06.03.2020

Aire Libre de marzo: conoce el cortejo de la avutarda y la “catedral del senderismo”

Menéalo

Dos avutardas. Foto: SEOBirdLife

En este ‘Aire Libre’ de marzo os propongo dos vivencias de las que dejan huella: Ver a la avutarda, el ave voladora más pesada del mundo y que ha elegido la península ibérica para establecer sus mayores poblaciones del planeta; en plena ceremonia exuberante de cortejo es algo que no nos debemos perder en estos días. Y luego está la Vall de Laguar, en Alicante, con moriscos, leprosería, frutales en flor y hasta la “catedral del senderismo”. Alicientes que se completan con una visita a Liébana, en Cantabria, de la mano de grupos de desarrollo rural, y un curso para aprender a identificar a los carnívoros ibéricos. ¿Os parece poco? Pues añadamos los días de los bosques, del agua, de la defensa de los ríos y del gorrión.

Vamos por partes. Insisto en que las efemérides internacionales constituyen una buena excusa para plantearse salidas a la naturaleza y acciones que la defiendan. Por ejemplo, qué mejor que el Día Mundial de Acción en Defensa de los Ríos (14 de marzo) salir a disfrutar de algunos de nuestros numerosas cauces y, en consonancia, el Día Mundial del Agua (22 de marzo) participar en las actividades que se llevarán a cabo bajo el lema de Agua y cambio climático. El Día Internacional de los Bosques (21 de marzo) toca perderse por la fronda que más apetezca. Y, en fin, el Día Mundial del Gorrión (20 de marzo), no te muevas de tu ciudad o pueblo, fíjate en estas aves más comunes, disfruta con ellas y fomenta su conservación, que últimamente la precisan más que nunca.

Avutardas a 30 kilómetros de la Puerta del Sol

¿Sabéis que hay personas aficionadas a la observación de las aves en Europa que pagan un dineral para venir a España a observar avutardas? Nuestro país alberga la mayor población del continente (unos 25.000 ejemplares de un total de 30.000) y la mitad de la mundial del ave voladora más pesada del mundo (16 kilos). Cuántas particularidades para una especie que en muchos casos sigue sufriendo la indiferencia de quienes vivimos a su lado, y en el peor, las amenazas que la han llevado a la extinción en buena parte de la península ibérica. Por lo tanto, toca conocer dónde está, cómo reconocerla con sumo respeto y a partir de ahí velar por su conservación, más ahora que se nos muestra en todo su esplendor.

El final del invierno y el comienzo de la primavera (cambio climático mediante) es el momento en que los machos de avutarda realizan sus características ruedas de cortejo. En esta ceremonia da la impresión que vuelven del revés su plumaje y se transforman en una bola rodante de notorios tonos blancos. Bien localizado el lugar, la escena no se le escapa a nadie, por muy alejados que estemos de ella. Yo la he visto muy cerquita de casa, en Madrid, a poco más de 30 kilómetros de la Puerta del Sol, entre las estepas cerealistas del este (atención al curso de identificación de aves esteparias que organiza la Sociedad Española de Ornitología, SEO/BirdLIfe, por esta zona en marzo); pero también en el entorno de las lagunas de Villafáfila (Zamora). En general, las llanuras cerealistas de ambas mesetas y de Extremadura suponen lugares idóneos para su observación.

Huellas y rastros de carnívoros ibéricos

Continuamos con la fauna y con otro curso. Al frente del mismo está Ángel Javier España, maestro de educación primaria y educador ambiental, pero, sobre todo, como él mismo se autodenomina, “biólogo amante de los rastros y las huellas”. Lleva 20 años siguiendo este tipo de indicios de la presencia de animales, y entre otros libros publicados tiene uno muy apropiado: Rastros y huellas de carnívoros ibéricos. Este grupo de fauna será el protagonista del curso organizado por la Sociedad Extremeña de Zoología que España imparte en un lugar de lo más apropiado: la finca La Serrezuela de Don Benito (Badajoz). Será el 28 y 29 de marzo, cuesta 95 euros e incluye clases teóricas en clase y prácticas de campo, el alojamiento y parte de las comidas.

