14.11.2014

De Berlín a Madrid, un homenaje teatral a Lou Reed

Menéalo
El reflejo IMG_4073_Snapseed

Un momento del montaje de ‘Desde Berlín’ dirigido por Andrés Lima. Foto: Miluca.

En Berlín, junto al muro, cantaba Lou Reed en 1973. Hoy el muro ha caído y Lou Reed está muerto, pero sobre ‘Berlin’, un álbum calificado como mediocre por algunos en el momento de su publicación, se escriben libros (‘Berlín capital Alaska’) y se montan obras de teatro como ‘Desde Berlin’, la historia de amor y destrucción de Caroline y Jim, dirigida por Andrés Lima y que se acaba de estrenar en las Naves del Español en Matadero.

La idea partió de Borja Sitjà. Él era muy amigo de Lou Reed y quería comenzar su etapa como director del Teatro Romea de Barcelona haciendo algo con él. Antes de lograrlo, el músico murió, pero él siguió adelante con la idea y llamó a Andrés Lima y a Nathalie Poza.

“Empezamos a trabajar sobre la música de Lou Reed en general, a hablar de las canciones, de lo que significaban para nosotros. Berlin salió enseguida”, recuerda Andrés Lima. “Nathalie lo sugirió porque decía que había una historia debajo, y es verdad, la historia de Jim y Caroline es muy teatral. Reed la cuenta en canciones y nosotros hemos hecho la adaptación al teatro”.

Nathalie Poza, Caroline en la obra y fan confesa del músico estadounidense, asegura que siempre quiso montar algo con las grabaciones de su ídolo: “Berlin era mi disco favorito y siempre había querido hacer algo con él. Es una tragedia que cuenta una historia de dos personajes a lo largo de diez canciones. Empieza muy cañera y se va suavizando a medida que la tragedia va haciéndose más fuerte. Es un disco que dispara mucho la imaginación como intérprete. No conozco ningún otro que cuente una historia así de dos personajes. Hemos intentado atrapar su espíritu y llevarlo a escena, pero no es un musical”.

“Una poesía visual”, así califica la obra Andrés Lima. Sin una dramaturgia al uso. En el montaje se mezcla música grabada con música en directo. Los dos actores cantan y recitan mientras tocan el piano (Nathalie Poza ) y la guitarra (Pablo Derqui). Las proyecciones en las paredes de la habitación se van transformando a medida que discurre la historia. Un papel pintado, una ventana rota, una calle oscura en la que comprar droga o prostituirse.

El beso 2 IMG_4109

Nathalie Poza y Pablo Derqui se besan en un momento del espectáculo ‘Desde Berlín’. Foto: Miluca

Pablo Derqui, Jim, se enamora de Caroline al verla todos los días desde su ventana en la misma esquina esperando a sus clientes. “Los personajes quieren vivir la vida intensamente sin preocuparse adonde van. Quizá ella es más consciente. A mí como espectador me gustaría este espectáculo. No es convencional, mezcla disciplinas diversas y no sigue un patrón al uso. Entra directo al estómago. El vídeo, la música, la interpretación, todo genera emoción directa. A mí me gusta cuando pasa eso en el teatro”.

Para crear el guión, Andrés Lima pidió a tres autores -Juan Cavestany, Juan Villoro y Pau Miró- que escucharan el disco y aportaran su sentir.

Juan Cavestany comenta su experiencia: “Yo hice mi texto como los otros autores, desconociendo el conjunto y los otros textos. En mi caso yo no escribí desde la admiración del material original, ni como fan de Lou Reed, sino, creo, que de forma crítica, en conflicto con mi propia visión del tema tratado. El espectáculo Desde Berlín es maravilloso, porque es problemático y constantemente a punto de implosionar, por eso es teatro y por eso es de verdad. Andrés Lima es un genio de la intuición y encargó los textos desde la libertad y la fragmentación, confiando en sus dotes de alquimista que luego ha demostrado a la hora de levantar el espectáculo”.

“Yo quería que esa historia se contara a través de las canciones de Lou Reed, que es un gran poeta y compositor, y de lo que sugerían esos temas, de su mundo”, comenta Andrés Lima sobre su proceso de trabajo. “Y eso es lo que transmití a los autores, que escribieron muy libremente. Cuando yo tenía los textos empecé a dirigir el tráfico y a encargar cosas concretas, descripciones, monólogos”. Y continúa explicando el desarrollo del montaje:

“Ha tenido algo de investigación por mi parte. Es un rompecabezas donde las canciones no cuentan todo lo que ha pasado y hay agujeros negros. A veces yo tenía que descubrir cómo pasaba el tiempo, qué hacían, cómo se enamoraban, cómo rompían, y para eso tuve que incluir algunas canciones que no eran del álbum. Añadí tres temas que no están en el disco, pero que creo que son importantes en el mundo de Lou Reed, que hace trascender Berlin e irse a un retrato más general. Perfect day, interpretada por Anthony; Heroine, en versión Jaume Manresa, y Vanishing act, de The Raven, un espectáculo que Lou Reed hizo con Bob Wilson”.

Una cama en medio del escenario protagoniza la escenografía -this is the place where we used to live-. Es el epicentro de la historia. Es donde se aman, donde se drogan, donde se pegan y donde Caroline se suicida.

Todo sucede en esa habitación, con esas paredes, con esa ventana, y a partir de ahí, Jim, que es el que recuerda, va contando su historia, la de Caroline y él. “Esas paredes se convierten en otra cosa, se convierten en un bosque nevado, en paisajes que recorrieron su vida tanto reales como internos, porque a veces lo que se refleja en esas imágenes es su estado de ánimo. Una recreación estética del mundo que propone Lou Reed; otras veces, la visión deformada de ellos a través de las drogas. O el síndrome de abstinencia reflejado en las paredes. Hemos utilizado la videocreación como un elemento narrativo más para contar la historia de estos dos seres dignos de compasión y de ser amados”, dice Lima, que asegura que se metió en este trabajo porque era admirador de la música del autor de Walk on the wild side:Me gusta mucho Lou Reed, si no hubiera sido difícil hacer algo así. Le he visto tres veces en directo. Pero, sobre todo, es alguien que me ha acompañado desde que tengo 16 años. Es de esos artistas que te acompañan en tu crecimiento personal”.

‘Desde Berlín. Tributo a Lou Reed’. Hasta el 7 de diciembre. En Naves del Español. Matadero. Pº Chopera, 14. Madrid. 

De martes a viernes, 20.30 h. Sábados, doble función: 18.30 h y 21.00 h. Domingos: 19.30 h.

Menéalo

Sobre el autor

Un comentario

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.