20.05.2018

Andrew Haigh: “La resistencia y el sentimiento de comunidad son la solución”

Menéalo
El director de cine Andrew Haigh autor de la épica e intimista película Lean on Pete premiada en Cannes.

El director de cine Andrew Haigh autor de la épica e intimista película ‘Lean on Pete’ premiada en Venecia.

Charlie Plummer se alzó en el Festival de Venecia con el Premio al Mejor Joven Actor Emergente por su interpretación de Charlie Thompson en Lean on Pete, la nueva película de Andrew Haigh, un cineasta que con este trabajo confirma su excepcional sensibilidad y su repudio total a cualquier brizna de sensiblería. Historia de un chico de 15 años solo en el mundo que huye con Lean on Pete, un caballo de carreras locales desahuciado. Retrato de la soledad y la desprotección en que viven los más débiles, la película es un ejercicio de honestidad que conmueve, precisamente, por su nobleza.

POR BEGOÑA PIÑA

La aventura, no siempre feliz, de la adolescencia es el eje sobre el que gira esta historia de Andrew Haigh, autor de notables películas como Weekend o 45 años, y que ahora reflexiona acerca de la crueldad del sistema que hemos construido, de la fragilidad de los jóvenes y de la “necesidad de cariño y protección que todos tenemos”.

¿Es su película un retrato de la crueldad del sistema en que vivimos?

Sí. El sistema ahora no ayuda a los que debería, a los que promete que va a ayudar. Hay mucha gente que está peleando económicamente y que sufren, y a esos el sistema los abandona. El personaje es el de alguien abandonado por la familia y por la sociedad. La sociedad le deja que vaya cayendo por las grietas que hay en el sistema.

En las carreras locales, cuando un caballo no vale, se le envía al matadero, ¿sirve de metáfora de la caducidad de los individuos en el capitalismo?

Absolutamente. Me encanta de los hipódromos que son preciosos, que tienen pantallas enormes de televisión, que la gente se divierte, va a apostar, a tomar una copa…, pero del otro lado todo está decrépito, todo es desesperación, nadie tiene dinero. A los caballos les envían al matadero cuando no sirven, en efecto. Vivimos en un mundo en que si no eres productivo para el sistema, te apartan.

¿Los adolescentes son los más desprotegidos de la sociedad de hoy?

Posiblemente. El problema es la falta de oportunidades, la falta de educación y de futuro. Viven un momento delicado en el que están a punto de ser adultos y es cuando se va a definir todo lo que van a ser en la vida. Si no lo consiguen en ese momento, si entonces no pueden escoger bien, les va a ir mal y es síntoma de que nosotros lo estamos haciendo muy mal.

Charlie huye con Lean on Pete para salvarlo, ¿solidaridad entre los desprotegidos, es una solución?

Sí y es una de las cosas que mejor veo en la película. Cuando recorres EE UU, piensas que si la gente que tiene poco dinero y poco poder se reúne, estarán más seguros, serán más fuertes y estarán menos solos. La soledad de Charlie consiste en no ser parte del sistema, está en caída libre.

Todos buscamos amor y protección, ¿los gobiernos de hoy no están descuidando ese aspecto de la protección del ciudadano?

Sí. Es tan simple para mí que el rol de cualquier gobierno es agarrar el volante y cuidar de los ciudadanos, darles libertad y dales oportunidades. Pero esto no solo pasa en EE UU con Trump, pasa también en Reino Unido. Es como si los ideales socialistas se hubieran desvanecido del todo y hoy la izquierda estuviera más interesada en política individualista que en el colectivo.

La lección de Charlie es que no hay que rendirse nunca.

Creo que a pesar de ser muy pesimista sigo siendo optimista, o más bien debo serlo si quiero seguir. Para mí hubiera sido devastador que Charlie no encontrara algo de felicidad, aunque sea en un tono muy realista. Quiero que la película sea inspiradora para los demás, que aporte fuerza y esperanza en la forma en que las películas de los 60, de la new wave británica, mostraban la resistencia y el sentimiento de comunidad. Esa es la solución.

De alguna manera, la película se refiere a la responsabilidad de la paternidad en estos tiempos en que el planeta estás superpoblado, ¿no?

Es el último gran problema de nuestra existencia, la superpoblación del planeta. Pero más allá de eso, a todos nos tiran al mundo sin consentimiento y nos obligan a enfrentarnos a la existencia en un mundo cruel y duro. En la película, los padres de Charlie no son los mejores, pero yo he querido ser un poco compasivo con ellos, aunque se equivoquen y ello impide que escojan bien.

Ya hizo antes otras películas en las que hablaba de la especial conexión entre desconocidos, ¿es nuestra mejor opción hoy?

Sí, porque creo que todos queremos que se nos entienda, todos buscamos amor y cariño, y creo que la forma de no sentirse solo es comprendiendo a los otros y sintiéndose comprendido. Debemos seguir encontrando gente para entendernos. Encontrar a alguien nuevo es asombroso, te ayuda a reidentificarte, a entenderte mejor.

¿Cuál es su nuevo proyecto?

Una serie de televisión de cinco episodios de la BBC. La historia de un ballenero en el Ártico en 1850. Es la historia del capitalismo y de lo que ocurre y lo destructivos que podemos ser los seres humanos con las ballenas y con los osos polares. The North Water.

Menéalo

Sobre el autor

Aún no hay comentarios

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

    Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

    Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.