04.05.2014

Barzin: “Con mis canciones intento mostrar las sombras del ser humano”

Menéalo

barzin

El músico canadiense Barzin Hosseini compone canciones que son poemas que rebuscan, en letra y música, en los estados más recónditos del alma. De hecho, reconoce lo que le han influido poetas como Leonard Cohen, Bob Dylan, T. S. Eliot y Neruda. Ha venido en una pequeña gira por España con su cuarto disco, el cuidado e intimista ‘To live alone in than long summer‘.

Residente en Toronto, siente debilidad por la música americana, el folk de raíces intimistas y los ambientes jazz. Es un crooner y cantautor (en el sentido anglosajón de songwriter) de relieve y profundidad, que a pesar de jugar en otra liga, nos deleita con auténticas maravillas en forma de canciones y discos. Sus letras tienen un punto muy literario y emocionante, por cómo trata los estados más recónditos del alma. Cuenta con cuatro discos publicados desde su debut en 2003. Con su penúltimo disco, Notes to an absent lover (Monotreme Records, 2009), ya visitó nuestro país y sedujo a un público ávido de nuevos talentos desconocidos. El último, el delicioso To live alone in that long summer (Monotreme Records, 2014), le ha servido de excusa para girar por Europa, y ha pasado con su banda por la península. Ha tocado ya en Almendralejo (Badajoz), Santiago y Oporto (Portugal). Y seguirá, en formato dúo, por San Sebastián, Zamora y Ourense (días 16, 17 y 18  de mayo). Conozcamos un poco más la personalidad de este músico con voz propia y letras que a veces se convierten en poemas.

¿‘To live alone in that long summer’ continúa el camino abierto con ‘Notes to an absent lover’ (2009)? ¿Cuáles son las principales diferencias entre ambos discos?

Sí, quería continuar con el sonido que había establecido en mi disco anterior. Realmente disfruto en un estudio mayor con un equipamiento que extrae la sutileza de los instrumentos, así que quería que el sonido del álbum fuera tan bueno, sino mejor, como en mi disco anterior. Una de las principales diferencias entre este disco y el anterior es el nivel de implicación de los músicos en las canciones. En este, los músicos estaban mucho más presentes en el proceso creativo de las canciones. Cuando llegó el momento de realizar los arreglos de los temas, pasamos muchos días trabajando y trabajando ideas. Esto sucedió menos en el disco anterior. Temáticamente, ambos también son diferentes. Mi disco anterior era sobre el final de una relación; el disco entero estaba dedicado a ese tema. El nuevo se aleja de ese tema, aunque haya cierta conexión, porque explora diferentes caminos en los que uno intenta encontrar sentido y alegría cuando ha perdido su centro.

Has publicado recientemente un libro de poemas, ‘Something I have not done is following me’. ¿De qué manera influyen tus escritos en las letras de tus canciones?

Mi proceso de escritura ha sido siempre el mismo. Escribo tanto como puedo. Siempre tengo al lado un periódico. A veces escribo algo que se convierte en un poema, a veces quedan como un párrafo. Y a veces es una idea simple o una simple imagen. Cuando me siento a escribir una canción, consulto esos escritos para mi inspiración, un párrafo, ideas, o palabras directas. Durante estos años he escrito mucho, y mucho de lo que he estado acumulando ha sido en forma de poesía. Así que pensé que sería buena idea compartir algunos de esos poemas. De ahí el libro de poemas.

¿Vivir en Canadá, el clima y la sociedad, afecta a tu manera personal de componer canciones?

Creo que soy, sobre todo, un escritor de paisajes internos de la psique y el corazón. Hay muy poco del mundo externo en mi música. No toco la política tampoco, aunque estoy muy interesado e implicado en lo que sucede en la política mundial. Vengo de un país frío, y mucho de nuestro tiempo transcurre en interiores, refugiándonos del largo invierno; así que supongo que de alguna manera mi música refleja este recorrido hacia el interior desde el mundo externo.

¿Has recibido formación musical? 

Hice algunos cursos en la universidad. Pero rápidamente me di cuenta de que no quería estudiar música en ese marco formal. Así que seguí muchas clases particulares durante años, en muchos instrumentos (guitarra, batería, voz y composición). Creo que el conocimiento teórico me ha proporcionado una buena base para escribir canciones. Me ha permitido buscar acordes interesantes, series, secuencias y melodías; cuando siento una canción, necesito que tome una dirección diferente, que la haga única.

Tus letras buscan lugares íntimos, sentimientos personales. ¿Te consideras un observador real de los estados internos y de la vida emocional? ¿Quieres comunicar pasión en tus letras?

