11.10.2019

Cuatro series imprescindibles basadas en hechos reales

Menéalo

George Clooney en Catch 22. Foto: Hulu.

En julio, agosto y septiembre, es normal andar más despistados, cambiar hábitos y sentarnos menos delante de la pantalla. Pero este verano hubo cuatro series –las cuatro basadas en hechos reales– que considero imprescindibles, y que les recomiendo retomar ahora, ya comenzado el otoño: ‘Catch 22’, con el sello de confianza de George Clooney. ‘Así nos ven’, con el racismo llevado al máximo. ‘Our boys’, una trágica historia de israelíes y palestinos. Y ‘Creedme’, en torno a la violación de una joven y la desidia policial.

Se acabó el verano, al menos el astronómico. Aunque en la actualidad las estaciones, como el resto de nuestros asuntos, parezcan tender al desequilibrio. Uno, que ya tiene algunos años, aún no se hace a la idea y, de la misma manera, espera que durante el verano las televisiones y las plataformas audiovisuales escupan, como siempre fue en la estación estival, todo lo encerrado en el “cajón desastre” o de desechos, aguardando darle salida, por lo general los llamados subproductos, esos de aventuras simplonas, de comedietas en bikinis, tangas y diversos taparrabos, los de vacaciones románticas en playas paradisíacas o aquellos de niños y mascotas.

Sin embargo, este año, quizás mientras doraban su piel entre chapuzón y chapuzón, puede que hayan dejado pasar sin enterarse un manojo de producciones televisivas que deberían contar con un hueco en su contenedor seriéfilo. No se preocupen, el mercado es tan competitivo hoy en día que las buenas producciones se han transformado en atemporales y he aquí el ejemplo de algunas series que si se las perdieron a causa del calor, el agua azul o la verde montaña, podrán disfrutar durante el resto del año. Yo les recomiendo que, cuanto antes mejor, que seguro queda mucho por llegar. Ahí van:

‘Catch 22’: George Clooney en la Segunda Guerra Mundial

 La primera de ellas, para ir tomando conciencia de lo que nos espera, le concierne a la estupenda miniserie producida por el siempre interesante Georges Clooney, que, además de dirigir tres de los seis capítulos, interpreta un papelito en dos de ellos. Catch 22 (Trampa 22), ese es su título, es la adaptación visualmente impresionante que este aclamado actor –aún más interesante como director y productor– hace de la reconocida y aplaudida novela que en 1961 Joseph Heller ambientó en la Segunda Guerra Mundial y que ha sido adaptada para televisión en formato miniserie por la plataforma Hulu. Una sátira transgresora, frenética y turbadora, en la cual se mezcla de manera insospechada la inteligencia y el caos, el poder de una sátira que evidencia el fundamento descabellado y desatinado de la mezcla entre burocracia y guerra.

Abrumadora y absurda, terrorífica y divertida. Un cuadro inteligente sobre la lucha del soldado Yoyo (interpretado por un magnífico Christopher Abbott) por la supervivencia. Una lucha imposible de ganar y que, no por escéptica, brutal y paradójica, deja de ser deslumbrante. La apasionante historia de un hombre cuerdo o un egoísta más allá de la cobardía, frente a lo ridículo y demente de la guerra, esa guerra que siempre será el infierno.

 

‘Así nos ven’: la serie que mostró el peor Trump racista

La siguiente producción que no deben perderse se trata de la ficción estadounidense para Netflix titulada Así nos ven (When They See Us). La estremecedora miniserie de Ava DuVernay que desgrana en cuatro capítulos la vergonzante y verídica odisea de un grupo de adolescentes negros e hispanos del Harlem neoyorquino acusados ​​erróneamente de la violación de Patricia Meili, una mujer blanca, en la primavera de 1989 en Central Park, y por la que fueron condenados sin más pruebas que confesiones falsas, sacadas a la fuerza a los niños bajo la intimidación de la policía.

Así nos ven representa sin ambages los terribles incidentes que rodearon el caso y el coste demoledor que la persecución, la buscada y presurosa condena y la desafortunada gestión de la opinión pública tuvieron sobre estos adolescentes y su entorno. Opinión pública aderezada por un magnate bien conocido por todos, hoy presidente de esa poderosa nación, míster Trump, que sacó anuncios en todos los principales diarios de Nueva York y recorrió las televisiones pidiendo que los cinco niños fueran ejecutados.