Iglesia neoclásica de Salarzón, una localidad del municipio de Cillorigo de Liébana, en la comarca de Liébana (Cantabria, España). Foto: Nicolás Pérez.

Entre una leprosería y la “catedral del senderismo”

Ahora el cuerpo me pide recomendaros una zona de lo más peculiar de la Marina Alta alicantina. Podría poner como excusa los cerezos en flor que ya los cité en el Aire Libre de este mes del año pasado, pero sería una de las muchas particularidades más que contiene la Vall de Laguar. Este es el nombre de un municipio que incluye tres pueblos (Benimaruell, Campell, Fleix) y un núcleo habitado en torno al sanatorio de Fontilles. Aquí se levanta la única leprosería que queda activa en España, en un entorno en el que pasa desapercibida como una residencia más, rodeada de huertas, pinos, encinas, algarrobos y algún almez solitario. Toda la zona está repleta de historias de moriscos expulsados con violencia a comienzos del siglo XVII tras la orden dada por Felipe III. Se puede ascender al Cavall Verd (caballo verde), una cumbre que muchos de estos moriscos identificaron como un équido divino que les vendría a salvar de las tropas del reino de España.

La subida zigzagueante hasta el Cavall Verd muestra ahora varios frutales en flor, la mayoría en restos de bancales que llegan casi a la cima. Pero el auténtico hito del senderismo lo aporta el barranco del Infierno, el angosto cañón que ha cincelado el río Girona. No en vano el recorrido completo (parte de Fleix y es circular como sendero de pequeño recorrido PR-CV 147) recibe el nombre de “catedral del senderismo”, incluidos los casi 6.800 escalones que forman parte de él. Estos peldaños son una muestra de la arquitectura popular de la Vall de Laguar, presente también en los muros de piedra seca y en las fuentes que jalonan la ruta. No os fiéis mucho, pueden estar secas.

Desarrollo rural con senderismo en Cantabria

Termino hacia el norte, reconociendo el trabajo que la Red Cántabra de Desarrollo Rural y sus socios, los grupos de acción local, llevan a cabo con Naturea Cantabria. Se trata de un programa de dinamización y mantenimiento del uso público en los espacios naturales protegidos de Cantabria y no me resisto a proponer las rutas que durante marzo organizan por la comarca de Liébana , teniendo como referencia la Casa de la Naturaleza de Pesaguero. Sierra de Campulargo, collado Arceón, Los Cuéneres y Niñandi (sierra de Peñarrubia) son las zonas elegidas para andar y disfrutar del paisaje, aunque la última, que entra además en otra comarca cántabra limítrofe con Liébana (Saja-Nansa), requiere de piernas acostumbradas a la montaña para superar un desnivel acumulado de 800 metros.

Menéalo

Sobre el autor

Javier Rico
Desde 1989 escribo solo, y a mucha honra, sobre medio ambiente y conservación de la biodiversidad. Son casi 8.000 artículos y reportajes en sesenta medios contribuyendo a difundir la necesidad de cuidar nuestro planeta, el único que tenemos y que tanto maltratamos

¿Quieres leer más artículos de este autor?

4 comentarios

  • El 06.03.2020 , Diego Carrasco ha comentado:

    Hola, a todos-as. Se olvidó Javier de añadir que en Vall de Laguard, despues de hacer la senda de la catedral, puedes disfrutar de un puchero tipico de la zona; con el que repondrás fuerzas disfrutando de lo lindo.

  • El 07.03.2020 , adolfo ha comentado:

    Dices «en Madrid, a poco más de 30 kilómetros de la Puerta del Sol, entre las estepas cerealistas del este»
    ¿Podrias decirme con mas exactitud donde podemos ver la avutarda?

  • El 08.03.2020 , Javier Rico ha comentado:

    Gracias Diego por tu comentario. El espacio que tengo no me dio para explayarme sobe los valores gastronómicos de la Vall de Laguar, donde me sorprendió la cocina de origen balear, derivada principalmente de la repoblación de la zona con personas de Mallorca tras la expulsión de los moriscos.

  • El 08.03.2020 , Javier Rico ha comentado:

    Lo siento Adolfo pero no se puede ofrecer información más de detallada sobre la localización de las avutardas en Madrid debido a lo delicado de su hábitat y de su situación.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.