Taller de escritura

31.08.2019

Soltarse la melena

Un nuevo relato de Agosto en torno a un amor de verano. “Poco después dejó de alisarse el pelo. Por llevarlo como una leona toda la semana, cuando se lo lavaba tenía que pasar una hora en la ducha con la cabeza llena de crema suavizante. Él se declaró una tarde en los soportales. Qué inseguridad elegir la ropa cada sábado. Quedaban para dar vueltas y vueltas por el barrio, de la mano si no los veían”.

Leer Más

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.