención. Vigilan por la estética del blog y localizan imágenes sobre ecología en Pinterest. ECONOTICIAS: este grupo localiza en prensa digital o impresa noticias sobre el plástico o sobre el medio ambiente, tanto buenas como malas, las analiza y las cuelga en la pestaña correspondiente. También se ocupa de seleccionar vídeos de ecología entre varias páginas que pasan selección previa debido a los peligros contenidos en la web. Preparan también charlas de concienciación que dan al resto de aulas del centro. RECICLAJE: este grupo se encarga de bajar al patio los cubos de recolección que son tres: uno para tapones, otro para envases de bebibles y otro para ‘otros plásticos’. Antes del fin del recreo pesan las diferentes bolsas de basuras que han recolectado y anotan en una tabla el peso que se pasa a tabla digital con los resultados al final de la semana. El destino de los desperdicios plásticos varía. Los tapones, por ejemplo, que son un material muy apreciado para el reciclaje, son enviados al banco de tapones de Baixo Miño (Banta) con el que estamos en contacto; ellos seleccionan los tapones reciclables que son vendidos; el beneficio económico se destina a la ayuda de menores con enfermedades raras. Además, este grupo se encarga de buscar manualidades que se pueden realizar con objetos de plástico y las cuelgan en el blog”.

Un proyecto transversal con múltiples caras y ramificaciones, que van desde la concienciación ecológica al desarrollo de habilidades para trabajar en equipo, con un componente muy fuerte de solidaridad.

Algo que les ha motivado sobremanera han sido los reconocimientos llegados desde fuera: Ha sido proyecto ganador de la convocatoria Separemos ben, Reciclaremos mellor, de la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia; el proyecto se presentó en el II Encuentro de Innovacion Educativa y Tecnologica Edutopia, celebrado en Zaragoza a finales de mayo y ha sido finalista en los I Premios Educa en Digital, concedidos en Segovia, que pretenden dar visibilidad al trabajo realizado por docentes, centros educativos y alumnos en sus blogs de aula o proyectos de aula; “un trabajo vocacional que merece todo el reconocimiento por parte de la comunidad educativa”. Incluso han dado el salto internacional, y en septiembre, al comenzar el curso, les han publicado una entrada en el espacio Green Schools del diario británico The Guardian.

Desde luego, a Miriam Leirós hay que reconocerle que no para de trajinar con su cabeza, con imaginación, tenacidad e ilusión.

¿Planes para este curso? No, flanes, no; planes. Los cuenta Miriam: “Hemos inaugurado en el blog una pestaña llamada ‘colabora con nosotros’ donde invitamos a colegios de toda España a enviarnos fotos de manualidades hechas con plástico reutilizado; queremos incentivar así la reutilización. Nos publicitamos en Twitter para estas colaboraciones. Además, estamos colaborando en la Euroroboticks Week 2014, Semana Europea de Robótica, sobre ciencia y ecología. El número de científicos en España es cada vez menor; trato de inculcar la importancia de la ciencia y que se fijen en un evento científico que pasa casi desapercibido en España; es la pestaña ‘ecorobótica’ del blog. Ha salido ya el primer boletín de noticias sobre ecología y medio ambiente; los niños seleccionan las noticias y elaboran ellos el boletín; queremos darle una periodicidad mensual. Y seguiremos con la parte de educación audiovisual, elaborando vídeos propios sobre temas de concienciación ecológica”. Vídeos como este:

Mensaje plasticoff from Miriam Leirós on Vimeo.

Para terminar, Miriam Leirós quiere destacar la importancia del aprendizaje basado en proyectos: “El alumnado, en su papel activo, está aprendiendo a aprender, se hace consciente de la necesidad de aprender durante toda la vida; aprenden a buscar información, desechar lo irrelevante, distribuir tiempos de trabajo, buscar la mejor forma de exponer su información y su mensaje, y la manera óptima de publicación. Hacer visible su trabajo es la primer fuente de motivación y, a la vez, lo que activa su autoexigencia”.

Aprender a aprender. Y durante toda la vida. Aprender a desechar lo irrelevante. El mensaje de hacerse responsable, de saber motivarse, de la autoexigencia.

Si no fuera por maestros así, si las nuevas generaciones no recibieran este tipo de planteamientos vitales, si sólo les llegaran los mensajes de “todo vale, nadie se hace responsable de nada” que el actual Gobierno conservador envía de forma machacona desde las instituciones, apaga y vámonos. Con experiencias como la que hemos traído hoy a la Ventana Verde, aún queda esperanza (al final del túnel).

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

3 comentarios

  • El 13.10.2014 , gonzalo ha comentado:

    ¡Preciosa iniciativa!.
    Os animamos a sumaros al FSC Friday 2015.

    Los colegios en muchas partes del mundo enseñan a sus alumnos la importancia de los bosques, sus beneficios y la gestión responsable de los recursos forestales.

  • El 13.10.2014 , Juanjo Pina ha comentado:

    ¡Bravo! Da gusto ver que hay maestros (bendita palabra, imprescindible concreción) que traspasan el límite de PEDIR y se arrancan a HACER 🙂

  • El 14.10.2014 , Paloma Ctrl ha comentado:

    Buen artículo. Interesante iniciativa.
    Sobre todo, excelente homenaje final a la mayoría de los maestros de nuestro país.

Deja tu comentario