07.11.2018

Las capitales vascas, las ciudades más avanzadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible en España

Menéalo
La isla de Santa Clara en San Sebastián. Foto: Manuel Cuéllar.

La isla de Santa Clara en San Sebastián. Foto: Manuel Cuéllar.

De los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por Naciones Unidas) cada vez se habla más. En el último mes ha habido varios actos en Madrid para presentar informes relacionados con ellos y su aplicación por ciudades en España. En ‘El Asombrario Recicla’ os hacemos un repaso de lo que se ha dicho. Un dato a destacar: el esperanzador estado de los ODS en el País Vasco: Vitoria, San Sebastián y Bilbao. Además, subrayar el alto grado de cumplimiento ciudadano en el reciclaje de residuos de envases. Pero farolillo rojo para la adopción de medidas frente al cambio climático y de políticas de creación de empleo y protección social que aminoren las desigualdades.

A mediados de octubre, REDS (la Red Española para el Desarrollo Sostenible) presentó en la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) el informe Mirando hacia el futuro: Ciudades Sostenibles, que recoge por primera vez cómo de avanzada se encuentra la consecución de los ODS en 100 ciudades españolas (todas las capitales de provincia, más aquellas otras que superan los 80.000 habitantes), que suponen en torno a un 50% de la población española. La puesta de largo de este trabajo de 160 páginas la hizo Miguel Ángel Moratinos, presidente de REDS y que fue ministro de Asuntos Exteriores en el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero. Dijo que tras el informe sobre el cumplimiento de los ODS a nivel nacional (se analizan 156 países), les pareció interesante enfocarse en una escala más cercana, en lo local, por eso en lo que muchos expertos insisten últimamente: la importancia de lo glocal (mezcla de global y local) para evitar que la Humanidad vaya a la deriva. El trabajo, elaborado por Inés Sánchez de Madariaga, Javier García López y Raffaele Sisto, ha analizado los 85 indicadores de los 17 ODS adaptados al contexto español, y arroja como conclusión general un cumplimiento intermedio. O sea, que no estamos ni muy bien, ni muy mal, sino en la media. Esa zona que en las gráficas de los ODS se identifica con los colores amarillo y naranja.
Para saber más de REDS y los ODS, en El Asombrario hemos escrito dos artículos sobre ellos: uno y dos.

Concretando, las ciudades españolas logran sus mejores resultados en los Objetivos 3 (salud y bienestar) y 16 (paz, justicia e instituciones sólidas); seguidos del 6 (agua limpia y saneamiento) y el 7 (energía asequible y no contaminante). Los peores se refieren al capítulo 8, el relativo al empleo, trabajo decente y crecimiento económico, que presenta grandes retos, puesto que hay 16 ciudades con el objetivo en rojo (el color que indica atención, alerta, esto está muy mal). Tras él, con esos farolillos rojos, un capítulo al que en El Asombrario Recicla prestamos una atención especial: el de cambio climático.
Por ciudades, las que presentan un estado más esperanzador, más verde son Vitoria-Gasteiz, San Sebastián-Donostia y Santander. Sánchez de Madariaga destacó también el esfuerzo realizado por las ciudades del entorno metropolitano de Madrid, localidades como Móstoles, Fuenlabrada, Alcorcón y Las Rozas. La que peor foto fija presenta en este informe es Melilla, con seis farolillos rojos.

Desde REDS quieren subrayar que no se trata de sacarle los colores a nadie, y por eso tampoco han querido elaborar un ránking por ciudades, de las más a las menos cumplidoras. “Este informe aspira a servir como herramienta para que las ciudades españolas puedan hacer un seguimiento en el tiempo del progreso en la implementación de la Agenda 2030 en relación a los estándares internacionales. También pretende ser de utilidad a los gestores municipales para que puedan identificar a otras ciudades con situaciones y retos similares, facilitando el diálogo a escala nacional sobre cómo acelerar el progreso. Se trata de un recurso técnico, pero también de un instrumento para apoyar la participación y el compromiso social, que promueva el interés en la Agenda 2030 entre los responsables políticos y técnicos en las administraciones locales”.

Quienes sí han dado un paso al frente y se han decidido a hacer ese ránking han sido los responsables del OS. Os explicamos lo que es y lo que hacen.
El 1 de octubre se presentó en el Gabinete de Historia Natural (el animado centro que gestiona con ahínco el naturalista Luis Miguel Domínguez muy cerca de la Puerta del Sol) el Primer Anuario de Economía Circular de España 2018 elaborado por el Observatorio de la Sostenibilidad.
Este informe realiza una radiografía de las 52 capitales de provincia españolas utilizando 59 indicadores distribuidos en 26 temas y cuatro grandes bloques: económico, social, ambiental y transparencia y cooperación. “El objetivo del trabajo es detectar cuáles son las principales fortalezas en algunas ciudades con el fin de que puedan servir de acicate para el resto de capitales, ya que las ciudades son claves en avanzar hacia la sostenibilidad del conjunto del país: reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorando la biodiversidad, reduciendo las desigualdad, avanzando hacia el pleno empleo,
reduciendo los residuos…”.

