19.09.2019

Crisis climática: comienza la semana de movilizaciones por el Futuro

Menéalo

Fridays for Future es un movimiento que comenzó en la aulas y se extiende por otros sectores sociales.

De viernes a viernes. Porque para eso el movimiento surgió desde Fridays for Future. Desde mañana 20 al 27 de septiembre están convocadas en todo el mundo miles de acciones e iniciativas ciudadanas, sobre todo desde el sector de la educación, para reclamar a las instituciones, los políticos, los poderes fácticos, medidas reales y efectivas frente a la crisis climática. A Fridays for Future se le han sumado colectivos que han crecido rápidamente como Extinction Rebellion, Teachers for Future y Madres por el Clima. Una de las coordinadoras y portavoces del colectivo Teachers or Future en España, y colaboradora de ‘El Asombrario’, Miriam Leirós, nos explica las principales líneas de esta primavera climática que toma nueva fuerza con el comienzo del otoño.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha hecho un llamamiento a todos los líderes para que acudan a Nueva York este 23 de septiembre con planes concretos y realistas para mejorar sus contribuciones a nivel nacional para 2020, siguiendo la directriz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 45% en los próximos 10 años y dejarlas a 0 para 2050. Esta cumbre es la otra cara, la oficial, de la “Semana por el Futuro”, convocada del 20 al 27, de viernes a viernes, por Fridays For Future y que llama a la movilización masiva mundial por el clima.

Para asegurar que las acciones de transformación tengan el mayor impacto posible en la economía real, Guterres ha dado prioridad a tres líneas claves de acción: Estrategia de mitigación: impulsar las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (CDN) y las estrategias a largo plazo para conseguir las metas del Acuerdo de París. Compromiso de la juventud y movilización pública: movilizar a las personas de todo el mundo para que actúen contra el cambio climático y asegurar que las personas jóvenes estén integradas y representadas en todos los aspectos de la Cumbre, incluidas las seis áreas de transformación. Impulsores sociales y políticos: avanzar en los compromisos dentro de las áreas que afectan al bienestar de la población, como la reducción de la contaminación del aire, la creación de puestos de trabajo dignos, el fortalecimiento de las estrategias de adaptación climática y la protección de los trabajadores y los grupos vulnerables.

Nosotros nos detenemos aquí en la segunda área. Este año hemos asistido a una movilización mundial sin precedentes. Cientos de miles de personas han marchado en sucesivas ocasiones para exigir acción e incrementar la concienciación sobre la emergencia climática. El 15 de marzo, más de millón y medio de personas participaron en manifestaciones convocadas por Fridays For Future en todos los rincones del Planeta. Los movimientos ecologistas han visto surgir nuevos colectivos afines desde varios sectores sociales. Incluso hemos asistido al nacimiento de una alianza que aúna a más de 300 organizaciones que han firmado un manifiesto en defensa del futuro, de un planeta vivo y un mundo más justo. Pero ¿quién es quién en esta primavera climática?

Justicia climática y desobediencia civil pacífica

By2020WeRiseUp es una plataforma que da amparo a más de 20 grupos que se caracterizan mayoritariamente por reclamar la justicia climática. Bajo su impulso nace en Reino Unido Extinction Rebellion (XR), ya con gran fuerza en España. Hablar de XR es hablar de tres demandas fundamentales: la verdad, la acción para llegar al 0 neto de gases de efecto invernadero en 2025 y las asambleas ciudadanas, lo que denominan Democracia Real. Este colectivo se rige por un código ético propio que presentan como propuesta de nueva forma de relación social. Caracteriza también a este grupo su apuesta en firme por la cultura regenerativa, es decir, el respeto por los ciclos y tiempos vitales. XR hace un llamamiento a la desobediencia civil pacífica. Consideran que, dado el momento de excepcionalidad que vivimos, ante la insuficiencia de tiempo para solucionar la emergencia climática y la falta de respuestas del sistema político que no protege el futuro cercano, es necesaria otra forma de regeneración democrática.

Asumen que estos actos de desobediencia civil pacífica pueden tener consecuencias, pero creen necesario este sacrificio personal. Algunos ejemplos de estos actos en España han sido la acción contra Repsol el 15 de abril por ser esta empresa petrolera una de las más contaminantes del mundo. El 5 de junio, Día Mundial del Medioambiente, llevaron a cabo un bloqueo de la calle Ferraz frente a la sede del PSOE, por ser el partido que en ese momento estaba en el poder y podría interpelar ante la situación de emergencia climática. El 26 de julio simbolizaron la extinción masiva mediante un die-in (simulación de cadáveres en el suelo) en la céntrica tienda Primark de la Gran Vía madrileña como forma de denuncia del impacto de la fast fashion en el planeta, tema al que se le dedicó ya un artículo en El Asombrario en relación a educación. La próxima convocatoria es el 7 de octubre a nivel mundial, una acción en la que una vez más intentarán llamar la atención sobre una emergencia climática frente a la que no se presentan soluciones eficaces por el momento.

