03.05.2019

Aire libre en mayo. Sal a observar ranas, delfines y mariposas

Menéalo
Sapo partero ibérico. Foto: Ardeida.

Sapo partero ibérico. Foto: Ardeida.

En abril me quedé con las ganas de “llevaros de charcas”, y en este al fin lo consigo. Sí, las charcas, como las cunetas de los caminos o los descampados de las ciudades, son ecosistemas poco o nada mediáticos, pero que dan de sí mucho juego natural.

Visitaremos estas charcas en un mes cargado de efemérides verdes. Apunta: 11 de mayo, Día Mundial de las Aves Migratorias. 11 y 12 de mayo, Geolodía. 20 de mayo, Día Mundial de las Abejas. 21 de mayo, Día Europeo de la Red Natura 2000. 22 de mayo, Día Internacional de la Biodiversidad. Y 24 de mayo, Día Europeo de los Parques. Con la cantidad de actividades que se van a organizar durante todos estos eventos, desde ‘El Asombrario Recicla’ te dejamos sin excusas para que salgas a lo largo del mes a disfrutar de la naturaleza. Si además te ofrezco citas con sapos, calderones, delfines y mariposas, para qué quieres más.

 Baños y abrazos en las charcas

Por fin ha llovido y hay posibilidad de disfrutar de unos ecosistemas marginales, de esos que no salen en los grandes mapas de la biodiversidad, pero que sin embargo ofrecen muchas posibilidades de disfrutar con la fauna que se concentra en ellos. De entrada, en momentos de máxima actividad reproductora como la actual y necesidad de alimento y bebida, no sería la primera vez que, acomodado a cierta distancia, veo la siguiente escena en un charco, incluso en plena ciudad: bajan gorriones comunes a beber y asearse a las charcas, enseguida les acompañan verdecillos y algún verderón solitario (pardillos si estamos más en el campo); y un mirlo común que por su tamaño y aspavientos se hace más hueco y echa a algunos de los primeros; que se van del todo cuando aparecen las urracas y los estorninos negros.

No salimos de las charcas, ahora ya sí más en el campo, porque de ahí nos llegan el croar de ranas y sapos, y los cantos de algunos de estos últimos. Sí, el sapo partero, por ejemplo, emite una especie de silbido corto y continuamente repetido. No confundir con el del autillo, una rapaz nocturna de silbido más aflautado y largo. Como están en plena época reproductora, en especial en zonas de montaña, la audición se puede completar con la observación muy cuidadosa y respetuosa del famoso amplexo, ese abrazo contundente que le da el macho a la hembra durante la cópula y que llega a durar horas.

Avistamiento de delfines en mar abierto. Foto: Pixabay.

Avistamiento de delfines en mar abierto. Foto: Pixabay.

El canto del calderón

Seguimos en el agua y con otros silbidos muy especiales. Estamos en el mar, en el estrecho de Gibraltar, y un grupo de 15 calderones comunes descansa sobre las aguas, con ligeros movimientos de ida y vuelta desde la embarcación donde los observamos. Guardamos silencio, porque solo así se oye cómo se comunican entre ellos, con silbidos, a veces de tono muy angustioso, pero también con otros sonidos más roncos y guturales. Dicen que los calderones también cantan. Es un placer verles desplazarse con un deambular pausado mientras emiten dichos sonidos.

Elijo estas fechas porque es cuando se comienzan a dar las primeras concentraciones (y sin excesiva afluencia turística) tanto de calderones como de otros delfínidos, como los delfines común, mular y listado. En este caso se les ve sobre todo nadando y saltando en paralelo a nuestra embarcación. No resulta complicado que a las escenas grupales con estos cetáceos se incorporen orcas, rorcuales y algún cachalote más solitarios. Justo en Tarifa hay varias empresas que organizan salidas para observarlos, pero mira bien que mantengan un código de conducta de máximo respeto hacia los animales. Si además, en paralelo, llevan a cabo programas de conservación, investigación y/o educación ambiental, nos dan otra buena señal de su seriedad.

Un ejemplar adulto de Papilio machaon.

Un ejemplar adulto de Papilio machaon.

Los lazos de la primavera

Las mariposas son como lazos de colores que engalanan prados, bosques, montañas y riberas de diversos cauces. Realmente vuelan durante todo el año, pero es en primavera cuando, por cantidad y variedad, son más notorias. Ya me gustaría saberlas identificar como hago con las aves, pero tú, como yo, no te agobies. Primero disfruta de su belleza, sin más, en vuelo o posadas, y luego aprende cuatro detalles para reconocer a las más comunes, por ejemplo a las hermosas macaón (Papilio machaon) y chupaleches (Iphiclides feisthamelii). Son esas tan grandes, con marcas negras y blancas y con una proyección en punta hacia afuera de sus alas posteriores, que parecen la cola de una golondrina. Otra inconfundible es la pavo real (Inachis io), la de los muy destacados ocelos oscuros bordeados de blanco en las cuatro alas sobre un rojo muy intenso. Pero sí, la mayoría son de colores menos intensos, pero con el mismo aspecto grácil e inquieto, como las colias de tonos verdes y amarillentos o las blancas y blanquitas de la col, las típicas blancas con pequeños puntos negros en sus alas.

Geolodía 2019

“Excursiones que pueden ser rurales, urbanas o marinas y que muestran la geología de cada zona y cómo esta influye en la vida cotidiana de todas las personas”. Así presenta la Sociedad Española de Geología el Geolodía (11 y 12 de mayo), un certamen que desde 2011, y con actividades por toda España, acerca la historia y composición de la Tierra que habitamos a todo tipo de públicos de la mano de personas expertas en Geología. En El Asombrario nos ocupamos de esta cita hace unos días ; os recordamos que en su web podéis comprobar cuál es la cita que te queda más cerca o la que más te interesa. Para abrir boca, os dejo estas sugerentes propuestas: Geoquijote de la Mancha en Albacete, La extraña historia de la playa de los muertos en Almería, Arte en las rocas en Burgos, Hay drones en la costa en Cádiz, Geología callejera en Ceuta, Fósiles gigantes en Guipúzcoa, Un tsunami en lo alto de una montaña en Gran Canaria, Playas fósiles en la Siberia extremeña en Badajoz y Un paseo por la historia geológica en Barcelona.

Parques para celebrar

Por último, hay que permanecer atentos a dos páginas web, la de la sección española de Europarc (Federación Europea de Parques Naturales y Nacionales) y la de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife). El motivo es que los días 21 y 24 de mayo se celebran, respectivamente, el Día Europeo de la Red Natura 2000, instaurado a partir de una iniciativa de SEO/BirdLife y EFEVerde, y el Día Europeo de los Parques, que conmemora la declaración de los primeros parques nacionales de Europa (nueve nada menos en Suecia) un 24 de mayo de 1909. Para esas fechas ambas entidades, en colaboración con otras, organizan numerosas citas para conocer de cerca y de la mano de guías expertos algunos de los espacios naturales protegidos más emblemáticos de nuestra geografía.

Menéalo

Sobre el autor

Javier Rico
Desde 1989 escribo solo, y a mucha honra, sobre medio ambiente y conservación de la biodiversidad. Son casi 8.000 artículos y reportajes en sesenta medios contribuyendo a difundir la necesidad de cuidar nuestro planeta, el único que tenemos y que tanto maltratamos

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.