21.04.2020

‘Botánicas’, un jardín de arte y sensaciones para disfrutar ‘on line’

Menéalo

Una pared repleta de obras del alemán Karl Blossfeldt en la exposición ‘Botánicas’ de Bombas Gens en Valencia. Foto: Manuel Cuéllar.

La exposición ‘Botánicas’, en el centro Bombas Gens de Valencia, exhibe una interesante selección fotográfica de la colección ‘Per amor a l’art’, que dirige Vicent Todolí. Todo un jardín de sensaciones que tenía previsto recibir público prácticamente todo este año y que por ahora puede visitarse ‘on line’.

Soñamos con el fin del encierro, mientras degustamos instantes de la primavera al aire libre. Cada día que pasamos dentro apetece más detenerse en los herbarios y repasar las botánicas. Valoramos como nunca el estudio de las hierbas y comprendemos la admiración frente a los vegetales, los tratados y la mirada de quienes los observaron con detenimiento. Quizá justamente esta, la mirada precisa del artista, sea la clave de la exposición Botánicas, que cuelga desde febrero en Bombas Gens. Centre d’Art de Valencia y que, durante estas semanas, puede visitarse online. Precisa y exquisita, porque la muestra, comisariada nada menos que por Vicent Todolí,Nuria Enguitay Carles Àngel Saurí, presenta una selección de obras escogidas de la colección Per amor a l’Art, que contiene un conjunto de obra, dirigido por Todolí, ex director de la Tate Modern de Londres y del IVAM de Valencia.

Esta exposición es “entendida como un jardín”, según apuntan sus curadores, porque “crea un relato visual”, a partir de obras de clásicos de la fotografía, hombres y mujeres nacidos en el siglo XIX, como Karl Blossfeldt –pionero alemán de la ‘Nueva objetividad’ y conocido por sus inventarios de formas vegetales esenciales– o Imogen Cunningham, la fotógrafa contemporánea del Art Nouveau (o Modernismo), que trabajó como nadie el esmero plástico al que podía llegar la fotografía. Junto a ellos, los detalles de plantas y el juego con las flores de autores del siglo XX, como Jonas Mekas, Jochen Lempert, Hans-Peter Feldmann y Alessandra Spranzi.

El marco lo constituye el viejo taller familiar de Carlos Gens Minguet, en el que se fabricó pequeña maquinaria hidráulica, desde 1930, que tuvo que cerrar sus puertas en 1991 y que terminó su declive incendiándose, en 2014. Rehabilitado, el edificio de Bombas Gens hoy se llenó de acciones que impulsa la Fundació Per Amor a l’Art. De ahí que resulte pertinente citar al propio Todolí, patrono de la Fundación: “Los museos no son edificios, son actividades, además de colecciones hechas por diferentes generaciones. Y viven muchas épocas”.

Cabe destacar que la colección Per Amor a l’Art alberga más de 2.200 trabajos de unos 220 autores, entre fotógrafos y artistas contemporáneos de todo el mundo, con nombres como los de los japoneses Shomei Tomatsu, Daido Moriyama, Eikoh Hosoe, Akira Sato o Nobuyoshi Araki, o los clásicos de la fotografía americana y europea como Garry Winogrand, Walker Evans  o Albert Renger-Patzsch, y de artistas como David Reed, João Maria Gusmão y Pedro Paiva, Bleda y Rosa, Xavier Ribas, Luigi Ghirri, Heimo Zobernig, Silvia Bächli, Juan Uslé o Cristina Iglesias.

Obras de Hans-Peter Feldmann, ‘Blumenbild’, 2006. Foto: Jabali Studio

Una imagen de sala de la exposición ‘Botánicas’ de Bombas Gens. Foto: Obras de Hans-Peter Feldmann, ‘Blumenbild’, 2006. Foto: Jabali Studio

Sobre Botánicas, específicamente, hablamos con Carles Àngel Saurí, uno de los tres comisarios de la muestra, que respondió a nuestras preguntas:

Con tal abanico de posibilidades, ¿cuál fue el criterio para la selección de obras y artistas?

La selección parte de una investigación sobre la Colección Per Amor a l’Art que concluye que se puede hacer un relato entre los artistas que utilizan motivos vegetales como objeto de trabajo. Y ese relato es el que vertebra esta exposición.

¿Cómo se crea un jardín en imágenes? ¿Es posible regarlo?

Desde muy antiguo, los jardines han sido entendidos como una arquitectura ficticia con la que obtener una representación del mundo a través de una selección de plantas. A partir del siglo XVIII, los jardines botánicos se conciben como un espacio de investigación de las especies vegetales. Digamos que hemos buscado que la exposición obedezca a estos dos aspectos: ser un espacio de representación de obras de la Colección Per Amor a l’Art y, también, de investigación sobre la misma.

En cuanto a la manera de regarla diría que lo que da vida a una exposición son sus visitantes. Una obra de arte sin público es un objeto mudo…

¿Se trata solo de fotografías?

En su mayoría, sí. Pero la exposición también comprende una pieza audiovisual y varios tratados de botánica que incluyen grabados con motivos vegetales de los siglos XVI, XVII y XVIII.

¿Puede considerarse divulgativa (de la labor científica) una muestra que parte de una colección llamada ‘Por amor al arte’?

La Fundació Per Amor a l’Art (que es la que gestiona esta colección) tiene como misión principal, en su rama de arte, la difusión de la misma. Por eso todos los comisariados que se llevan a cabo en su centro de arte, Bombas Gens, parten de una investigación científica. La colección no es algo estático, ni mucho menos…

¿Estás de acuerdo con que el arte se ha convertido en uno de los guardianes de la conservación de la diversidad biológica en un momento como este, de emergencia climática?

El arte promueve y salvaguarda la diversidad en muchos aspectos. Así es que considero que, ahora mismo, está ejerciendo un papel muy importante, no solo por el momento de emergencia climática que vivimos, sino también de radicalización política.

Estaba previsto que ‘Botánicas’ estuviese abierta al público –con entrada gratuita– hasta el mes de noviembre, en Bombas Gens. Centre D’Art (Av. de Burjassot, 54-56, Valencia). Mientras esperamos su reapertura, podemos disfrutar de una aproximación a la muestra en Youtube y un encuentro digital, llamado ‘Notas al pie de página para un herbario colectivo’, en el que se produce un texto colectivo y simultáneo.

Menéalo

Sobre el autor

Analía Iglesias
Analía Iglesias es escritora y periodista en temas de género, derechos humanos, ciencia, medio ambiente y cultura. Coordinó durante cinco años el blog Eros de El País y es coautora de los libros ‘Lo que esconde el agujero: el porno en tiempos obscenos’ y ‘Te puedo: la fantasía del poder en la cama’, ambos publicados por Editorial Catarata. Escribe biografías sobre mujeres en la Historia y difunde la obra documental de realizadoras africanas. Como ensayista, se acerca a la afectividad de la época con la necesidad de indagar en las pulsiones sexuales y en la función que cumplen en la actual sociedad de consumo. En Twitter ‘@analiaigles’

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.