02.08.2019

Aire libre en agosto: propuestas fresquitas de ciencia, buceo y perseidas

Menéalo

Noche de perseidas en Gran Canaria. Foto: Flickr Creative Commons.

A mí ni el calor ni la subida desorbitada de temperaturas me quita el darme mis paseos por el campo o por la costa. Ni siquiera en agosto. Solo hay que buscar las propuestas y lugares idóneos. Por ejemplo: ¿Qué tal si nos cogemos una cestita, nos levantamos temprano y nos vamos a coger unas moras entre las zarzas de ese camino que lleva al río? La observación astronómica nocturna, incluidas las famosas ‘lágrimas de San Lorenzo’ y el buceo son otras propuestas refrescantes que se rematan precisamente con la ‘Ciencia al fresquito’ que propone la Fundación Descubre.  

Ciencia al fresquito

Comienzo con este programa de actividades de nombre tan elocuente que organiza la Fundación Descubre (Fundación Andaluza para la Divulgación de la Innovación y el Conocimiento). Se sustenta en tres patas: las actividades se realizan principalmente al atardecer o de noche, cuando las temperaturas bajan algo; se ubican en municipios de pequeño y medio tamaño, y tienen un componente científico muy divulgativo, muy para todos los públicos. Hay más de 40 propuestas planificadas, pero nos centramos en algunas de agosto.

Hay varios talleres y rutas con nombres muy apetecibles: Quédate helado con… El interesante mundo de las plantas (16 de agosto). Cata científica de vinos (30 de agosto). Noche bajo las estrellas en el Cerro del Hierro (hasta el 24 de agosto). Y Un volcán de cinco estrellas entre el Arrecife de Las Sirenas (hasta el 15 de septiembre). Pero hay más, sobre todo centradas en la observación astronómica, como los Viernes astronómicos en El Puerto de Santa María (Cádiz), los del Pinar de la Algaida, en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz (16 y 30 de agosto) y la posibilidad de culminar una visita al Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas desde el Cosmolarium del castillo de Hornos del Segura (Jaén) (hasta el 7 de septiembre).

Las ‘lágrimas’ de agosto

En una de estas citas astronómicas de Ciencia al fresquito fijo que se observan las lágrimas de San Lorenzo, perseidas o lluvia de estrellas, aunque realmente no son tales. Son partículas de polvo que se desprenden de los cometas y se convierten en meteoritos de actividad alta (hasta 150 meteoros por hora). Tienen lugar principalmente entre el 16 de julio y el 24 de agosto, aunque el punto álgido llega entre el 10 y el 13 de agosto, de ahí que se les llame lágrimas de San Lorenzo, ya que la festividad de este santo es el día 10.

Para que no digáis que no os doy pistas, aquí os va una relación de hasta 62 agrupaciones que están dentro de la Federación de Asociaciones Astronómicas de España. La mayoría organizan observaciones para esos días. No obstante, yo os recomiendo que vayáis por libre, que escojáis una zona rural del interior de España apartada del mundanal ruido (me valen Soria, Burgos o Cuenca, por ejemplo), comencéis el paseo a eso de las 12 de la noche y os dejéis arrastrar por el momento celestial con vista a las perseidas y oído a los cantos de grillos y autillos.

Recolectores de frutos del bosque

No os alejéis mucho de ese interior peninsular, incluso extendedlo al norte, a la cordillera Cantábrica y los Pirineos. En este caso toca madrugar para comenzar una recolección de unos frutos del bosque de temporada: las moras. Os adelanto que yo ya he cogido alguna, suelta, en uno de mis paseos. ¿Por qué de buena mañana? Porque hay que recogerlas lo más frescas posibles, en su óptimo punto de maduración, con un color negro algo brillante. Se descuelgan entre las zarzas de los caminos y sendas y de los setos que no han sido invadidos por alambres y hormigón. Con un poco de suerte hasta compartís el desayuno con alguna curruca, mirlo o petirrojo. La maduración de las moras en las zarzas llega hasta el mes de septiembre.

