16.02.2013

¿Cuestión de Goya-ficción?

Menéalo

EL DOMINGO SE ENTREGAN LOS PREMIOS GOYA DEL EPICENTRO DE LA CRISIS. NUESTRO EXPERTO EN CINE SE AVENTURA A HACER UNA QUINIELA DE LO QUE PUEDE PASAR EN LA GALA. TODO UN EJERCICIO DE POLÉMICA GOYA-FICCIÓN

LUIS ROCA ARENCIBIA

www.observatorioaudiovisualdecanarias.com

Analizadas las nominaciones de los 27 Premios Goya, cuya gala se celebrará el próximo domingo día 17 de febrero en el hotel Auditorium del Centro de Congresos Príncipe Felipe de Madrid, retransmitida por TVE-1 con presentación, por segundo año consecutivo, de Eva Hache. Teniendo en cuenta los gustos y preferencias propios. Sabiendo que acertar es presa de difícil caza incluso para el rastreador más experimentado.  Sospechando que la Goyología es disciplina que disfruta burlándose de las estadísticas. Teniendo en cuenta factores como la crisis actual y, en el último lustro, el importante peso del voto catalán en el resultado final. Con el ánimo simple de jugar, siempre, y en algún caso de provocar, llego a las siguientes conclusiones de lo que pasará. Aquí van en titulares:

  • La valiente Blancanieves (Pablo Berger), que opta a dieciocho nominaciones, será la gran triunfadora de los premios, pues a los tres seguros con los que cuenta se les suman otros trece probables. Es decir, podrá alcanzar hasta dieciséis estatuillas en el caso de que los dioses estén de su lado esa noche. Mi apuesta es que obtendrá diez.
  • La precisa Grupo 7 (Alberto Rodríguez) será la gran perdedora si tenemos en cuenta que es la segunda en candidaturas, dieciséis. La producción de José Antonio Félez no tiene seguro llevarse a Sevilla ninguna estatuilla y solo posibilidades para dos. Mi apuesta es que obtendrá una. Claro que todo podría dar un giro de 180 grados si todos los académicos andaluces hacen piña y votan al unísono por Grupo 7 mientras las demás películas se dividen los votos. Si eso ocurriera, que todo puede pasar, estas humildes previsiones quedarían en papel mojado.
  • La atronadora Lo imposible (Juan Antonio Bayona), con catorce candidaturas, la película más taquillera de la historia del cine español, tendrá que conformarse con un máximo de 7, dos de los cuales los tiene sin necesidad de que sus responsables pisen la red carpet, en el caso de que este año la haya. Mi apuesta es que obtendrá cuatro.
  • La delicada El artista y la modelo (Fernando Trueba), tiene posibilidades de alzarse con hasta seis estatuillas de sus trece chances. Pienso que obtendrá dos. Eso sí, se podría quedar en cero, ya que ninguna es a día de hoy segura.
  • La heroica Las aventuras de Tadeo Jones (Enrique Gato) podría hacer valer su muy positivo impacto en la taquilla con 4 estatuillas de 5 nominaciones, de las cuales dos son ya seguras. Apuesto que obtendrá las cuatro.
  • La friki El muerto y ser feliz (Javier Rebollo) obtendrá un Goya de una única nominación, con lo cual es la única con posibilidades de strike.

Desarrollo

La historia cambiará cuando alguien abra un sobre y pronuncie el nombre del ganador o ganadora. A partir de ahí, la memoria, que es más selectiva que sabia, se olvidará de los que fueron candidatos y candidatas. Muchos serán vistos como perdedores. Pronto olvidaremos que algún día estuvieron a un pelo de cruzar los primeros la meta.

Blancanieves otorgará merecidísimas estatuillas a Paco Delgado por el Diseño de Vestuario, a Alain Bainée por la Dirección de Arte y a Macarena García como Actriz Revelación. A pesar de la hermosa fotografía de Blancanieves, no menos meritorios son el otro blanco y negro de Daniel Vilar (su primer filme) en El artista y la modelo y el color tropical de Óscar Faura en Lo imposible. Podría ganarlo cualquiera. Yo apuesto por Kiko de la Rica en la de Berger. Si seguimos en categorías técnicas, el Maquillaje y/o Peluquería de Blancanieves (Sylvie Imbert, Fermín Galán) tienen un enorme rival en Lo imposible (Alessandro Bertolazzi, David Martí, Montse Ribé). Pienso que se lo arrebatará. Idéntico duelo se celebrará en el Mejor Montaje, con opciones solo para el trabajo de Fernando Franco en la película de Berger y el de Elena Ruiz y Bernat Vilaplana en la película de Bayona. Aquí me mojo por Blancanieves.

