06.11.2018

Cierran el MAC de A Coruña por un puñado de euros

Menéalo
Exposición que hay actualmente en la MAC, La Mostra.

Exposición que se exhibe actualmente en el MAC, La Mostra.

Los artistas de A Colectiva denuncian con este texto elaborado para ‘El Asombrario’ el desentendimiento de Naturgy -marca bajo la que se presenta Gas Natural-Fenosa- y su decisión de acabar de repente con la historia de casi 30 años del Museo de Arte Contemporáneo (MAC) de A Coruña. Hubo un tiempo para el compromiso a largo plazo con la sociedad y para ver un horizonte más allá que el corto horizonte de los beneficios económicos. Pero quizá tengamos que acostumbrarnos a saber que ese tiempo ya ha pasado. La asociación propone una unión transmunicipal -de los ayuntamientos del área metropolitana coruñesa-, abierta a otros agentes privados y públicos que hagan sostenible el proyecto en el tiempo.

POR: A COLECTIVA

El Museo de Arte Contemporáneo de A Coruña cierra. No habrá más exposiciones, más actividades, no habrá más de nada. Tras cerca de 30 años de actividad, el MAC (antes Macuf) desaparece sin desvanecerse. O lo que es lo mismo, desaparece de golpe, por sorpresa, de manera provocada. Años llevamos oyendo los ecos de la globalización y hoy ha aparecido a la puerta de casa. Naturgy (Gas Natural-Fenosa) ha decidido que esta es una buena forma de mejorar sus cuentas: vender o alquilar el edificio y reubicar o despedir al personal para terminar antes de final de año con tres décadas de historia.

¿Y qué va a hacer Naturgy con la colección de arte? En los medios se habla de que el gobierno autónomo está dispuesto a hacerse cargo de ella. Esperemos que no se precipite la Xunta de Galicia a la hora de decir que sí, porque no se mueve una colección tan numerosa y valiosa como esta así como así. Para empezar, una buena parte de ella está actualmente en el Museo Patio Herreriano de Valladolid, otra parte está repartida por oficinas y dependencias de la antigua Gas Natural-Fenosa y el grueso abarrota las cámaras del MAC en A Coruña. No se sabe si la Xunta cuenta con esta información, pero parece un problema serio hacerse cargo de algo que se encuentra tan diseminado y cuya situación exacta solamente conoce con precisión una o dos personas del museo. Una o dos personas de esa decena de empleados que Naturgy va a reubicar (supuestamente).

Pero… quizá la empresa o la prensa local hayan cerrado muy pronto el capítulo del MAC.

No solo nos preocupa el futuro del equipo y de la colección. Lo que más preocupa es qué va a ocurrir con todo lo demás. Ya son más de 17.000 las personas que han firmado contra el cese de actividad del MAC. Son solamente una pequeña parte de los cientos de miles de personas que han disfrutado de la actividad desarrollada en y desde el museo en estas tres décadas. Hablamos de un tejido social unido por la cultura contemporánea, que han tenido la oportunidad de descubrir, disfrutar, aprender y compartir la experiencia del arte actual. Arte tanto nacional como internacional, tanto de artistas que empiezan como de artistas que ya empezaron: mujeres, hombres, pintores, fotógrafos, escultores, instalaciones, acciones…, la interminable lista de experiencias que un museo aporta a una comunidad. Es difícil llegar a medir el hueco que deja cuando el contenido que lo llenaba está tan enraizado en el entorno.

Pero ya está, todo ese monumental aporte construido gracias a las manos rigurosas de un equipo solvente como pocos, conducido por el guante impecable de su directora hasta esta semana, Carmen Fernández Rivera. Todo se acaba.

A estas alturas, quizá ya vaya tocando comprender y analizar qué ha ocurrido, y esta es la parte más dolorosa. Naturgy cierra el museo porque quiere mejorar sus resultados económicos. Podemos entrar en pormenores y ahondar en las nuevas maneras de hacer empresa o valorar el impacto del aterrizaje de los buitres de los fondos, pero nada de ello va a mantener el museo abierto. Hubo un tiempo en que la generosidad era una cualidad valorada, casi obligada, a la hora de generar confianza. Hubo un tiempo para las cajas de ahorros y para la acción social. Hubo un tiempo para el compromiso a largo plazo con la sociedad y para ver un horizonte más lejano que el propio horizonte. Pero todo ese tiempo ya lo hubo y ya ha pasado.

Es el momento de buscar otro modelo. Toca, tras esta bofetada de realidad económica, ponerse a construir otro sistema cultural, un sistema blindado contra este virus del dinero rápido. Aprendimos de esta y de las anteriores, en Galicia y en el resto de España. Aprendimos suficiente y sabemos del peligro que entraña no aplicar lo aprendido y no proteger el lugar donde aprender. Así, cierra un museo por un puñado de euros, pero empieza otra etapa. Y será mejor.

Desde A Colectiva, como asociación profesional de artistas de Galicia, apostamos por encontrar una solución transmunicipal y abierta, una construcción con más futuro por delante que los cuatro años de una legislatura. Integrada por agentes públicos y privados de todo tipo y bajo una premisa de generosidad y responsabilidad en común. Confiamos en las alternativas inclusivas, porque el futuro es y debe ser propiedad de todas y todos.

La reunión de todos los que disfrutamos este museo desde hace décadas es la clave, la transmunicipalidad es la propuesta de A Colectiva.

Menéalo
Etiquetas:

Sobre el autor

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.