06.06.2013

Daughter, historias de desamor donde lo etéreo se vuelve denso

Menéalo

Daughter+oh

En la línea de XX, el trío londinense está llamado a convertirse en miembro destacado de la nueva hornada de bandas de pop sensible e inteligente. La melancólica voz de Elena Tonra es perfecta para transmitir historias de desamor, de la ausencia del hombre amado. Tras su reciente visita a España, entremos en las turbias historias de su primer disco, ‘If you leave’.

EVA TOVAR

Puedes seguir a la autora en Twitter. 

Daughter podría haberse quedado en otro de esos muchos grupos pop con “otra chica del montón”, pero Elena Tonra, alma mater de este trío londinense, reúne todo los requisitos para encabezar los primeros puestos de la nueva y emergente hornada de bandas de pop sensible, intimista e  inteligente, que algunos se atreven a calificar de pop-folk, melancólico… (Ahora resulta que en el folk y sus “inventadas modalidades” por los críticos musicales cabe aglutinarlo todo). Qué más dan las etiquetas si cuando al escucharles se abre ante ti un abanico de sensaciones que te atrapan y te hacen enmudecer ante tanta belleza, a pesar del dolor contenido … Y en eso radica el poder de la música, sea cual sea el estilo o género. Así que tras su reciente visita a nuestro país -hace escasas semanas actuaron en el Primavera Sound 2013-, nos hemos animado a conocerles en mayor profundidad. Esta es una nueva propuesta Asombraria para el mes de junio.

Atrás quedan sus anteriores EPs autoeditados: His Young Heart (2011) y, el pasado año The Wild Youth, discos que no solo tuvieron repercusión en el panorama alternativo, sino que  lograron que muchos de sus temas sonaran  en algunas de las series televisivas de más éxito a nivel mundial. Home apareció en Anatomía de Grey, Youth y Love en la británica Skins y Medice en The Vampire Diaries.

Es ahora cuando el proyecto de Elena Tonra se consolida tras su etapa en solitario, desde el pasado verano oficialmente como trío, junto al multi-instrumentista Igor Haefeli y el batería Remi Aguilella. No cabe duda de que fichar por el prestigioso sello 4AD (Cocteau Twins, Stereolab, Bon Iver, entre otros) es una garantía de calidad, como así lo demuestran en su primer álbum, If You Leave, aparecido el pasado marzo. Producido por el propio Igor Haefeli (asistido por Rodaidh McDonald −The XX, Adele− y Jolyon Vaughan Thomas −Maps−), queda perfectamente plasmada  la esencia musical de If You Leave, emocional, cien por cien. Delicados punteos de guitarras en Winter o Shallows, o sus envolventes rugidos en Lifeforms o Still, así como los diversos arreglos de percusión y coros adicionales que encuentran su lugar a lo largo de este disco y que producen efectos verdaderamente evocadores y bellos. Daughter hacen del emotivo minimalismo de The XX su mayor recurso sin renunciar a algún momento de contenida épica post-rock personal.

Esos sonidos de guitarras que en muchos momentos recuerdan al genial e irrepetible Vini Reilly -The Durrutti Column-  o los añorados tiempos de The  Sundays, mezclando elegantes atmósferas e intimistas arreglos con la voz de Elena, que en ciertos momentos se torna apesadumbrada, y donde el dolor tan personal e intransferible del desamor es una constante llamada de atención en sus canciones, a pesar de parecer que no desee querer salir de él. En un constante regocijarse contando/cantando sus propias miserias pasa a emerger de repente como cantos de sirenas. Porque Elena Tonra tiene una habilidad especial para  transmitir ese dolor en sus letras y darle continuidad en la melancólica voz con la que las interpreta. Mucho dolor vertido en cada una de las canciones que consigue que, en un sentimiento tan humano y familiar para muchos, pueda llegar a serte totalmente ajeno. Marcando esas distancias que el propio escuchante deberá administrar, nos topamos con ese desconsuelo que también plasma su autora con el resultado de relaciones amorosas que han salido mal, y que se traducen en esa lírica lúgubre y, por momentos, cercana a algo parecido a un estado de depresión ante la pérdida del amor de un hombre. Esa dependencia de la figura masculina conduce a Daughter a un desconsuelo prácticamente insondable que en temas como Smother lleva a desear no haber nacido, o que en Youth anima a beber para olvidar. En Touch nos cuenta que solo es sensible con un hombre al lado (“sueño con que desconocidos me besen por la noche / para poder sentir algo”) y en Tomorrow prefiere nadar entre peces ante la idea de un futuro sin su amado.

Amor, desamor y sonidos envolventes cargados de especial sensibilidad y sutil delicadeza están siempre presentes en  If You Leave, un disco al que tal vez recurras en momentos y estados anímicos muy determinados, pero lo cierto es que la belleza musical de este trío te envolverá.

La última anécdota musical de la banda es haberse apuntado a la avalancha de versiones del tan machacado Get Lucky, de Daft Punk, que pueblan el universo Youtube. Daughter han conseguido una exquisita versión -para la que os escribe se trata de la mejor de todas las escuchadas hasta ahora-. Han logrado que, transformada en una delicada balada, sea mejor, con todos mis respetos, que la original. Una auténtica belleza sonora.

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/89966559″ params=”” width=” 100%” height=”166″ iframe=”true” /]

Puedes seguir a Daughter en:

Facebook: https://www.facebook.com/ohdaughter

Twitter: @ohdaughter

Menéalo

Sobre el autor

Eva Tovar
Periodista por vocación y devoción. Empecé en la radio como locutora de programas musicales -RNE- radio3- y colaborando en prensa especializada, Rock de Lux y Ruta 66 a finales de los 80. Pero el mundo del entretenimiento en televisión me tentó y pronto cumpliré 20 años trabajando en ese medio. He sido redactora, coordinadora, subdirectora y directora de formatos como ‘Crónicas Marcianas’, ‘Supervivientes’, ‘Se llama Copla’, y otros muchos, en distintos canales de TV. A partir de los 40 decidí retomar mi pasión por la música. Escucho y comparto músicas que me atrapan y sigo engrosando mi colección de más de 5000 cd´s y cientos de vinilos. En los ratos libres procuro seguir aprendiendo a tocar la guitarra, tengo una Fender Squier.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

    Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

    Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.