11.09.2017

Sidecars pueden ser ‘tu mejor pesadilla’ el próximo mes

Menéalo
El grupo Sidecars.

El grupo Sidecars.

El anterior disco de Sidecars, el directo en acústico ‘Contra las cuerdas’, hizo crecer al grupo madrileño, tanto en público como en sonido, una madurez natural que solo pronostica buenas noticias en su carrera como banda. Acaban de grabar su flamante nuevo trabajo, el quinto que publicarán en octubre y del que ya hay un adelanto, la canción ‘Tu mejor pesadilla’.

 Sidecars han trabajado como hormiguitas su carrera, poco a poco, echando energía y ganas en todo momento, cuando el futuro consistía en regresar al día siguiente al local de ensayo, y ahora empiezan a ver y disfrutar eso, ese sueño que se va convirtiendo en realidad. Hemos hablado con Juancho, guitarra y voz de Sidecars.

 Habéis terminado hace unas semanas de grabar vuestro quinto disco, ¿qué tal ha ido la grabación? 

La grabación ha sido una experiencia maravillosa. Hemos convivido dos semanas en medio del campo dedicando la cabeza 24 horas al disco. Siempre quisimos hacer algo así y lo hemos disfrutado mucho.

El disco lo has compuesto mientras tocabas con Sidecars en los bolos de su gira ‘Contra las cuerdas’, y mientras girabas con tu hermano, Leiva. ¿Como te organizas las ideas para ir plasmándolas en canciones en medio de ese ajetreo?

Yo siempre escribo. Por rachas más y por rachas menos, pero intento siempre estar haciendo cosas nuevas. No me organizo mucho, en realidad. Escribo cuando tengo un rato e intento que no llegue nunca el momento de hacer un disco y no tener suficientes canciones.

La verdad es que tu vida, desde hace varios años, es un constante ajetreo: grabaciones, giras…, todo por duplicado, ¿te imaginabas algo así hace diez años?

Siempre soñé con algo así, pero nunca pensé que llegaría a ocurrir. Soy afortunado.

Sidecars, con el disco ‘Contra las cuerdas’, ha subido un peldaño muy grande en cuanto a popularidad, ¿como lo habéis vivido?

Todavía estamos asimilándolo. Ha sido un año muy bonito y este disco nos ha traído grandes alegrías. Lo estamos disfrutando mucho, pero no hay que dejar nunca de picar piedra. Queda mucho por hacer.

Escuchando esas canciones y esa forma de interpretarlas, es evidente que habéis encontrado un lenguaje, un modo de expresaros en el que estáis cómodos, ¿lo ves así?

Supongo que poco a poco hemos ido encontrando nuestro sitio como banda. Y yo también me he ido encontrando a la hora de contar las cosas e interpretar las canciones, supongo. Ahora estamos mejor que nunca.

El camino profesional para artistas y bandas que empiezan está realmente jodido, o te lo haces amateur o llegar a una compañía que te apoye e invierta y te dé a conocer es un milagro… Vosotros de algún modo habéis vivido ese milagro, ¿no?

Sí. De alguna manera. Nosotros hicimos dos años de conciertos casi semanales en Madrid y alrededores antes de sacar el primer disco. Después hicimos dos discos con una multinacional y nos fuimos casi como habíamos llegado. Ahora estamos en Warner y todo va muy bien. Lo que quiero decir es que, a día de hoy, no existe una manera buena de hacer las cosas. Hay muchas. Y también puedes vivir ese milagro y tener conflicto de intereses con tu discográfica. O vivirlo sin una discográfica. Los tiempos cambian.

¿Cómo y dónde fue exactamente el nacimiento de Sidecars? ¿Qué fotografía guardas de ese momento?

Nosotros llevábamos tocando juntos desde los 15 años. Teníamos una banda en la que cantaba otro chico y hacíamos versiones y alguna canción nuestra. En un momento dado nos quedamos solo los cuatro. Empecé a cantar yo y rebautizamos la banda como Sidecars. La fotografía que guardo en mi memoria es ese primer concierto en el que ya éramos Sidecars. Adolescentes y sobreexcitados.

Sé que disfrutas los viajes, que eres tipo de ventana y paisaje…, ¿es cierto?, ¿llenas así las horas que transcurren entre trayectos?

Tienes razón. Soy muy de música y paisaje. Pero en realidad todo esto es porque no soy capaz de dormir. Me dan mucha envidia los que van dormidos a mi alrededor. Lo tengo asumido y paso las horas escuchando música, leyendo o escribiendo.

Una vez llegado a los destinos, ser parte de una banda de pop-rock te permite ver los lugares, las ciudades, desde un prisma que no ve la gente normal…

Sí, estoy de acuerdo. Aunque casi nunca tienes tiempo de ver nada. Conozco mucho las ciudades de noche, pero de día mucho menos, desgraciadamente.

Esa vida de continuo viaje, lejos del hogar, ¿sale reflejada de algún modo en las nuevas canciones que publicaréis el 13 octubre?

En parte, sí. Las canciones son bastante autobiográficas y, al fin y al cabo, mi vida es así y se debe ver reflejado. Pero me he dado cuenta de que hablo más de eso en las canciones que ando escribiendo ahora mismo que en las de este nuevo disco.

Has tocado sobre el mismo escenario que los Rolling Stones, con su ‘backline’ a tus espaldas, ¿qué sensaciones te vienen al recordarlo?

De vez en cuando pienso que me lo he inventado, que fue un pedo lisérgico en el que podía ser lo que yo quisiera y mi cabeza inventó eso. Lo recuerdo así. Como una borrachera legendaria. Demasiadas emociones juntas. Y difícil de expresar. Un sueño ver las guitarras de Keith, los pedales de Ron. Una auténtica paja.

Menéalo

Sobre el autor

Kike Turrón & Kike Babas
Los Kikes llevamos escribiendo sobre música y sus alrededores desde hace 25 años. Nuestros inicios fueron en fanzines (el nuestro era literario y se llamó 'Buitre No Come Alpiste'), luego en la prensa musical independiente y ahora en todo medio de comunicación que merezca nuestros respetos. Además hemos hecho radio y televisión, realizado vídeoclips, dirigido ciclos de conferencias, publicado nuestros propios libros de relatos y escrito bellas canciones a través de nuestros proyectos musicales (en la actualidad en los grupos Turrones y Kike Suárez de La Desbandada), también hemos escrito varias biografías sobre grupos de rock de aquí.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario