“Confío en que saquemos algún aprendizaje de esta crisis”

“Confío en que saquemos algún aprendizaje de esta crisis”

José Manuel Núñez Lagos, director general de Ecovidrio.

Menéalo

José Manuel Núñez Lagos, director general de Ecovidrio.

Entrevistamos a José Manuel Núñez Lagos, director general de Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la recogida de los residuos de envases de vidrio para su reciclaje. En sus ocho años al frente de este equipo ha llevado la tasa de reciclaje por encima del 70%; su apuesta es superar el 80% en 2025. Hablamos con él de esto, del impacto de la pandemia, del verano, del teletrabajo, de las nuevas leyes ‘verdes’ del Gobierno.

¿Todo bien, José Manuel, de salud y ánimo? ¿Y el equipo de Ecovidrio? ¿Cómo habéis llevado el confinamiento, las desescaladas, el teletrabajo? ¿Cómo crees que la pérdida de contacto humano puede afectar a una empresa, dificulta crear equipo?

Todo bien, afortunadamente, tanto de salud como de ánimo. Lo más importante es que todo el equipo de Ecovidrio también está bien. Por desgracia, no podemos decir lo mismo de algunos familiares de nuestros compañeros, lo sentimos todos, como una familia que somos.

Estos últimos meses hemos continuado trabajando en remoto para gestionar todas las rutas de recogida y la colaboración con todos los agentes de la cadena. Nos hemos volcado para que nuestra actividad -considerada esencial- se desarrollara correctamente y dar el mejor servicio a ayuntamientos y ciudadanos.

La verdad es que todo el equipo se ha adaptado a los cambios de forma encomiable en una situación insólita. Ahora iniciamos nuestra propia desescalada, retomamos la actividad presencial y la vuelta a la oficina de la forma más segura.

Y sobre lo último, yo creo que el contacto con los compañeros y con otros colaboradores es necesario y no debemos infravalorarlo, aunque hemos podido comprobar cómo la tecnología nos puede echar una mano para que no sea siempre imprescindible.

¿Has tenido tiempo para hacer algo que llevabas tiempo aplazando? Por ejemplo, leer algún libro pendiente desde hacía tiempo, ponerte al día en alguna serie famosa, pintar las paredes del salón…

Pues si te digo la verdad…, ¡un montón de cosas! Hice una lista de propósitos y he cumplido muchos. He leído Olvidado rey Gudú, de Ana María Matute, (lo primero que me propuse), he cambiado mis rutinas de deporte por entrenamientos en casa, he ordenado un montón de armarios llenos de papeles desde hace una década… También me ha servido para valorar más el esfuerzo de cuidar y mantener las logísticas de una casa. En general, diría que los meses de confinamiento han sido una experiencia difícil, pero que he logrado aprovecharla dentro de lo posible.

Lo que más echaste de menos durante el confinamiento estricto…

Pues no poder ver a uno de mis hijos, a mi madre y a todos mis amigos. Además, he echado muchísimo de menos no poder hacer senderismo con mi pareja y estar en la naturaleza en general. También he echado en falta no poderme pelear en la barra de un bar por una caña, mi deporte favorito.

Como curiosidad te diré que hace poco hicimos un estudio para preguntar lo mismo a los ciudadanos y el resultado es similar: 9 de cada 10 echó de menos a la familia y el contacto con la naturaleza, el 77% añoraba viajar y el 61% ir de bares.

¿Y cómo ves que lo hemos llevado, perdón, que lo estamos llevando, en general la sociedad española? ¿Crees que sacaremos alguna lección interesante respecto al medio ambiente, nuestra relación con la naturaleza, con la forma de consumir?

Creo que todavía estamos asimilando las consecuencias de esta crisis sanitaria y social… Confío en que saquemos algún aprendizaje, nos hará reflexionar sobre la forma en la que vivimos… ¿Queremos ciudades llenas de ruido? ¿Queremos disfrutar más de nuestras calles y plazas como espacios comunes? ¿Le daremos por fin la importancia que merece a la biodiversidad y a los ecosistemas?