Greta Thunberg, desde Suecia hasta Girona

XR busca también coordinarse con redes afines como Fridays For Future. Este movimineto surge de la mano de Greta Thunberg, estudiante sueca que comenzó a hacer huelga escolar los viernes para manifestarse contra el cambio climático. El movimiento se popularizó tanto que cuenta con representantes en decenas de países y su llamada a la movilización en la Semana por el Clima cuenta con eventos a nivel mundial. En el Estado español, Fridays For Future tiene su germen en Girona, donde Lucas Barrero y Ander Congil fueron los primeros en manifestarse a las puertas de su facultad. Ander me contactó para publicar en El guiño verde: docentes por el medio ambiente aportando datos y llamando a la colaboración docente.

Poco después, El Guiño Verde, que ya fomentaba prácticas en la naturaleza y reclamaba una ecoalfabetización en las enseñanzas regladas a nivel transversal, inició una rápida transformación hasta convertirse en Teachers For Future Spain (Profes por el Futuro). Bajo esta denominación, un colectivo de docentes (entre los que me encuentro) de todas las etapas no universitarias buscan expandir no sólo el sentido inicial de El Guiño Verde, sino ayudar en la concienciación y acción a favor del medioambiente. Para ello, hemos elaborado la campaña 28.000 por el Clima, cuyo nombre hace referencia al número de centros educativos en España al que queremos llegar. Dicha campaña fue presentada en rueda de prensa el 6 de septiembre en la sede de Greenpeace en Madrid, para darse a conocer ante el público docente y buscar más integrantes que ayuden a conseguir ese objetivo de naturalización y concienciación. Poco antes, representantes del colectivo se reunieron con las ministras en funciones de Educación, Isabel Celaá, y de la Transición Ecológica, Teresa Ribera, para presentarles la campaña y reclamar cambios políticos que integren la ecoalfabetización dentro del currículum de educación de forma transversal.

Madres, universidades, periodistas, escritores por el Clima

En la línea docente universitaria han surgido también diversas iniciativas. La Universidad Complutense ha constituido una plataforma, Complutense por el Clima, compuesta por profesores y estudiantes que ha promovido y logrado la Declaración de Emergencia Climática de dicha Universidad y el anuncio de la elaboración de su Plan de Acción.

Desde otros miembros de la comunidad educativa surgen Madres por el Clima , siguiendo una necesidad casi visceral de un grupo virtual de madres que compartían dudas e inquietudes de crianza. Crecieron de manera exponencial en pocos días tras el 15 de marzo, desbordando cualquier expectativa inicial. Comparten conocimiento y recursos, y los hacen públicos para que puedan llegar a todas las personas interesadas. Consideran que colegios y escuelas son parte de nuestro ecosistema, y entre otras organizaciones colaboran con Teachers For Future Spain. Fruto de dicha colaboración es la campaña de escolar de apoyo a la Semana por el Clima (20-27 de septiembre).

No son los únicos; por ejemplo, un grupo de estudiantes de Periodismo ha puesto en marcha Periodismo por el Clima y desde el mundo de las letras surge Escritores y Escritoras por el Clima, impulsado, entre otros, por un colaborador de El Asombrario, el periodista y escritor Javier Morales, con nombres como Elvira Lindo y Manuel Rivas entre los firmantes de su manifiesto.

Más allá de nuestras fronteras, Farmers For Future, Parents For Future o Artists For Future son algunos de los colectivos que agrupan a miles de personas preocupadas por la situación medioambiental actual y que quieren presionar a quienes toman decisiones para que actúen ya y hagan algo por un palenta más sostenible, más humano, más acogedor. El movimiento es imparable. No sé si la solución o las medidas para dar solución a la situación de emergencia climática estarán cercanas; de lo que sí estoy segura es de que todos estos movimientos sociales espontáneos no van a desistir en su empeño porque son conscientes de todo lo que nos jugamos. No es la vida, ni el planeta Tierra, todo seguirá, lo que variará son las condiciones de vida en este planeta, que no serán ni tan fáciles ni tan cómodas. Depende de cada uno de nosotros el grado de dignificación de la vida que quiera dejar como huella.

  COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’.

Menéalo

Sobre el autor

Miriam Leirós
Maestra de Primaria desde hace 20 años, educadora e intérprete ambiental. Coordinadora del colectivo Teachers for Future en España. Trabajo en la escuela pública, desde donde trato de subrayar los valores de la cultura y la ecología. Con acento gallego.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.