11.07.2017

Proyectos urgentes para hacer transfusiones de agua a Doñana

Menéalo
Un atardecer en Doñana. Foto: Pixabay.

Un atardecer en Doñana. Foto: Pixabay.

Aún impresionados por el incendio que ha calcinado más de 8.000 hectáreas de este espacio natural, Doñana sigue adelante dentro de una dura supervivencia. Aparte de impactos puntuales pero tan brutales como los de las llamas, recibe otros que son continuos. El agua, la principal razón de su prestigio como un paraíso en el cruce entre dos mares y dos continentes, escasea. Pero seamos positivos y veamos hoy los proyectos puestos en marcha para salvar el agua en Doñana, y que implican a empresas, ONGs, científicos, universidades y administraciones, desde Heineken y la Universidad de Córdoba a WWF España y SEO/BirdLife.

Por JAVIER RICO

Pueden discrepar algo en datos y cantidades, pero científicos, administraciones y ecologistas coinciden en lo esencial: la demanda de agua para el riego agrícola (a veces ilegal) reduce gravemente el aporte hídrico que necesita para sobrevivir esa comunidad acuática internacionalmente reconocida y vigilada. “Claro que se sabe que desciende el acuífero de Doñana y se secan las grandes lagunas temporales, sobre todo desde 2012; lo que pasa es que muchas veces no lo ve nadie, solo quienes revisamos día a día ese nivel del agua subterránea”, afirma Carmen Díaz-Paniagua, profesora de Investigación del Departamento de Ecología de Humedales de la Estación Biológica de Doñana (EBD/CSIC).

Justo una semana antes del desastre del incendio que comenzó en una carbonería de Moguer, la empresa cervecera Heineken, que tiene una de sus fábricas de España en Sevilla, presentó la finalización de los trabajos de restauración de tres lagunas en el norte de Doñana. Falta por ver cómo vuelve el agua a estos humedales, antes secos o extenuados, pero es un ejemplo de los esfuerzos que se realizan desde diversos frentes (ciencia, industria, agricultura, sector doméstico…) para mantener vivo un espacio que tiene al agua como recurso vital. El Asombrario Recicla repasa alguno de ellos.

Cambio de cerveza por agua

La recuperación de las lagunas del Lince y Las Pardillas, en Hinojos (Huelva), y la de San Lázaro, en Villamanrique de la Condesa (Sevilla), encabeza un ambicioso proyecto de Heineken (Water Balancing) que pretende devolver a la naturaleza la misma cantidad de agua que precisa para la fabricación de sus cervezas. Es decir, el objetivo es alcanzar un balance hídrico neutro. El proyecto recibió en su día el visto bueno del Consejo de Participación de Doñana, órgano decisorio que, por ejemplo, ha rechazado la ampliación del almacén de gas promovido por Gas Natural Fenosa.

Cuidar Doñana desde el grifo de casa

Entre 2009 y 2011, una campaña de WWF España en los municipios de Almonte, Hinojos y Palos de la Frontera (Huelva), Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y Aznalcázar (Sevilla) permitió instalar más de 5.000 dispositivos de ahorro de agua en los grifos de las viviendas y repartir información sobre cómo disminuir el consumo doméstico. Hay que tener en cuenta que, aparte del consumo diario, es una zona muy turística con picos espectaculares de visitas (playa de Matalascañas y romería del Rocío) que multiplican la demanda. Según datos de WWF, la instalación de los dispositivos reduce “el impacto ambiental del consumo de agua potable de los habitantes de la comarca de Doñana en torno a 20.000 metros cúbicos al año, equivalente a la capacidad de ocho piscinas olímpicas, así como el volumen a depurar”.

Fresas con denominación “ahorro de agua”

La cifra de 20.000 metros cúbicos palidece ante el ahorro de un millón de metros cúbicos durante una campaña de recogida de la fresa en 5.000 hectáreas. Hay que tener en cuenta que, en general (en Doñana es mayor), la agricultura se lleva más del 70% del consumo de agua, frente al 10% del sector doméstico. Además, la demanda hídrica de las grandes extensiones de cultivo de fresa y otros frutos rojos en el entorno de Doñana son cruciales para la supervivencia de esta, de ahí que la Universidad de Córdoba (UCO) emprendiera en 2014 iniciativas para reducirla.