Creo firmemente que no podemos dejar de lado el cuidado del medio ambiente en la salida de esta crisis. Vemos avances positivos en las altas esferas, como el Pacto Verde, la Alianza Europea para una Recuperación Verde… Pero ¿y nosotros? Los ciudadanos tenemos que actuar y ser responsables; por poner un ejemplo, no hay justificación para tirar las mascarillas y guantes al suelo.

Nosotros haremos todo lo que esté en nuestra mano y más para concienciar al ciudadano de la importancia de reciclar y de cuidar la naturaleza porque, aunque, desafortunadamente, muchas personas van a tener problemas laborales y económicos (que tenemos que ayudar a solucionar), no podemos dejar de pensar en el planeta.

Los datos sobre reciclaje de vidrio, ¿se han resentido con esta emergencia sanitaria? ¿Tenéis ya datos sobre cómo han ido estos primeros meses de 2020 respecto a años anteriores?

Lo primero que tengo que decir y con orgullo es que la gestión del reciclado de los envases de vidrio ha funcionado con normalidad gracias al compromiso y solvencia de todos los que participan en la cadena de reciclado.

Lo segundo que hemos podido constatar es que se ha consumido más en envases de vidrio en el hogar, aunque, lógicamente, el volumen general de consumo y de reciclado ha descendido al estar cerrada la hostelería.

Y tercero, y muy importante, es que hemo percibido que más ciudadanos han bajado a depositar sus envases de vidrio en el contenedor de los que lo hacían antes, por lo que la tasa de reciclado crecerá. Se está demostrando que el hábito de reciclar está consolidado y a prueba de cualquier circunstancia.

¿Cómo se presenta el verano, José Manuel?, ¿crees que con esta pandemia cambiaremos nuestra manera de hacer turismo, que pasará a ser algo más reposado, pensado, cercano? ¿Será tu caso?

Pues la verdad es que no lo sé. Estamos viviendo un momento tan nuevo y todavía hay tanta incertidumbre que es difícil imaginárselo, y eso que lo tenemos aquí al lado.

En general, creo que la gente va a viajar menos, por razones de seguridad, tranquilidad y, desafortunadamente, muchos también por razones económicas. Pero también pienso que, si la situación sanitaria no se agrava, el verano va a ayudar a recuperar las buenas y viejas costumbres de salir a los bares, restaurantes y chiringuitos y, en definitiva, a recuperar cierta normalidad, a ver y vivir esta pandemia de otra manera.

A nivel personal, si veo que se dan las circunstancias sanitarias idóneas, es probable que me anime a viajar. Viajar es una parte muy importante de mi vida que me gustaría recuperar cuanto antes.

¿Y qué previsiones de futuro tenéis en Ecovidrio? Justo cuando nos llegó esta crisis, estabais presentando la estrategia hasta 2025. ¿En qué consiste? ¿Cuáles son vuestros retos, objetivos?

Los retos que tenemos por delante nos exigen ser ambiciosos, redoblar esfuerzos e inversiones, a la vez que tenemos más presente que nunca la máxima eficiencia. Somos conscientes de las dificultades que atraviesan las empresas envasadoras a raíz de la crisis por la COVID-19.

Pero tenemos un plan muy solvente y un objetivo claro: elevar la tasa de reciclado de residuos de envases de vidrio a más del 80% en 2025 en España. Y lo haremos a través de líneas maestras como: potenciar la instalación de contenedores, impulsar campañas de concienciación, optimizar la tecnología, colaborar con la hostelería y apoyar a las administraciones en la implantación de medidas legislativas que aceleren el crecimiento de la tasa, por ejemplo.

Es una estrategia que compartimos con los agentes de la cadena de reciclado; pronto contaremos más detalles.

