De Siria a Benedetti, teatro para no olvidar a los refugiados
23.08.2016

De Siria a Benedetti, teatro para no olvidar a los refugiados

Menéalo
Un momento de la obra 'Una mujer desnuda y en lo oscuro'.

Un momento de la obra ‘Una mujer desnuda y en lo oscuro’.

La obra ‘Una mujer desnuda y en lo oscuro’ narra desde las tablas la vida en el exilio. Basada en poemas y textos de Mario Benedetti, recoge la esencia de la vida del poeta, recitando las grandezas de la existencia desde la amargura del exilio. Una representación de verano en el madrileño Teatro Lara para no olvidarnos de los refugiados, porque la representación toca directamente el alma de la maltratada Siria y quienes han de huir del infierno a lo incierto.

Centrada en los años en los que el poeta fue refugiado político, no se olvida del humor y del amor tan presentes en la vida del escritor, una vida marcada por la soledad de la emigración forzada.

Mario Hernández quería hacer algo con textos del poeta uruguayo al que admira, y se puso a indagar fijándose en los años en los que Benedetti vivió en el exilio: “Al contar la historia de Benedetti todo es suyo, son sus textos, sus palabras, sus poemas… Yo solo lo he unido”, dice el dramaturgo. Retratadas quedan en esta obra las injusticias en América Latina y en España.

La trama se sitúa durante la noche antes de que Benedetti vuelva a Uruguay, tras más de una década de exilio; corren los años ochenta. Le acompañan una maleta y una mujer. En su equipaje vital, casi 12 años de exilio; la causa, una dictadura militar. Sus poesías llenas de recuerdos y sentimientos hacen de la palabra la reivindicación de la injusticia. A través de la vida del poeta viajamos al Chile de Pinochet, a la Argentina de secuestros y desapariciones, a la Cuba de Fidel Castro y a la Transición Española.

En su representación se denuncian las dictaduras, los secuestros, la opresión al pueblo… Se rinde homenaje a las víctimas y se reconoce los errores del pasado latiendo aún con fuerza en el presente. Viajamos a la España de 1982. “Es parte de un texto que habla de la España de esa época, con problemas de corrupción que podrían ser de 2016”, apunta Hernández.

Los textos son interpretados por Emilio Línder, en el papel de Mario Benedetti, y Esther Vega como personificación de esos versos que el poeta dedicó a las mujeres, representando ese amor que tomaba forma de poesía, esa escritura que menguaba la soledad del poeta. Como escenografía, maletas que, como las de los exiliados de hoy, están llenas de recuerdos, proyectos y algún sueño.

Comienza la obra con uno de sus poemas del alma, Soledades; y, como su vida, está marcado por el amor, al que escribió con plenitud, lleno de soledad como la que da el exilio.

“después de la alegría viene la soledad
después de la plenitud viene la soledad
después del amor viene la soledad”

El exilio y la desnudez del exiliado son la esencia que recorre las tablas durante toda la función. “Quería poner el ojo sobre lo que sucede en Siria y quería contar la historia de un viaje, la experiencia emocional de una persona que tenía la capacidad de expresar con la palabra de una forma muy bonita y concreta, con poemas. Benedetti tenía la capacidad de conjuntar lo bonito que nos aporta la vida con las desgracias”. Desgracias que suenan en la obra sin perder lo bello del verso de Benedetti. “Se trata de una obra para tomar conciencia de ti mismo y tu lugar en el mundo, y al mismo tiempo una obra divertida que no deja de lado el humor”. También se deja sentir la libertad que dan los tiempos del “des-exilio”, término que acuñó el propio Benedetti y que dejó impreso en su legado literario.

Hay que recordar que Benedetti fue perseguido por la policía militar de su país por todo el mundo para que cumpliera condena. En homenaje al poeta y su condición de refugiado político, durante toda las representaciones se ha habilitado una fila 0 para que el espectador que quiera pueda colaborar en la recogida de dinero para ayudar a los refugiados sirios.

‘Una mujer desnuda y en lo oscuro’ se está representando los miércoles de agosto en el Teatro Lara (Corredera Baja de San Pablo, 15, Madrid). 

Menéalo

Sobre el autor

Ilda Mosquera
Desde que aprendí a escribir me encantó hacerlo, siempre que no fuera en un dictado. Me licencié en comunicación audiovisual y periodismo con la intención de que estas carreras me ayudasen a cumplir mis sueños. Los hago realidad, de vez en cuando, en la revista Madriz, en la tele y en mi blog Puedes seguirme en Twitter: @ildadevent

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

  • El 25.08.2016 , jesus rey joly ha comentado:

    por dos días seguidos me quedo sin acceso al artículo correspondiente a los desnudos masculinos. ¿ censura o errores informáticos?. me sale constantemente de siria a benedetti

Deja tu comentario