¿Y qué nos indica? Las ciudades que mejor grado de sostenibilidad obtienen son las tres capitales vascas: Vitoria, Bilbao y San Sebastián, junto a Madrid y Barcelona. Es decir, las tres ciudades capitales vascas y las dos mayores ciudades de España lideran el ránking. Explica el informe: “Estas cinco ciudades siguen siendo un fuerte polo de atracción como generadoras de empleo y de oportunidades. Madrid y Barcelona tienen un gran peso económico que les hace ser especialmente dinámicas y están muy conectadas a la economía mundial; las capitales del País Vasco sin duda poseen importantes ayudas en políticas sociales”. Y señala sobre la cabeza de lista: “Vitoria presenta muy buenos valores en los cuatro bloques temáticos: ambiental, económico, social y de transparencia y cooperación, especialmente en lo social y ambiental, siendo también la mejor ciudad del bloque de ciudades intermedias”. La buena posición de Madrid, que algunos no entendemos muy bien, se explica así: “Madrid cuenta con una importante valoración en temas económicos, liderando la lista de mejores ciudades económicas, pero falla más en temas sociales, como la movilidad y la congestión, además del transporte público más caro de España y una importante desigualdad; así como en algunos aspectos ambientales como, por ejemplo, la calidad del aire”.

A la cola de estas 52 urbes nos encontramos con Ceuta, Melilla y Badajoz.

Como rasgos generales, este informe del OS destaca: “Los principales desafíos de las ciudades españolas para avanzar hacia la sostenibilidad son la desigualdad, la pobreza y los aspectos ambientales”. “Respecto al medio ambiente sigue siendo un problema preocupante la calidad del aire en las ciudades (Madrid y Barcelona a la cabeza por población afectada) con importantes efectos sobre la salud, unido a la carencia de políticas de aumento de la biodiversidad, de reducción de residuos, incluyendo los bio-residuos y de políticas de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Un adecuado nivel de sostenibilidad ofrece un alto nivel de oportunidades de desarrollo personal para la mayoría de la población. Sin embargo, el actual modelo ha causado el aumento de la pobreza, la precariedad laboral y la desigualdad en muchas áreas vulnerables en nuestras ciudades, que puede convertirse en crónica, especialmente tras la crisis de 2008”.

Para terminar, echemos un vistazo a nivel nacional a ese Primer Anuario de Economía Circular elaborado por el Observatorio de la Sostenibilidad a partir de datos de Eurostat. ¿Cómo está España en el cumplimiento de los ODS dentro del ámbito de la Unión Europea? En un plano intermedio. Entre los 24 países europeos analizados ocupamos el puesto 14. Pero mal, si nos comparamos con la UE de los 15 (la tradicionalmente llamada Europa occidental); pues de los 13 países analizados (de los otros dos no se dispusieron de datos homogéneos y comparables), ocupamos el puesto 10. Los países más cumplidores con los ODS: Holanda, Bélgica y Alemania. A la cola, Grecia y Portugal. Los países llamados emergentes se están aplicando mucho en mejorar; y desde el OS destacaron los esfuerzos de Eslovenia, la República Checa y Eslovaquia.

¿Y en qué estamos mejor y en qué peor?

El geógrafo Carlos Alfonso, coordinador del informe, nos subrayó en la presentación de este primer anuario que somos uno de los países europeos que menos residuos genera (en concreto, el cuarto que menos de la Europa de los 15); en cuanto al reciclaje, estamos con una nota muy alta en reciclaje de envases (estaríamos en la posición 6 en la UE de los 15), pero con un gran déficit en reaprovechamiento de materia orgánica, de recuperación de los bio-residuos. Esto provoca que, aunque las cifras señalan que en reciclaje de envases (los procedentes de vidrio, papel y cartón y metales) alcanzamos un notable 70%, la cifra general para los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) se queda en un muy poco exigente 30%.

Desde El Asombrario, sólo aportar un matiz a tanto buen informe con tanta buena intención: bienvenido el empoderamiento de las ciudades, pero no nos olvidemos de lo rural, de esa España vacía que pierde continuamente población y peso económico (para ser consecuentes, porque aún se mide mal el peso económico), pero que es guardiana de la mayor parte del territorio y del gran capital de futuro: la naturaleza, la biodiversidad.

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.