Un plato de moras.

Buceo gallego y solidario

Tengo que reconocerlo: nunca he buceado. Es una asignatura pendiente que pienso aprobar algún día. A lo más que he llegado es al esnórquel de andar por casa entre zonas costeras de Alicante y Castellón, gozando con el ir y venir de gobios, blenios y sargos, en ocasiones entre matas de posidonia. Lo que si os digo es que no penséis que esto del buceo es cosa de la costa levantina y de las islas canarias y baleares. Echad un vistazo a este proyecto de la Unión Europea: Wildsea Atlantic Ocean Heritage Route. Pretende poner en valor zonas de buceo de la fachada atlántica europea, del Reino Unido a Portugal. Seguid la pistas a estas tres zonas de Galicia: Mariña Lucense, Costa da Morte y ría de Arousa.

Una cosa más. Alguien que me anima siempre a dar el paso hacia mi bautismo en el buceo es Álvaro Sánchez, presidente de SoliDive (Solidarity Diving). Fiaos de él y de la página web de esta ONG en cuanto a empresas y opciones de buceo sostenible y socialmente comprometidas que aparecen. De hecho, como llegaremos muy pillados para que entre con tiempo en el Aire Libre de septiembre, os adelanto que del 7 al 8 de ese mes organizan un Fin de semana de buceo solidario y turismo responsable en la Reserva Marina Isla de Tabarca de Alicante. Excelente oportunidad para practicar un turismo comprometido que incluye inmersiones para disfrutar, a pocos metros de profundidad, de densas praderas de posidonia y fondos rocosos entre los que se esconden doradas, lubinas, sargos y meros, entre otras especies.

Pastores del Cadí-Moixeró

Concluyo con otras propuestas concretas, con fecha y hora. Vienen de la mano de un parque natural, el del Cadí- Moixeró (Barcelona, Girona y Lleida), que por su continua implicación en promover la educación ambiental se merecen mínimo estas líneas, que además se llenan de actividades interesantes. Una de ellas es una jornada acompañando a un pastor de Bagà (Barcelona) y a su rebaño (25 de agosto). Aparte de disfrutar de la interacción con el paisaje, Ricard Garcia, el pastor, enseña usos y costumbres de su oficio, incluido el arte de “musicar un collar”. No, no se trata de sacarle música a un collar, sino de decorarlo. Otra propuesta (10 de agosto) anima a descubrir el parque “en formato relax”, en torno a los árboles monumentales del bosque de Gresolet.

Menéalo

Sobre el autor

Javier Rico
Desde 1989 escribo solo, y a mucha honra, sobre medio ambiente y conservación de la biodiversidad. Son casi 8.000 artículos y reportajes en sesenta medios contribuyendo a difundir la necesidad de cuidar nuestro planeta, el único que tenemos y que tanto maltratamos

¿Quieres leer más artículos de este autor?

4 comentarios

  • El 02.08.2019 , Mariano Fuentes Alvaro ha comentado:

    Señalan que ya han recogido moras ahora y me imagino que serán tempranas, muy tempranas, o las recogen en una zona con un ciclo muy prematuro de maduración pues yo , en la zona sur de Soria, en el limite con Guadalajara, las recogi a finales de Septiembre. Así el pasado año, 2018, las eche a la cesta entre el 21y el 28 de Septiembre.
    Saludos

  • El 02.08.2019 , Andrés ha comentado:

    Como aficionado a la astronomía, tus propuestas me parecen excelentes, Javier.

  • El 06.08.2019 , Javier Rico ha comentado:

    Hola Mariano. Gracias por interesarte y leer el artículo. Efectivamente, son moras incipientes, sueltas. Aun no han madurado en grupo. En concreto recogí un par de ellas maduras a finales de julio en la sierra de Béjar, entre los municipios de Peñacaballera y Puerto de Béjar, en un frondoso seto enredado de helechos y zarzamoras. Saludos

  • El 06.08.2019 , Javier Rico ha comentado:

    Muchas gracias Andrés

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.