23.12.2014

Alhajadú, el epicentro de la Navidad sin tópicos

Menéalo
Padres y niños se convierten en dj's por una tarde en Alhajadú. Foto: Roberto Villalón.

Padres y niños se convierten en dj’s por una tarde en Alhajadú. Foto: Roberto Villalón.

Artistas, animé, creatividad y un sinfín de objetos artesanales se dan cita en Alhajadú. Un festival para toda la familia con un mercado alejado de tópicos y con la magia de la Navidad. La segunda edición se celebra del 19 de diciembre al 5 de enero. Su ubicación es La Casa de las Alhajas (Pza San Martín, 1. Madrid). Su alma sigue el espíritu de La Casa Encendida.

Es tiempo de soñar y rogar por anhelos. En Alhajadú, el epicentro madrileño de los grandes deseos, es posible materializar estas aspiraciones a través de la lámpara mágica. Basta con soplar sobre una fina película de agua y jabón e introducir el mayor número de pompas irisadas a través de un marco conectado a la luminosa ‘fábrica de los deseos’. El número de bombillas que logres encender dependerá de tu destreza; pero una vez prendida, la inagotable maquinaria de la ilusión conseguirá que te pongas en marcha para lograr todo lo que deseas.

En el mercado podemos aprender también lo que significa que te ilumine una buena idea. Nunca mejor dicho. Un par de chicos regentan un puesto en el que venden ‘eco velas’. Un ingenio de plástico reciclado que se convierte en una vela con infinitos usos. Han modernizado el antiquísimo sistema de iluminación por medio de lámparas de aceite. Los ingredientes necesarios son de lo más ecológico: un trozo de papel higiénico para la mecha, un recipiente con agua, para hacer flotar la ‘eco vela’ y un chorrito de aceite vegetal para utilizar como combustible.

La literatura está presente en libros y la poesía aliñada como una ensalada. Es posible comprar una botellita de aceite embotellado con versos de Neruda, Alberti o Lorca. Cuéntamelo es otra de las actividades del festival. Un ciclo de cuentacuentos por el que pasará la última hornada de escritores e ilustradores del panorama de la literatura infantil y juvenil nacional. Olga de Dios presenta, el viernes 26, a Bu y al resto de personajes de su historia “Buscar”. El domingo 4 habrá tiempo para reflexionar sobre el valor de la vida, la amistad, el paso del tiempo y la imaginación con “Toletis” de Rafa Ruiz e ilustrado por Elena Hormiga.

La lámpara de los deseos de Alhajadú. Foto: Roberto Villalón.

La lámpara de los deseos de Alhajadú. Foto: Roberto Villalón.

Taller de lanas en Alhajadú. Foto: Roberto Villalón.

Taller de lanas en Alhajadú. Foto: Roberto Villalón.

Alhajadú suena a cuento y a magia. Como si de un hechizo se tratase las familias pasean juntas y sonrientes por el festival. Todo se hace en conjunto. La música la ponen padres y madres con sus pequeños. Todos en grupo a los platos. El sábado 27 de diciembre, a las 18.00 horas, la bloguera Diana Aller pondrá música a la Casa de las Alhajas junto a Lucas y Polo. El sábado 3 a la misma hora, Los Munster serán otros de los protagonistas del DJ DU.

La música también se fundirá con el arte. El sábado27 los Tiki Twangers harán mover el esqueleto a los presentes con lo mejor del country y del rockabilly mientras que el ilustrador Mauro Entrialgo realizará un dibujo por cada canción que se escuche. El domingo 28, Taera Shaikh hará que el público imagine las historias de sus canciones. Otro de los conciertos que hará vibrar Alhajadú será el de June y los Sobrenaturales. Con ukelele, melódica y teclados hará que el sábado 3 de enero todos los presentes se diviertan como ella lo hace sobre el escenario.

En Alajhadú mil cosas suceden a la vez. La Mosca Fosca del Teatro de la Luna quiere mudarse a una casa lejos del bullicio de la ciudad mientras en el Taller de Chiquitectos intentan construir una ciudad sostenible con materiales de uso cotidiano en la que podremos movernos en bici y patinete. Todo se mueve, nada se mantiene. En Alhajadú los niños fabrican robots, crean con Lego, hacen Marimbas, asisten a talleres de telares y se mezclan con los artistas.cf

Audiovisuales, cortos de animación y cine japonés complementan las actividades que rodean a este mercado. El respecto al medio ambiente es la ideología con la que trabajan los puestos presentes. Juguetes creados sin máquinas, dulces catalanes, miel de Asturias, ropa de bebé que apoya a talentos de la ilustración. No hay disculpa para no pisar Alhajadú. Si lo que cuenta es participar, aquí seguro que lo harás.

Desde el 19 de diciembre y hasta el 5 de enero. Alhajadú en La Casa de las Alhajas. Plaza de San Martín, 1. Madrid. Metros: Sol y Callao. Puedes consultar todas las actividades en su web. 

Sorpresa ante el funcionamiento de las 'eco velas' en Alhajadú. Foto: Roberto Villalón.

Sorpresa ante el funcionamiento de las ‘eco velas’ en Alhajadú. Foto: Roberto Villalón.

Robots para colorear en Alhajadú. Foto: Roberto Villalón.

Robots para colorear en Alhajadú. Foto: Roberto Villalón.

Menéalo

Sobre el autor

Ilda Mosquera
Desde que aprendí a escribir me encantó hacerlo, siempre que no fuera en un dictado. Me licencié en comunicación audiovisual y periodismo con la intención de que estas carreras me ayudasen a cumplir mis sueños. Los hago realidad, de vez en cuando, en la revista Madriz, en la tele y en mi blog Puedes seguirme en Twitter: @ildadevent

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.