Un reflejo preciso de un implacable sistema de justicia penal desigual que es capaz de arrollar, como chivo expiatorio y ensañarse con los niños estadounidenses negros y latinos; el sesgo racial con demasiada comodidad y poca competencia. No la dejen pasar. Su dureza e incomodidad está justificada, tanto como su interés como documento, haciendo de esta serie un reflejo necesario de por dónde van los tiros. Su calidad, por otra parte, es innegable.

‘Our boys’: la extrema crueldad Israel/Palestina

La tercera recomendación trata otro caso basado en hechos reales –en realidad todas las que aconsejamos hoy lo hacen–. Es la producción israelí que se emite en HBO Our boys, que relata los extremos y trágicos hechos ocurridos en el verano de 2014, cuando tres adolescentes judíos fueron secuestrados y asesinados por militantes de Hamas. Dos días después, el cuerpo quemado de un adolescente palestino del este de Jerusalén se encuentra en un bosque del oeste de la ciudad. Ciudad y país entero se estremecen, enfadados tras los acontecimientos. Mientras, un agente de la contrainteligencia del Shin Bet (Agencia israelí de seguridad) investiga el asesinato, y los padres del adolescente árabe asesinado comenzarán un angustioso y difícil camino hacia la justicia. ¿Pero cómo encontrar justicia sin encontrar consuelo? Todo se entrelaza en esta poderosa historia.

Filmada en Jerusalén, Our Boys hace hincapié en las historias de los implicados, tratando de igual manera a judíos y árabes. El relato de ciertos y conocidos tribalismos, cegados por leyes y pasiones destructivas, escondidos en sus complejos bajo la manta de religiones que aún legalizan el ojo por ojo sin dar cabida al diálogo y la toma de decisiones. Pasiones que se desbordan, familias devastadas, atrapadas en conflictos históricos que sus gobiernos no parecen competentes para abordar. Quizás no quieran.

Our boys saca a la luz los prejuicios que atrapan a las dos partes, así como pone de manifiesto la ceguera y la crueldad que arrastra la represalia y el resentimiento. El lado oscuro de la naturaleza humana, una vez más, cuando se da rienda suelta a la furia, el odio y la venganza

‘Creedme’: negligencia policial ante las violaciones

Por último, llegamos a la producción de Netflix titulada en España Creedme (Unbelievable), una historia increíble pero real sobre la investigación y la búsqueda de un violador en serie y que explora la vida posterior al crimen de una de las mujeres violadas. Triste y perturbadora, delinea directamente cómo el sistema puede fallarnos. Una historia ganadora de Pulitzer en 2015, que aquí sostiene un reparto encabezado por Toni Collette, Merritt Wever y una estupenda Kaitlyn Dever interpretando con solidez a la joven problemática de 18 años a la que la policía se negó a dar crédito cuando denunció que un hombre enmascarado irrumpió en su casa, la ató a su cama y la violó.

Debido a dicha… seamos blandos y llamémoslo “negligencia”, el violador pudo agredir sexualmente a otras mujeres durante años. Desgraciadamente, Creedme trata de un crimen que no se tomó en serio, pero no es del todo difícil creer que puede suceder, repetirse, en cualquier momento en cualquier latitud del mundo. Si no, simplemente miren los telediarios.

Dos acontecimientos que se entrelazan hasta llegar a un punto deseado, la historia de la joven violada y la de las dos policías que consiguen poner en claro la investigación, y su complejo pero a la vez lógico tratamiento, hacen de Creedme una inteligente y sorprendente historia que no se deja avasallar por los prejuicios entre géneros arrastrados desde siglos. Véanla.

Véanlas todas si tienen tiempo y ya me cuentan. Feliz otoño de series.

Menéalo

Sobre el autor

Antonio Bazaga
Toño Bazaga. Más de 20 años dedicados al mundo del cine, habiendo tocado casi todos los palos: producción, desarrollo, escritura, financiación… Convencido de que el futuro del cine está aún por llegar. Apasionado de la literatura y la historia, creo que el celuloide es el mejor invento para contar lo que pasa, lo que pasó y lo que puede pasar. En fin, parte indispensable de nuestra vida.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.