12.11.2016

Ya son 32 años de BioCultura: granos ecológicos que hacen montaña

Menéalo
Productors de alimentación ecológica como los que pueden encontrarse en BioCultura. Foto: Pixabay.

Productos de alimentación ecológica como los que pueden encontrarse en BioCultura. Foto: Pixabay.

Somos lo que comemos, lo que consumimos y la huella que dejamos en el planeta. En BioCultura tienen claro que hay que transformar los hábitos cotidianos porque hay alternativas reales. Alimentación ecológica, ecocosmética, moda sostenible, reciclaje, energías limpias, economía del bien común, terapias y medicinas complementarias… Todo esto se encuentra en la feria ecológica para toda la familia que se está desarrollando este fin de semana en Madrid. Con más de 700 expositores y 350 actividades.

“No somos una utopía, somos una realidad. No somos el futuro, somos el presente”. Bajo este lema se desarrolla este año la nueva edición de BioCultura, la feria de alimentación ecológica y consumo responsable que celebra ya 32 años de existencia en Madrid, mientras se ha ido extendiendo a otros lugares como Valencia, Barcelona, Bilbao y Sevilla. Su directora, Ángeles Parra, destaca la necesidad de trasladar a la ciudadanía que estas opciones de consumo y de vida sostenible ya existen de forma consolidada. “Llevamos más de tres décadas sembrando y ahora mismo ya es una realidad, ya hay una producción ecológica extensísima, España es el primer país en superficie dedicada a la agricultura ecológica en Europa y el quinto a nivel mundial. Cada vez más consumidores apuestan por cambiar sus hábitos de alimentación y apostar por productos que ofrecen más garantías”.

Pero aún producimos mucho más de lo que consumimos. “Lamentablemente, se exporta el 70%, principalmente a Centroeuropa. Si lo consumiéramos aquí supondría ahorro energético. BioCultura tiene como misión ayudar a que los consumidores conozcan estos productos y apuesten por otro tipo de alimentación”.

La feria ecológica ofrece las herramientas para empezar a dar pasos y ser consumidores responsables desde la alimentación, el ahorro energético, el reciclaje y esos pequeños gestos cotidianos que pueden ayudar mucho al medioambiente. Este año se pone el acento especialmente en la moda sostenible con el proyecto Planeta Moda, en el que varias empresas presentarán sus propuestas de ropa y calzado. “Apostamos por el textil sostenible y moda ecológica. La procedencia de las fibras de la ropa es importante; por ejemplo, el cultivo de algodón es el más contaminante a nivel planetario. Sólo con conseguir que el algodón se produzca de forma ecológica nos estaríamos ahorrando millones de toneladas de productos químicos que van a la tierra, a las aguas, al aire”.

También la cosmética y los productos de higiene tienen una presencia cada vez mayor, como señala Ángeles. “Tan importante como la alimentación, son esos productos cosméticos y de higiene que usamos en el día a día, porque nuestra piel absorbe todo lo que le ponemos, es importante que sea de origen natural y ecológico”.

Más de 700 expositores mostrarán 18.000 referencias en sectores como alimentación, cosmética certificada, moda sostenible, bioconstrucción, terapias complementarias o artesanías. Para la directora, ha sido un largo recorrido que ha asentado unas bases sólidas. “Empezamos hace 32 años, nos estábamos inventando un movimiento. Ahora es una feria de referencia, estos días vamos a recibir a más de 70.000 personas. Le gente viene a informarse, formarse, disfrutar, es punto de encuentro entre profesionales y consumidores”.

Junto a los expositores, se ofrecen más de 350 actividades paralelas con charlas, jornadas, debates, cine, música, showcooking ecogastronómico, el festival eco vegano y el festival infantil MamaTerra. “Siempre dedicamos ese espacio para los más pequeños, con talleres de huerto, cocina, juegos, manualidades, y este año tendremos también nanas de diferentes culturas”. Poner la semilla ecobio desde edades tempranas es fundamental para transformar el modelo de consumo. “Hay un cambio en los niños. Las familias están cambiando, cambia el tipo de educación, las escuelas dan pasos sobre consumo responsable y sostenibilidad, cada vez hay más coles que trabajan con huertos o productos ecológicos en los comedores. Nuestros pequeños están creciendo con otro tipo de educación, aunque paralelamente está presente la cultura del consumismo desenfrenado. Hay que seguir trabajando”.

La estela de lo verde se extiende a sesiones de cine y proyección de documentales que pretenden hacer pensar a los visitantes de la feria con un mensaje claro: el cambio es urgente porque nos estamos cargando el planeta Tierra con tanta destrucción, contaminación y explotación de recursos. Y viendo todas las opciones y alternativas que ofrecen organizaciones, asociaciones y productores, no hay excusa. “Sería una excusa fácil pensar que no podemos hacer nada. Si sumamos los pequeños gestos de cada uno ya hacen una montaña. Si decidimos apostar por un tipo de consumo o por otro estamos obligando a multinacionales o gobiernos a cambiar de dirección. Se puede ser consumidor responsable por activa o por pasiva. Consumiendo o dejando de consumir ciertas cosas”, afirma la directora de BioCultura.

Ahora que se acerca la época de mayor consumo del año, en la feria se pueden encontrar también turrones ecológicos y elaborados con quinoa real. “En BioCultura hay ideas y opciones para todos aquellos que quieran contribuir a la regeneración del planeta y cuidar de su salud y la de sus familias con un consumo consciente capaz de revertir los acuciantes problemas ecológicos a los que se enfrenta la Humanidad”.

‘BioCultura. Feria Internacional de Productos Ecológicos y Consumo Responsable’ se celebra en Feria de Madrid – IFEMA (Pabellón 9), hasta el 13 de noviembre.

Menéalo

Sobre el autor

Silvia Melero
Periodista freelance convencida del poder de la comunicación para el cambio social. Hecha de palabras, sueños, músicas y lo vivido en años de radio, prensa y televisión. Trabajó en Radio Ñandutí de Paraguay y ha escrito guiones para videos de ONG y documentales en Humania TV. Colabora en revista 21 y dirige los proyectos Desinstrumentados y Cómo lo Cuento , Luto en Colores Twitter: @SilviaMeleroAba

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 Comentarios

  • juan Dice:
    12.11.2016

    x

  • juan Dice:
    12.11.2016

    sE GENERAN DEMASIADOS DESPERDICIOS EN UNA FERIA COMO bIOCULTURA QUE debería dar ejemplo. gracias

  • Enviar un comentario