Estoy muy interesado en diferentes estados psicológicos, los contornos y sombras de las emociones. Me encantan los personajes y la gente, e intento comprender por qué la gente hace lo que hace. Los humanos somos complicados e imprevisibles, y así es la vida. Mi principal objetivo como compositor siempre ha sido expresar y mostrar esta complejidad que veo en nosotros mismos y en nuestras vidas.

Creo que tu música sugiere muchas imágenes. ¿Alguien te ha propuesto hacer una banda sonora?

Nunca he trabajado en una banda sonora. Creo que sería una experiencia muy interesante, muy gratificante. Espero tener la suerte de trabajar un día en una banda sonora.

barzin-1

Los arreglos (de cuerda y metales) en este disco son mucho más importantes que en ‘Notes to an absent lover’. Y al mismo tiempo, no abusas de ellos.

Sí, dediqué mucho tiempo y cuidado en los arreglos de este disco. Y creo que han resultado ser un poco más elaborados, pero al mismo tiempo quería asegurarme de no hacer algo muy recargado. Es importante para mí dejar mucho espacio en las canciones.

¿Es el jazz una influencia real en tu música?

Amo el jazz. He estado escuchándolo desde que era adolescente. Hubo un tiempo en que intenté incorporar elementos de jazz en mi manera de componer, pero nunca me quedaba contento con las canciones que escribía. Todavía no he encontrado el camino idóneo de traer el jazz a mi música, con sutileza.

¿Cuál es la medida correcta para equilibrar los arreglos?

Una pregunta difícil de responder. Creo que depende del artista. Puedes tomar una canción con muchas direcciones diferentes en sus arreglos. Así que depende del artista y cómo él o ella quiera presentar la canción. La manera en que yo arreglo una canción será completamente diferente al tratamiento de otro artista de esa misma canción.

¿Qué buscas para hacer una canción especial?

Siempre estoy dispuesto a dedicarle el tiempo que necesite una canción para quedarme seguro de que me gusta. Cuando escribes una nueva canción, puedes caer bajo su hechizo. Tengo tendencia a que me gusten las canciones nuevas; eso puede cautivarte y creer que son muy potentes. Un poco de distancia te ofrece  mejor perspectiva de la fortaleza y debilidad de una canción. Siempre tiendo a intentar escribir una canción con una melodía clara y sencilla que sea fácil de recordar. Considero las melodías como pensamientos. ¿Has escuchado alguna vez a alguien que al hablar es capaz de expresar sus pensamientos de forma sencilla y efectiva, que puedes seguir lo que está diciendo sin perder en ningún momento el interés? Pues me gustan las melodías así, que son como pensamientos claros. Y desde luego, las letras son muy importantes para mí. Siempre intento decir algo con lo que me sienta honesto, y no trivial o manido.

¿Cómo definirías tu música a alguien que nunca la haya escuchado?

Uso habitualmente palabras como “tranquila”, “introspectiva” o “minimal” cuando intento describirla.

¿Cuáles son tus principales influencias en las escritura y en la composición?

En la escritura he mirado a Yehuda Amichai, Philip Levin, Pablo Neruda, T. S. Eliot, Paul Celan, Leonard Cohen. Las influencias musicales son más difíciles de localizar, pero entre ellas: Bob Dylan, Leonard Cohen, Bruce Springsteen, The National, War On Drugs, The Walkmen, Scott Walker, Talk Talk.

Tras producir al grupo Memoryhouse, ¿cuál es tu opinión sobre el trabajo de un productor?

Me acercé a ayudarles a producir su disco, pero fueron realmente ellos los que produjeron el disco. Yo estaba ahí para darles algún consejo y dirección. Me gusta la idea de ayudar a producir la música de otros, pero es un trabajo difícil. Que uno escriba música o haga discos no significa que eso te convierta en un buen productor. Ser un buen productor lleva su tiempo y su personalidad.

¿Cuál es tu opinión sobre los sellos discográficos? ¿Te sientes bien en un sello británico?

Mi sello, Monotreme Records, me ha estado apoyando desde hace muchos años. Sin su ayuda habría sido difícil publicar los discos que he publicado hasta la fecha, y que fueran escuchados. Soy gran seguidor de los sellos de discos, especialmente de los sellos pequeños que dan a sus artistas libertad para tomar sus propias elecciones sobre su arte.

TOUR

16 de mayo. San Sebastián. Club 44

17 de mayo. Zamora. Sala Berlin

18 de mayo Ourense. Café Pop Torgal

Menéalo
Etiquetas:

Sobre el autor

Andrés Castaño
Periodista cultural, dj, trotamundos. Buscador de sensaciones. Reflexivo, reservado y conversador. Culo inquieto. Intenta que su vida sea una fiesta, aunque a veces se parezca más a un aguacero. Le verás dónde menos te lo esperes.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

    Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

    Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.