Lo imposible solo tiene seguros el Goya a la Mejor Dirección de Producción para Sandra Hermida Muñiz y los Mejores Especiales para Pau Costa y Félix Bergés. Y bastante seguro el Mejor Sonido a Peter Glossop, Marc Orts y Oriol Tarragó. No hay favoritos en la categoría de Mejor Guión Original. Aunque mis preferencias se quedan a partes iguales con Blancanieves (Pablo Berger) y El artista y la modelo (Fernando Trueba y Jean-Claude Carrière) pienso que lo ganará la primera. Con mayor seguridad por lo irregular del trabajo de sus rivales será el Goya al Mejor Guión Adaptado para Javier Barreira, Gorka Magallón, Ignacio del Moral, Jordi Gasull y Neil Landau por Las aventuras de Tadeo Jones.

Las mal llamadas “grandes”

La Mejor Película de 2012 debería ser a mi juicio para Blancanieves lo mismo que en 2011 debió ser La piel que habito, de Pedro Almodóvar para El Deseo, aunque después se fuera a No habrá paz para los malvados de Enrique Urbizu para Telecinco Cinema, Lazona Films y Manto Films. Pero quizás pase –podría pasar- que el académico recuerde cómo en 2008 (edición 22) El orfanato de Jota Bayona lo ganó casi todo excepto la película que se fue en un último quiebro a La soledad, del también catalán Jaime Rosales (fue, por cierto, el año en que el voto catalán empezó a notarse en los premios). Quizás pase que ahora quieran enmendarse y aunque le den mucho al filme de Berger opten por premiar a la más taquillera también como la primera. No en vano este tsunami salvó de la tragedia al cine español en el año que todos hablaban de debacle por la subida del I.V.A. Yo aplaudiría la opción, aunque a mí el planteamiento de Bayona para contar su historia alrededor el devastador tsunami me haya dejado al menos tan indignado como los del 15-M.

La Mejor Dirección sí que debería ser para Pablo Berger por la originalidad de la propuesta y lo creativo de su resolución. El único que en justicia le hace sombra es Fernando Trueba por El artista y la modelo. La Mejor Interpretación Protagonista tiene su mejor enfrentamiento en la versión femenina, donde Maribel Verdú, Aida Folch y Penélope Cruz se la rifan por Blancanieves, El artista y la modelo y Volver a nacer, respectivamente. Si dependiera de mí se lo daba sin dudarlo a Cruz por estar tan enorme en la denostada (más por la crítica que por el público) película de Sergio Castellito. Pero como yo ni pincho ni corto y de la Cruz se sabe que despierta fobias debido a su imparable éxito –si la envidia en España cotizara en bolsa otra prima de riesgo nos cantaría- me inclino a dejar el duelo entre la Verdú y la Folch. El hecho de que la productora de Trueba haya volcado esfuerzos en su actriz a sabiendas de que en otras categorías tiene escasas posibilidades, que esta cumpla con el RH catalán y que la madrastra Verdú ya tenga una estatuilla (de nueve nominaciones) en las estanterías de casa, me hace apostar por que el Goya será para la aplicada Aida Folch. Pasarse casi toda la película en pelota picada debería tener también una valoración adicional positiva.

En el otro extremo, la película elevada por los sesudos críticos como el ne rien plus de la modernidad, El muerto y ser feliz, de Javier Rebollo, nominada por estos nuestros incultísimos académicos solo en una categoría, puede hacer pleno porque la muy interesante historia de Rebollo contada de forma tan desafortunada -si no boba- está protagonizada por José Sacristán, uno de esos históricos que ni siquiera han rozado nunca el galardón. Los ojos de Daniel Giménez Cacho en Blancanieves son la única alternativa posible.

Más actores y actrices

A falta de ver Els nens satvages (Patricia Ferreira), en la categoría de Mejor Actor Revelación me decanto por cualquiera de estas dos opciones: Emilio Gavira por su papel de uno de los enanos toreros de Blancanieves, y Joaquín Núñez, espléndido en su papel de Mateo, el más veterano de los polis de Grupo 7. Mi voto sería para Núñez. Ojalá suceda en la categoría Mejor Interpretación Femenina de Reparto lo de José Sacristán en la de actor protagonista. Es decir, que en la ponderación pese la falta de reconocimiento a nuestros más ilustres veteranos. En ese caso, Chus Lampreave por su chacha en El artista y la modelo se lo llevará a casa. Es mi apuesta, que no deja hueco alguno a las no desdeñables opciones de Candela Peña (Una pistola en cada mano, Cesc Gay) y Ángela Molina (Blancanieves).

En la categoría masculina equivalente, Julián Villarán, por el yonki Joaquín de Grupo 7, tiene como más inmediato rival al Don Carlos de Blancanieves, interpretado por Josep María Pou. Son dos trabajos de alto nivel. Mi impresión es que los votos irán para el segundo.

Finalmente, las marías

¿No podría la Academia en coordinación con plataformas online poner a disposición del público las películas de cortometraje y documentales finalistas al menos unos días y previo pago? Sería una solución para ver esos filmes nominados imposibles de ver –y valorar- de otra forma sin pensar en soluciones piratas, que tanto yu-yu dan a su presidente Enrique González Macho y, en general, a la profesión.

