13.12.2013

Carta cardiofónica de Germán Díaz para ‘El Asombrario’

Menéalo

german-diaz-carta-

643x45

Un médico grabó en vinilo en los años 30 una colección de latidos de corazón para el estudio de las diferentes cardiopatías. Con esta base rítmica Germán Díaz, el Jimi Hendrix de la Zanfona, y su grupo se sientan frente a las cámaras y los micrófonos para regalarnos este vídeo exclusivo de una ‘Carta a Beatriz’ incluido en su último trabajo, todavía por publicar, ‘Método Cardiofónico’.

La inmediatez digital nos arrolla con su celeridad y nos hace olvidar qué se sentía al esperar. ¿Qué sentía uno cuando anhelaba una respuesta? ¿Qué sentía cuando había volcado en uno o varios folios sentimientos que no tenía la certeza de que fueran a ser correspondidos? Ahora también se espera, pero en activo. Se actualiza el correo electrónico de forma compulsiva, se mira ansioso la última hora de conexión en WhatsApp de la persona a la que se escribió… En aquel tiempo (incomprensiblemente no tan lejano) había una sola ocasión al día para poder resolver la incógnita: la llegada del cartero. Si venía con las manos vacías, nada que hacer hasta el día siguiente. Y así hasta que… “¿Carlos? Tienes una carta”.

‘Lettre pour Beatrice’ de Germán Díaz para El Asombrario from El Asombrario on Vimeo.

El otro día me llegó una carta por email. Suena raro, lo sé, pero Germán Díaz es capaz de logros asombrosos. El caso es que recibí un email del zanfonista. En él iba adjunta una Carta para Beatriz. Será un error, pensé. Le escribí de vuelta haciéndole ver que se había equivocado. A ver si la tal Beatriz se iba a quedar sin su carta, no hay cosa más triste que una carta perdida. Pero no era un error. En efecto, yo no era el destinatario, si acaso uno más, pero me confiaba la misión del cartero para que llegara hasta ti una carta de amor a la música (dejémoslo ahí, tampoco iba a preguntarle quién es la tal Beatriz). Este mago de la zanfona, capaz de insuflar vida a la música a partir del latido de unos corazones de cuerpos ya ausentes, ha escrito la carta para agradecerte que hayas hecho posible el primer año de vida de este bebé periodístico que es ‘El Asombrario & Co’. Germán conoce la importancia de que estés ahí leyendo con tus orejas. De esa forma existe el medio y, a través de él, músicos como él, ajenos y olvidados por la parafernalia mediática y mercantil, puedan hacerte llegar mensajes musicales tan insólitos como el suyo. Así Germán se sentó junto a David Herrington (tuba), Pablo Pascual (clarinete bajo) y Benxamín Otero (oboe) para escribir juntos en el aire las letras de esta Lettre pour Beatrice que capturaron Pedro Pascual con sus micrófonos y David Ramos con sus cámaras. Ahora puedes disfrutar de esta carta como un regalo de cumpleaños asombroso de un músico que, sin duda, también lo es.

MÁS INÉDITOS DE CELEBRACIÓN DEL PRIMER ANIVERSARIO DE ‘EL ASOMBRARIO’

1) Love of Lesbian nos regala ‘John Boy’ (versión tango) en exclusiva

2) José Manuel Ballester en las montañas de ‘Avatar

3) Felix Sabroso, un relato exclusivo de madres y ponis

4) E1000, geometría de un aniversario

Menéalo

Sobre el autor

Carlos Pérez Cruz
Carlos Pérez Cruz, músico y periodista. Desde 2001 dirige el programa ‘Club de Jazz’, dedicado al jazz y músicas improvisadas. Colabora con el programa ‘Carne Cruda’ de Javier Gallego (antes en RNE3 y la Cadena SER), donde dirige la sección 'Bienvenidos al club'; con Radio Vitoria (EiTB) y la revista ‘Cuadernos de Jazz’. Desde 2012 mantiene el blog/podcast ‘Todos los caminos están cerrados’, dedicado a los Territorios Ocupados de Palestina.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

  • El 14.12.2013 , Gerardo ha comentado:

    Tengo la suerte de que P. Pascual me de clase en una agrupación, no tiene mucho que ver con el instrumento que toco, pero me ha enseñado más que muchos profesionales del instrumento. Gran músico, mejor docente, o viceversa, sencillamente no lo sé.

    A Harrington darle las gracias otra vez por ese pedazo de pizza de Mr. Atomic.

    Y de Germán Díaz no voy a decir nada, no merece la pena. El que no lo conozca que lo vaya a ver en directo y que se siente bien cerquita de él. Nada más, el resto es palabrería.

    PD: a B. Otero sólo lo conocía de oídas pero… ya queda presentado.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.