A través de dos proyectos consecutivos financiados por la Fundación Coca-Cola e Innocent Drinks respectivamente, la UCO ha diseñado un sistema de riego de precisión que conlleva el desarrollo de una aplicación móvil que favorece el uso eficiente de agua entre los agricultores. Resultado: el ahorro conseguido durante la campaña 2015/20116 en el cultivo de fresa en el entorno de Doñana ha sido de 954.319 metros cúbicos; o sea, muy cerquita del millón.

Recuperar el viñedo tradicional de secano

Otra de las opciones para reducir la descarga hídrica que sufre Doñana desde el sector agrícola consiste en diversificar los cultivos hacia otros poco o nada demandantes de agua, como el viñedo de secano. El alzacola rojizo, un ave que según la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) tiene en este ecosistema agrícola de Doñana a la población más importante de Europa, se lo agradecerá. Carlos Molina, técnico de la oficina de esta ONG en Doñana, confirma que “la última semana de junio la Fundación Doñana 21 ha reactivado la colaboración entre ayuntamientos, cooperativas agrícolas, bodegas y ONG para recuperar unos viñedos básicos para el mantenimiento de la biodiversidad”.

Desde la Fundación Doñana 21 confirman que se ha creado una mesa que continuará con los trabajos iniciados hace diez años por el Comité Asesor del Viñedo Tradicional de Doñana para “defender y apoyar medidas concretas que favorezcan la permanencia de la vid en el entorno de Doñana, donde la viña, además de ser una actividad socioeconómica generadora de empleo, contribuye a la conservación del espacio protegido”.

Desde la Fundación Doñana 21 confirman que se ha creado una mesa que continuará con los trabajos iniciados hace diez años por el Comité Asesor del Viñedo Tradicional de Doñana para “defender y apoyar medidas concretas que favorezcan la permanencia de la vid en el entorno de Doñana, donde la viña, además de ser una actividad socioeconómica generadora de empleo, contribuye a la conservación del espacio protegido, ya que fija los suelos, evita la erosión y con ello reduce los aportes sedimentarios que son transportados por los arroyos y cauces que vierten a la marisma de Doñana, frenando su colmatación.”

Cien empresas por el bosque de ribera

WWF España está también detrás de Doñana: 100 empresas por los bosques, un proyecto que se acuerda de otro importante ecosistema acuático, el bosque de ribera, del que solo queda una cuarta parte de su superficie original. WWF recuerda: “Estos bosques son vitales para evitar la erosión, ayudan a mantener limpia el agua, son lugares de alimentación y descanso para la fauna y ayudan a fijar CO2 y a luchar así contra el cambio climático”.

Según los últimos datos que aporta la ONG se han restaurado hasta el momento 53 hectáreas en torno al arroyo de La Rocina (uno de los más castigados por extracciones ilegales) gracias a la implicación de 16 empresas, muchas de ellas incorporadas al proyecto a través de actividades de voluntariado corporativo. Este trabajo ha permitido la plantación de alcornoques, olivillas, fresnos, acebuches, majuelos, lavandas y mirtos en la ribera del arroyo.

Zacallones básicos para la biodiversidad

“Los zacallones son lagunas que se comenzaron a crear hace más de cien años, cuando los habitantes de las marismas cavaron en alguna zonas para que aflorara el nivel freático y tener así agua durante el verano para regar sus huertos y abrevar el ganado; ahora están desapareciendo y es un grave problema para la biodiversidad de Doñana”. Así explica Carmen Díaz-Paniagua, investigadora de la Estación Biológica de Doñana, la evolución de unas lagunas que cifra en casi 200 solo dentro de los límites del parque nacional, y que albergan comunidades únicas de plantas, invertebrados y anfibios.

El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) emprende periódicamente la limpieza y mantenimiento de algunos de estos zacallones, pero para Díaz-Paniagua resulta insuficiente, sobre todo porque se dejan fuera los que corresponden al parque natural. Sirva esta última historia de recuperación hídrica de Doñana para llamar la atención sobre la necesidad de ampliarla con un presupuesto adecuado, ya que, hasta ahora, las llamadas para conseguirlo de la científica de la EBD/CSIC han resultado inútiles.

Menéalo

Sobre el autor

Un comentario

  • El 11.07.2017 , silver ha comentado:

    Heineken, CocaCola… ‘salvando’ a Doñana…
    Si no lo leo, no lo creo…
    ¡Hasta dónde hemos llegado!

Deja tu comentario