Las categorías al Mejor Cortometraje de Ficción, Mejor Cortometraje Documental, Mejor Cortometraje de Animación, Mejor Documental y Mejor Película de Animación son las marías de estos premios. Solo un fenómeno como Las aventuras de Tadeo Jones, que no es fruto de casualidad sino de años de trabajo de calidad y concienzudo, puede dar mayor caché a la última de las citadas. Por eso mismo ya el Goya a la Mejor Película de Animación es suyo por muchos méritos de la gallega O Apóstolo. Lo mismo que la Mejor Dirección Novel para Enrique Gato (sería muy injusto que la popularidad de Aída se lo arrebatara para dárselo al ‘Luisma’ Paco León por Carmina o revienta). El Indiana Jones español de dibujos animados podría llevarse también la Mejor Canción (Te voy a esperar, de Juan Magán). Sería su cuarta estatuilla. No conseguirá las cinco a las que opta porque la Mejor Música Original irá a parar a las partituras de Alfonso de Vilallonga por Blancanieves más que a las de Fernando Velázquez por Lo imposible.

De las demás poco que decir, son categorías en las que –por suerte cada vez menos- cuentan mucho los contactos, las amistades, la promoción ring to ring que se haya hecho. El documental Mapa, “película-canción” de León Siminiani es la mejor posicionada por algunas medios en esa categoría. ¿Película-canción? Ya decía la sobrina de don Quijote que el oficio de poeta es una enfermedad incurable y pegadiza.

Lo mismo pasa con Ojos que no ven, de Natalia Mateo, que tiene a su favor para ganar el Mejor Cortometraje de Ficción el respaldo de la productora Avalon –igual que Mapa– y su potente elenco de actores. Aunque yo me alegraría más si se lo lleva la única participación de Canarias este año en los premios, aparte del conejero Paco Delgado: Voice Over, la bonita historia de un primer beso producida por Sebastián Álvarez (Canarias) y Koldo Zuazúa (País Vasco), con dos socios más, con dirección del madrileño Martín Rosete y guión del catalán Luiso Berdejo. Mi apuesta va por ellos

Menéalo

Sobre el autor

Luis Roca Arencibia
Tras titularse en Comunicación Audiovisual, trabaja en el cine desde 1992. Ha publicado biografías sobre el productor Andrés Santana (“El vuelo de la cometa”, 2003) y sobre el distribuidor Francisco Melo Sansó (“El sueño del Monopol”, 2010). Autor en el libro colectivo “Graphiclassic: Moby Dick” (2013). Comisario con Arantxa Aguirre del ciclo “Buñuel/Galdós: Vasos Comunicantes”, exhibido en Belgrado, Nueva Delhi y Tel Aviv. Única firma española en el monográfico sobre Luis Buñuel editado por la Cinemateca de Tel Aviv (2013). Es director de los proyectos formativos “Cinexprés” y de recuperación documental “Salvar la Memoria: 50 años de Tirma y Moby Dick”. Desde 1996 es colaborador de cine del diario La Provincia. Desde 2003 de viajes en El País. Ha publicado textos de cine en El País Semanal. Dirigió la sección de Canarias del festival de Las Palmas, que consolidó como una de las principales de la cita. Ha sido vocal del Ministerio de Cultura para las ayudas al cine en España. Puedes seguirme en: Twitter: @LuisRocaA Facebook: Luis Roca Arencibia Instagram: @luisrocaarencibia

¿Quieres leer más artículos de este autor?

3 comentarios

  • El 17.02.2013 , nati molina alonso ha comentado:

    no salgo de mi asombro por la actitud hipócrita de actores, directores etc, que dicen que la gala es la fiesta del cine y por lo tanto no hay que hacer política ni reivindicar nada, pero si sus espectadores, los que pagamos sus sueldos con nuestras entradas y con las ayudas, somos los profesores, los médicos, los parados, los desahuciados, los discapacitados . Al final para vosotros solo somos espectadores, igual que para los partidos solo somos votantes, es mucho sacrificio dejar la mueca y la pose glamurosa para hablar un poco de nosotros y de vosotros…no olvideis que al final sois igual de vasallos que nosotros.

  • El 17.02.2013 , Luis Roca Arencibia ha comentado:

    Estimada Nati. Gracias por tu comentario. Me parece mal que se den ciertas directrices para que no se hablen de temas. Pero entiendo que si se hace es porque se piensa que perjudica al conjunto de un sector industrial muy precario. Creo que acciones concertadas como las de Animalario hace unos años no tienen justificación ni sentido. Generó anomadversión. Otra cosa es que en su discurso cada uno diga lo que le dé la gana. Eso nadie lo puede ni debe poder evitar. Saludos!

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.