21.09.2015

Álex de la Iglesia impone en ‘Mi gran noche’ la ley de la carcajada

Menéalo
Raphael y Álex de la Iglesia en el rodaje de 'Mi gran noche'.

Raphael y Álex de la Iglesia en el rodaje de ‘Mi gran noche’.

Álex de la Iglesia realiza en ‘Mi gran noche’ un retrato metafórico de esta España que apesta por los cuatro costados, a partir del rodaje de un falso directo de una gala de Nochevieja. Su mejor película desde ‘El día de la bestia’ y con un protagonista de lujo: Raphael.

Mi gran noche (Álex de la Iglesia, España, 100 min).

La mejor película de Álex de la Iglesia desde El día de la bestia (1995) es esta feroz sátira sobre España en los actuales tiempos de guerra ambientada en el mundo televisivo. Su mejor referente es El grito en el cielo (1998). Aquel incomprendido filme de Félix Sabroso y Dunia Ayaso se adelantó 15 años a su tiempo en el retrato hiperbólico del esperpento televisivo que hoy compartimos, veraz reflejo del país que habitamos. Daniel Guzmán y Pepón Nieto estaban en aquel elenco, Nieto con una memorable interpretación del Vivir así es morir de amor de Camilo Sesto que, también, tiene su réplica en este filme de Alex de la Iglesia. Aquí es un soberbio Jaime Ordóñez el que interpreta la canción Mi gran noche imitando a Raphael. Como el actor explicó en la rueda de prensa posterior, imitar al famoso cantante es posible, pero imposible superarlo. La película fue estrenada el domingo, fuera de concurso, en la Sección Oficial del 63 Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Álex de la Iglesia tiene un mérito extraordinario. No es fácil llevar 20 años ofreciendo de forma regular películas que levantan siempre el interés de público y crítica. Es cierto que son películas casi siempre con desarrollos que no están al nivel de la brillante idea de partida. Pero son filmes plenamente solventes con momentos (gags o secuencias) que forman parte de lo mejor del cine español de las últimas décadas. “Luis García Berlanga es un nombre demasiado grande como para pretender compararme con él”, afirmó el director ante la primera pregunta que se le formuló en la rueda de prensa. Precisamente lo que hace grande el cine del valenciano y Mi gran noche es, más allá de sus méritos cinematográficos, su compromiso con el momento histórico de España, que es como decir con las personas que habitamos el país. Berlanga durante la dictadura, la Transición y en democracia. En Mi gran noche, Álex de la Iglesia con el cenagal en que se ha convertido España los últimos diez años. El país hiede. Y en Mi gran noche el bilbaíno apunta, por fin, directo al corazón.

¿Y qué mejor lugar para retratar la España de hoy que durante la grabación de una gala de Nochevieja? ¿Dónde podría encontrarse mayor volumen de caspa, falsedad y desbarro que en ese falso directo? Álex de la Iglesia vuelve a estar brillante en el punto de partida de una película que desarrolla casi íntegramente entre las cuatro paredes del estudio de la productora televisiva Mediafrost, con brillantes secuencias en las tripas, exteriores, techo y camión del control del estudio. Fueron mis preferidas. Pero Mi gran noche es más que una sucesión de felices momentos de cine. De la Iglesia elige el vestido de la comedia (“una comedia siempre es grotesca”, dijo en sus declaraciones a la prensa) que va desarrollando sus varias tramas en paralelo, sin ninguna que se imponga sobre las demás y sin un desenlace conclusivo que mande al espectador a casa con la sensación de tener los deberes hechos. Mi gran noche es, además, una película coral con un elenco de nivel irreprochable. Raphael, Carmen Machi, Mario Casas, Blanca Suárez, Carlos Areces, Pepón Nieto, Hugo Silva, Carmen Ruiz, Jaime Ordóñez, Terele Pávez, Toni Acosta. Barro para casa si digo que mi mayor alegría fue ver a la canaria Carolina Bang en el mejor papel de su carrera.