Aparte de la pandemia, hemos vivido en las últimas semanas la presentación por parte del Gobierno de varios proyectos en torno al cambio climático, los residuos, la economía circular. ¿Cuál es tu valoración? ¿Algo que apuntar, matizar, desarrollar, mejorar?

Creo que, tanto La Estrategia de Economía Circular como el Anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados (que son los dos procesos legislativos que nos afectan directamente) son apuestas decididas y necesarias por promover la transición de nuestro país a un modelo próspero y sostenible. Este enfoque verde es más importante ahora que necesitaremos aunar esfuerzos para reconstruir nuestra sociedad y economía a causa de la crisis generada por la COVID-19.

De cara al proceso legislativo que tenemos por delante, desde Ecovidrio ponemos toda nuestra experiencia y conocimiento a disposición del Ejecutivo para que el diálogo y la colaboración sirvan de base en el futuro reglamento de envases.

En referencia al borrador de la Ley de Residuos, el texto aún puede cambiar. Si tuviera que valorar algún punto relevante, destacaría que estamos alineados con la ambición de los nuevos objetivos de reciclado que se establecen, la homogeneización del método de cálculo y la importancia de implantar mecanismos que garanticen la transparencia de los datos. Precisamente, tenemos un Plan de Responsabilidad Corporativa y un Plan Estratégico que inciden no solo en superar los objetos de reciclado, sino en garantizar la trazabilidad a lo largo de toda la cadena de reciclado y la comunicación transparente.

Transmitir credibilidad es algo importante para alcanzar unos objetivos, ¿crees que es el caso de Ecovidrio?, ¿cómo ves tú cómo ve la sociedad española a Ecovidrio? ¿Crees que hay algún malentendido, algún falso mito que permanece, algún aspecto que te gustaría mejorar en esa transmisión de lo que hacéis?

Por supuesto. De hecho, creo que para Ecovidrio es especialmente importante. Ten en cuenta que somos una entidad que tiene que generar confianza a los ciudadanos y a los ayuntamientos, al final el reciclaje es un servicio de interés público.

Creo que la mejor manera de ganar credibilidad es con esfuerzo. Nosotros pensamos (y así nos ven en muchos casos) que somos una compañía cercana, que se remanga con los técnicos de los ayuntamientos para proponer planes concretos y mejorar la recogida.

Sabemos también que se puede mejorar en transparencia o quizá en la forma de comunicar, pues no tenemos nada que ocultar, sino todo lo contrario, pero a veces no se comprenden bien los datos, los detalles del proceso… Ahí es donde ponemos muchísima dedicación, en explicar las cifras, en enseñar de primera mano la cadena de reciclado etc.

¿Podemos sentirnos satisfechos en España sobre nuestro nivel de reciclaje de vidrio respecto al entorno europeo?

Totalmente; como sabes, la tasa de reciclado de envases de vidrio la elabora el Ministerio, el último dato disponible es de 2017 y se sitúa en 72,2%. Estamos por encima de países como Reino Unido, Italia y Portugal. Pero tenemos que aspirar al ejemplo de Bélgica, Austria y Suiza, que tienen tasas por encima del 90% con un sistema de reciclaje como el nuestro.

Habrá novedades en este tema. La trasposición de las Directivas de Residuos, Envases y Residuos de Envases establecerá un único método de cálculo de la tasa para todos los países. Nos parece un gran paso y trabajaremos para situar a España a la vanguardia del reciclaje de envases de vidrio.

Siempre estás en el otro lado, respondiendo. Te voy a dar la oportunidad de cambiar de plano. ¿Qué dos preguntas te gustaría hacerle a un periodista especializado en información ambiental?

Te lo voy a poner más fácil y solo te voy a hacer una: ¿cómo crees que podríamos mejorar en Ecovidrio?

Eso ya es tema de otros reportajes de ‘El Asombrario Recicla’, sección que se mantiene en pie gracias al apoyo de Ecovidrio. Permanezcamos atentos…

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.