22.12.2017

Soluciones en Barcelona para ‘Después del fin del mundo’

Menéalo
Cita de McKenzie Wark con la que se publicita la exposición.

Cita de McKenzie Wark con la que se publicita la exposición.

La formación del Gobierno catalán la tendrán que arreglar los políticos, que para eso les pagamos. Pero ‘El Asombrario’ quiere centrarse hoy en lo verdaderamente importante y de todos: el planeta. En 2015, los ciudadanos del mundo nos comprometimos, a través del Acuerdo de París, a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera y abandonar progresivamente el uso de combustibles fósiles. La muestra ‘Después del fin del mundo’ en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) reflexiona sobre diversos aspectos de la crisis climática enfrentándonos a paisajes del planeta ‘Antropoceno’, o ‘Edad de los Humanos’, y plantea soluciones realistas para salir de este grave atasco.

Lo afirma el escritor estadounidense Kim Stanley Robinson al final del prólogo audiovisual: “Imagínate habitando alguno de estos escenarios donde estás a punto de entrar, y entonces toma algunas decisiones sobre qué hacer, cómo avanzar. Piénsate como el planeta”.

La exposición del CCCB, comisariada por José Luis de Vicente, ofrece una buena oportunidad para aunar planteamientos artísticos, filosóficos, de diseño especulativo o científicos actuales sobre un entorno marcado por la devastadora acción humana. La confluencia de todo lo expuesto invita a apropiarse o crear nuevas estrategias para sobrevivir en el mundo futuro. La visión apocalíptica más frecuente al afrontar estos temas ofrece en Después del fin del mundo ciertas salidas en las que el visitante puede implicarse para buscar nuevas oportunidades de cambio de forma individual y/o en comunidad.

Conforman la muestra del CCCB ocho instalaciones inmersivas, una base de experimentación y acción participativa en el espacio público de la ciudad, y el diseño y desarrollo de un Ministerio del Futuro, ensayo-instalación del filósofo británico Timothy Morton, autor de los conceptos “ecología oscura” e “hiperobjetos”. Al contrario de lo que suele ser habitual, su propuesta se basa en proponer políticas del muy largo plazo para investigar, entre otros temas, las condiciones de desigualdad y temporalidad y estudiar las magnitudes reales de la crisis. Dividida en cinco escenas, en las que Morton encarna el papel de un crítico primer ministro, da paso a las instalaciones de Benjamin Grant, Unknown Fields Division (Kate Davies + Liam Young), Charles Lim, Rimini Protokoll, Superflux, Tomás Saraceno y Natalie Jeremijenko.

Benjamin Grant es el creador de Overview, un proyecto que explora las bases de datos de fotografía satélite y de las que se extraen espectaculares imágenes cenitales que demuestran cómo la actividad humana ha ido transformando el paisaje: ciudades hiperpobladas, minas, islas artificiales, cementerios de aviones o granjas en medio del desierto son solo algunas de las capturas que demuestran cómo la especie humana ha dejado su huella en el planeta Antropoceno.

Sunt Lakes (B. Grant) (Fuente CCCB)

Sunt Lakes (B. Grant) (Fuente CCCB)

La videoinstalación Destejidos, de los británicos Unknown Fields Division (Kate Davies y Liam Young), nos enfrenta a la precariedad y las vejaciones que sufre el planeta al someterse al mercado global de la moda. La extracción de los materiales utilizados, las condiciones de trabajo en las fábricas o el transporte de las telas contrapone la banalidad del deseo con su impacto real en nuestro entorno.

Destacamos la propuesta de la compañía de teatro documental alemana Rimini Protokoll, Todos salen ganando, y su experiencia dramática sobre las especies ganadoras y perdedoras en la crisis climática; y a Charles Lim, que presenta por primera vez su investigación Estado del Mar 9: Proclamación, en la que muestra cómo ha logrado Singapur ganar un 30% de terreno al mar comprando tierra artificial. Resulta tan espectacular ver el audiovisual como la documentación que corrobora el modo en que el Estado se anexiona las nuevas extensiones sin ninguna dificultad legal. El proceso nos recuerda, evidentemente a otra escala, la recuperación constante de nuestras playas.

