Alejandro Palomas
Alejandro Palomas

Alejandro Palomas

Novelista, traductor y poeta, ha recibido, entre otros, el Premio Nacional de Literatura Juvenil 2016 con Un hijo y el Premio Nadal 2018 con Un amor. Su obra ha sido traducida a más de 20 lenguas.

Artículos de Alejandro Palomas

21 septiembre 2020

Columnistas

Esa mujer que avanza entre coyotes e insultos machistas en Twitter

Pau Venteo pide colaboración en Twitter: “Esta es una de las fotos que hice el 18 de octubre de 2019, minutos antes de la ‘Batalla de Urquinaona’. Me gustaría encontrar a la chica de la foto. ¿Me ayudáis?”. Enseguida llegan las respuestas y los comentarios machistas: “Vaya piernacas”, “No te la vas a coger”, “Marranote”… No nos merecemos esto. Ojalá se haga la magia de la red y un buen final calle de una vez las malas voces que quieren mal. Que miran mal. ¿Si no nos ayudamos entre nosotros, qué sentido tiene todo?

Leer más

14 septiembre 2020

Columnistas

España vaciada y maltratadora: lo rural debería vaciarse de crueldad

‘Rural’ no es ‘natural’. Rural es lo no urbano, pero eso no lo hace más bondadoso, ni más respetuoso con lo que no es humano. Lo que consumimos en las ciudades se mata y se maltrata ahí, en ese mundo apartado que nadie ve porque está lejos y porque en muchos casos verlo sería perder la esperanza de que algo bueno puede pasar todavía. La España vaciada debería vaciarse de crueldad y llenarse de amor por la naturaleza. El 5G, la fibra, las tecnologías… todo eso puede esperar. Prima recuperar lo natural. Reconciliarnos con lo natural.

Leer más

27 julio 2020

Columnistas

La ternera Amalia y el cabrito Borges, amigos inseparables

Esta es la historia de una gran amistad. Los protagonistas: Amalia, una ternera, y Borges, un cabrito. Dos seres casi ciegos, que habían sido desahuciados, pero que encontraron un futuro entre saucos, perales, castaños y prados. Ahora viven tranquilos y contentos –e inseparables– en la Fundación Santuario Gaia, en Girona. Esta es una historia sobre los santuarios, que existen porque existe la crueldad.

Leer más

06 julio 2020

Columnistas

Nuestra familia de árboles y plantas, como el tilo Don Luis, el abuelo

Si tuviera hijos, les diría que no hagan caso a quienes dicen que familia es sólo la sangre de nuestra sangre. Familia es lo que nos nutre la emoción y la experiencia, lo que nos enseña a estar en lo real y a darle nombre, sean humanos, árboles, animales, lo visible o lo invisible. Todo es familia y más cuando le damos nombre. Hoy os quiero hablar del tilo Don Luis, nuestro abuelo, y de los gemelos Claus y Lucas, dos ficus benjamina que habían sido desahuciados.

Leer más

29 junio 2020

Columnistas

La mejor forma de despedirnos de 30.000 ausencias, de Rulfo y de B

Hoy, con la pena clavada, he entendido lo que mi abuela decía a menudo, sobre todo al final: “Pase lo que pase, acuérdate siempre de pedir perdón y de dar las gracias a quien quieres antes de perderlo”. He entendido que la mejor forma de despedirnos de un amor, sea animal o humano, es pidiéndole perdón por lo no vivido y dándole gracias por el aire compartido. Perdón y Gracias a mi amiga B, a mi perro Rulfo, a 30.000 ausencias de esta última primavera, para muchas de las cuales ni hubo una despedida.

Leer más

15 junio 2020

Columnistas

No olvidemos a quienes nos cuidan y nos acompañan

Pienso a menudo en ellos/as. No tienen un reconocimiento laboral, no figuran en las estadísticas, no cuentan en los aplausos ni en el recuerdo. Oficialmente no son, aunque he conocido a varios/as, sobre todo en los últimos años, desde que mi edad avanza y yo con ella. Son ‘los Invisibles’. Quienes nos cuidan y acompañan.

Leer más

08 junio 2020

Columnistas

Esta es la historia de un niño y un pato que dormían juntos

Esta es la historia de un niño y un pato. El niño tenía siete años y al pato lo llamaron Walter. Un día, los padres del niño llegaron a casa con Walter, un patito diminuto que el niño enseguida hizo suyo. Aunque en casa había dos hijos más, Walter fue desde el momento en que entró en casa el amigo del niño. Lo seguía allí donde iba, correteaba tras él como si viera en el pequeño a su madre y la primera noche, en cuanto llegó la hora de acostarse, saltó de su caja e hizo lo imposible para subirse a la cama.

Leer más

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.