09.06.2013

Cómo combatir con versos tanto prosaísmo

Menéalo

ÁREA DE DESCANSO

De la poesía impresionista de Campos Pámpano a la poesía irreverente de Nicanor Parra, pasando por ‘Un lugar para nadie’, tercer libro de poemas de Álex Chico (en la foto). Recomendaciones en verso para aliviar una cotidianidad a menudo tan prosaica.

JAVIER MORALES

¿Qué sería un área de descanso sin la poesía? Traemos a nuestro espacio la revista El Alambique, que edita la Fundación Alambique para la Poesía, con sede en Guadalajara. En el último número, que se presentó el pasado jueves en el Ateneo de Madrid, poetas, narradores, críticos y editores y amigos de Ángel Campos Pámpano rinden homenaje a este poeta y traductor extremeño, una de las voces más sugerentes de la poesía española contemporánea, en palabras del crítico y profesor Miguel Ángel Lama, tal vez quien mejor conozca su obra. José Ángel Valente incluyó a Ángel Campos Pámpano en Las ínsulas extrañas. Antología de poesía en lengua española (1950-2000), donde su nombre se codeaba con otros grandes de la literatura hispanoamericana.

La mayor parte de la poesía de Ángel Campos la reunió Miguel Ángel Lama en La vida de otro modo (Calambur, 2008), cuando al poeta le quedaban pocos meses de vida. Traductor del portugués, enamorado de Lisboa, donde vivió varios años y donde ejerció como profesor en el Instituto Español, Ángel Campos rinde un bello homenaje a la capital portuguesa en la Ciudad Blanca, uno de sus primeros libros. “Mientras dure la luz, seré fiel a la tarde”, escribe. La luz, siempre la luz. La poesía de Campos Pámpano, impresionista en buena medida, guarda una estrecha relación con la pintura. Leer o releer cualquiera de los libros de Campos Pámpano es una fiesta para los sentidos y para la inteligencia. De todos ellos, me quedo con La semilla en la nieve, el llanto contenido por la muerte de la madre, a quien estaba muy unido: “Escribir de ese día/es borrar las palabras”.

Activista cultural, hombre comprometido con su tiempo, gracias a Ángel Campos Pámpano (cuyo nombre bien podría ser uno de los heterónimos de Pessoa, a quien también tradujo) muchos conocimos a poetas portugueses indispensables como Eugénio de Andrade. El “bueno de Ángel”, es lo que me dijo otro poeta, Jorge Riechmann, cuando supo de su muerte.

¿En qué hubiera desembocado su obra si su vida no se hubiera visto truncada a los 51 años? Nunca lo sabremos. Pero su semilla ha brotado en la obra de otros poetas jóvenes. Quizás uno de los más significativo sea Álex Chico (Plasencia, 1980). Avezado crítico y poeta ya maduro a pesar de su edad, Chico escribe un brillante ensayo sobre Ángel Campos Pámpano en el último número de la revista Cuadernos Hispanoamericanos, una buena introducción para quien desee adentrarse en el mundo del autor de Siquiera este refugio. “Tal vez estos años trascurridos desde la muerte de Ángel Campos Pámpano  nos hayan enseñado que a su poesía el lector, más que ir, regresa. Ha tenido la habilidad de hacer perdurar una obra cuando ya no puede ser continuada”, asegura el poeta placentino.

Álex Chico acaba de publicar su tercer libro de poemas, Un lugar para nadie (De la luna libros, 2013). Alejado de corrientes, premios y del sectarismo que tanto abunda en el mundillo de la poesía, el autor placentino nos habla en esta obra con una voz propia, en la que ha destilado lo mejor de las influencias de algunos de sus maestros, el propio Ángel Campos, Basilio Sánchez y Álvaro Valverde, o de autores de la generación del cincuenta. La Provenza (lugar de nacimiento del gran René Char), Ischia o el barrio barcelonés de La Verneda, donde Chico vivió la infancia, son algunos de los puntos donde el poeta posa su mirada antes de detenerse en el lugar de la escritura, el ámbito más personal con el que escritor se mueve por el mundo, su verdadero carné de identidad.

Y de la poesía a la antipoesía, la poesía irreverente de Nicanor Parra, en la exposición que le brinda la Biblioteca Nacional al Premio Cervantes 2011. Nos habla de esta excelente exposición su comisario, Ignacio Echevarría, en el programa Cultura en 24 horas, de TVE.

Menéalo

Sobre el autor

Javier Morales
Soy escritor, periodista y profesor de escritura creativa. He publicado las novelas “Trabajar cansa” y “Pequeñas biografías por encargo” y los libros de relato “Ocho cuentos y medio”, “Lisboa” y “La despedida”. Imparto clases de escritura creativa en el taller de Clara Obligado y en la Escuela de Escritores. En Área de Descanso hablo de los libros que me gustan. Puedes seguirme en:

Facebook: www.facebook.com/javier.moralesortiz

Twitter:https://twitter.com/javiermoralesor

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

    Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

    Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.