Aeroceno, de Tomás Saraceno, es un proyecto de arquitectura utópica que lanza conjeturas sobre la posibilidad de que la atmósfera se convierta en un nuevo territorio de expansión de la humanidad. Por su parte, el estudio de diseño especulativo Superflux nos ofrece la posibilidad de observar todos los detalles de un apartamento de 2050 en Mitigación del Shock: en un mundo donde las sequías y los huracanes han cambiado nuestra forma de alimentarnos, ¿qué tipo de instalaciones y habilidades deberíamos desarrollar para poder alimentarnos?

Després de la fi del món. Reportatge de l’exposició from CCCB on Vimeo.

La polifacética Natalie Jeremijenko, referente en las relaciones entre arte y ciencia, instala parte de su Clínica de Salud Ambiental en el museo, aunque tal vez sea más interesante su segunda sede: la Estación Ambiental instalada en el barrio de Sant Martí con el objetivo de promover nuevas operaciones ciudadanas para mejorar el ecosistema urbano. De hecho, parte importante de la exposición son todos los debates y talleres que se ofrecen intentando promover una búsqueda colectiva y promoviendo siempre la participación ciudadana. Investigadores y público entendido o no relacionado con el tema pueden sumar ideas y actuaciones.

En unos días en los que no se para de hablar de los devastadores efectos de la sequía, de la contaminación generalizada o de la aprobación por parte de la UE del uso de lo polémicos herbicidas glifosatos durante cinco años más (con el deplorable apoyo de nuestro país), es importante que te acerques y tomes conciencia sobre los pasos que podemos tomar ante el desastre que hemos causado. No culpes al resto de lo que ha ocurrido hasta ahora. El momento de las lamentaciones ha terminado; buscar soluciones depende de la actitud y la concienciación de todos.

‘Después del fin del mundo’. En el CCCB de Barcelona. Hasta el 29 de abril de 2018.

Menéalo

Sobre el autor

Paloma G. Díaz
Paloma G. Díaz es licenciada en Comunicación Audiovisual y Doctora en Historia del Arte. Responsable del blog UNCOVERING Ctrl sobre Media Art relacionado con vigilancia y control, trabaja en gestión y desarrollo de proyectos tecnológicos, investigación y docencia.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

4 comentarios

  • El 22.12.2017 , Manuel Vallejo ha comentado:

    Gracias por el artículo.
    La afectación de nuestro entorno por malas prácticas es muy preocupante.
    Nunca olvidaré mi visita a Zaruna, ( provincia de Loja, Ecuador) en 2006, encontré una muchacha que llevaba a su bebé de 12 meses en brazos, y al hacerle una carantoña al bebé yo ví que le faltaba literalmente el oido, tal cual, solo tenía el orificio . Me comentó que era por causa de la contaminación de las aguas en esa zona. Días más tarde supe que en esa area existen minas de oro, desde la Colonia, 1550, y que se ha usado, o aún se usa, ciaunuro y compuestos de mercurio de la mega minería de oro a cielo abiert, y eello ha llevado a malformaciones genéticas.
    Realmente me impactó y empecé a interesarme por estos temas.

    • El 22.12.2017 , Lourdes m ha comentado:

      En Norteamérica, la gente, comenta que, Monsanto, es culpable de todo este “sinsentido”, por los productos que comercializa.

    • El 22.12.2017 , lourdes m ha comentado:

      Se dan casos de deformaciones del pabellón auditivo, relacionados, directamente, con afecciones renales.Un Pediatra, explora a un niño, observó una malformación en una orejita del niño. Inmediatamente a Negro Pediatrica: Había nacido con, solamente, un riñón. Tenía tres meses, cuando realizaron el diagnóstico. En la clínica donde nació, ni idea de la causa de esa malformación. Sugirieron realizar, mas mayorcito, cirugia reparadora y estética .Fue en el Clínico de Puerto Real (Cadiz),donde le descubrieron al niño, el “porqué”, del defecto

  • El 22.12.2017 , lourdes m ha comentado:

    Negro, NO.
    NEFRO (nefrología). Lapsus clavis.

Deja tu comentario