Tras un pase que disfrutaron a mandíbula batiente 2.000 personas en la sala grande del Kursaal, la expectación para la rueda de prensa era máxima. “Es una película que respira un concepto costumbrista al que le tengo mucho cariño, juntar a personajes normales en una situación límite”, explicó el director vasco. “El mejor retrato de una sociedad se hace siempre en forma de comedia o farsa. Y la mejor respuesta que los ciudadanos podemos dar a lo que pasa en España es la carcajada”. Sobre el rodaje y la presencia de Raphael en el elenco el director bilbaíno declaró: “La gente se imagina que los del cine lo pasamos bien rodando, y hay que explicarles que nosotros somos, en verdad, como los figurantes de Mi gran noche, que fingen reír, aplaudir y pasarlo en grande cuando en verdad están en el infierno. Raphael es Darth Vader y ese estudio de televisión la Estrella de la Muerte. Lo más bonito que se puede decir de alguien es que es generoso, y Raphael es la persona más generosa que he conocido”.

En su turno, el intérprete de Como yo te amo aprovechó para adelantar que este año volverá a grabar un programa especial de televisión por Nochebuena. “Es un público distinto al de la Nochevieja que se ve en Mi gran noche. La idea es hacer duetos de mis canciones con otros artistas”. “¿Nos invitarás a todos?”, le espetó un compañero de mesa. Terele Pávez levantó la mano: “¡Yo me apunto!”. De esta actriz fueron las palabras más elogiosas hacia el director del filme: “En Mi gran noche he sentido, por primera vez, esa maestría de Álex de la Iglesia. Ha jugado con nosotros como muñecos, en el buen sentido. El dominio que ha demostrado del control del ritmo y la puesta en escena es magistral”.

Menéalo

Sobre el autor

Luis Roca Arencibia
Tras titularse en Comunicación Audiovisual, trabaja en el cine desde 1992. Ha publicado biografías sobre el productor Andrés Santana (“El vuelo de la cometa”, 2003) y sobre el distribuidor Francisco Melo Sansó (“El sueño del Monopol”, 2010). Autor en el libro colectivo “Graphiclassic: Moby Dick” (2013). Comisario con Arantxa Aguirre del ciclo “Buñuel/Galdós: Vasos Comunicantes”, exhibido en Belgrado, Nueva Delhi y Tel Aviv. Única firma española en el monográfico sobre Luis Buñuel editado por la Cinemateca de Tel Aviv (2013). Es director de los proyectos formativos “Cinexprés” y de recuperación documental “Salvar la Memoria: 50 años de Tirma y Moby Dick”. Desde 1996 es colaborador de cine del diario La Provincia. Desde 2003 de viajes en El País. Ha publicado textos de cine en El País Semanal. Dirigió la sección de Canarias del festival de Las Palmas, que consolidó como una de las principales de la cita. Ha sido vocal del Ministerio de Cultura para las ayudas al cine en España. Puedes seguirme en: Twitter: @LuisRocaA Facebook: Luis Roca Arencibia Instagram: @luisrocaarencibia

¿Quieres leer más artículos de este autor?

5 comentarios

  • El 21.09.2015 , Oberon ha comentado:

    Rapahel cantante jerezano?

    • El 23.09.2015 , El Asombrario & Co. ha comentado:

      Toda la razón. Martos, Jaén… En qué estaríamos pensando… Gracias por el toque…

  • El 27.09.2015 , sacoroto ha comentado:

    Agradezco sinceramente a quienes han ideado y realizado esta película por la temática e intención de sacar a relucir el que la TV está tocando fondo, que la caja tonta nunca fue más tonta y de que es un sin sentido dejarnos matar lo más valioso que tenemos que es el tiempo de vida viendo estupideces, inaceptable que con la que está cayendo la gente no se le levante del sofá a intercambiar ideas con los demás. Nos alienan en casa, nos transmiten miedo hacia los diferente, hacia el extranjero, hasta nos convencen para que en vez de realizar actividades al aire libre nos quedemos cocinando o levantando pesas…

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.