25.01.2019

Día Mundial de la Educación Ambiental: 20 pistas para un reencuentro con el planeta

Menéalo
El 26 de enero de cada año se celebra el Día Mundial de la Eduación Ambiental. Foto: Pixhere.

El 26 de enero de cada año se celebra el Día Mundial de la Eduación Ambiental. Foto: Pixhere.

Mañana, 26 de enero, se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental. Desde ‘El Asombrario Recicla’ os queremos ofrecer una guía de 20 pistas e ideas fáciles e interesantes para celebrarlo por todo lo alto, para un reencuentro con la naturaleza, que, sabia, sigue esperando que rectifiquemos nuestro ciclo de desarrollo y lo hagamos sostenible, respetuoso y solidario. Desde hacerte un ‘ecólatra’ a apuntarte al ‘plogging’, desde las ecoescuelas a una ruta pastoril.

Siempre que se celebra un Día Mundial se activan una serie de actividades encaminadas a sensibilizar a la opinión pública. Los Días Internacionales son una llamada a nuestra atención sobre un asunto de interés que la necesita, es un día para pararse a pensar sobre ese tema. Cada 26 de enero se viene celebrando desde 1975 el Día Internacional de la Educación Ambiental para sensibilizar y educar no solo a niños, sino a la población en general sobre precisamente el medioambiente y la necesidad de educar en él y su cuidado.

Cada día en nuestra vida diaria seguimos inercias y a menudo olvidamos dedicar tiempo a nosotros mismos; escaparse al campo o no hacer nada parecen quimeras. El escritor y periodista estadounidense Richard Louv habla del trastorno por déficit de naturaleza, un trastorno que en ningún caso es un diagnóstico médico, pero que hace referencia a esa dificultad creciente para concentrarnos o la tendencia a sufrir estrés. Así que incluir dentro de los propósitos de enero el pararnos un poco y explorar nuestra parte más serena, más ecologista y de contacto con la naturaleza, podría ser una buena idea.

Pasear por alguno de los lugares de la Red Natura 2000 puede ser una estupenda opción para acercarse a la naturaleza y disfrutar de nuestro patrimonio natural. Estos espacios contribuyen a detener la pérdida de biodiversidad, pues son el principal instrumento para la conservación de la naturaleza en la Unión Europea. Actualmente la Red Natura 2000 cuenta en España con 1467 lugares de importancia y 644 zonas de especial protección para las aves (ZEPA) de las que poder disfrutar.

Pero si lo que tienes más a mano (y a pie) es una pequeña zona verde y lo que te apetece es acercarte a la naturaleza, puedes echar mano de algunas aplicaciones que te facilitarán ese acercamiento: Pl@nNet te permite identificar de forma fácil y sencilla cualquier planta, simplemente subiendo una imagen, ya que cuenta en sus archivos con más de 4.000 especies. Arbolapp es una guía de árboles que ha sido desarrollada por el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) en colaboración con el Jardín Botánico de Madrid. PlantSnap te permite identificar plantas, árboles y hongos con solo una fotografía y INaturalist es una completísima aplicación que te permite registrar tus observaciones en el campo y compartirlas con otros.

Por otro lado, si eres de los que disfrutas coleccionando conchas de mar, prensando flores o elaborando listas de las aves que cruzan el cielo o ya has pensado qué plantar la próxima primavera, enhorabuena, eres todo un naturalista según Bernd Heinrich y Nathaniel T. Wheelwright, y deberías hacerte con su libro, El diario de un naturalista (Errata Naturae), y que ya ha sido recomendado en esta misma sección.  Y si lo que te apetece es salir al campo con tus hijos, déjalos mancharse, mojarse y explorar, podéis disfrutar de la mano de libros como Cuaderno de Naturaleza, de Errata Naturae, o El día de la Naturaleza, de Bruño.

Otra buena idea es convertirse en un ecólatra. Ecólatras es un portal web creado para poner en valor el alcance de muchos pequeños gestos. Os explicamos lo que es: Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, ha creado esta plataforma de encuentro dirigida a personas comprometidas con el cuidado del medioambiente y la protección del entorno. Los usuarios de la comunidad virtual pueden difundir sus iniciativas personales para preservar el entorno o proyectos sostenibles que se desarrollen en su comunidad. Para formar parte de esta comunidad de ecologistas activos, sólo tienes que darte de alta en www.ecolatras.es y explicar tu iniciativa. Mediante un sistema de ecopuntos los miembros pueden compartir las iniciativas más interesantes del resto de usuarios de la plataforma y conseguir premios. Además de visibilizar los proyectos, Ecovidrio quiere promover la participación y el desarrollo de los mismos otorgando hasta 2.000€ a las iniciativas con mayor proyección, que han de impulsar valores como la sostenibilidad y la economía circular. Algunos de los Ecólatras ya inscritos en la plataforma son Mario Rodríguez, creador de los 400 huertos ecológicos de Alcorcón (Madrid), y César Serrano, que hace nueve años fundó Ecomanía, un establecimiento en el que los productos están fabricados a partir de residuos.

Más ideas: os podéis apuntar al plogging, movimiento que nació en Suecia y que consiste en recoger basura mientras corres. La etiqueta (#plogging) no para de crecer en redes como Instagram e incluso se han creado etiquetas y estructuras de esta actividad a modo local. Además de este movimiento, las aplicaciones Litterati o Rubbish buscan crear una base de datos de basura global: el usuario puede fotografiar la pieza y etiquetarla para formar parte de ese triste inventario, que busca promover un cambio político y un comportamiento responsable. En este aspecto de lucha contra la basuraleza (basura en la naturaleza) destaca el Proyecto Libera puesto en marcha por Ecoembes y la ONG conservacionista SEO/BirdLife. El proyecto organiza recogidas de forma programada en las que cualquier usuario puede participar o incluso organizar una salida de limpieza en su zona. El objetivo de esta iniciativa es concienciar y movilizar a la ciudadanía para mantener los espacios naturales libres de basura.

Quizá este día de la educación ambiental queramos dedicarlo a esa reflexión sobre nuestros actos y hacer unos pequeños cálculos sobre el CO2 que conllevan nuestros alimentos de la mano de la herramienta que ofrece Amigos de la Tierra o hacer un curso gratuito sobre economía circular como el que ofrece Adicae. Pero nada de ponerse pesimistas, frente a todas las noticias que llegan a diario por los diferentes canales comunicativos, tenemos a muchas personas trabajando por la educación ambiental (o ecosocial, como también se ha dado en llamar últimamente). Personas que llevan a cabo acciones formativas, que ponen en marcha actividades de cuidado del medioambiente o que ponen a nuestra disposición actividades que nos facilitan ser más ecológicos o aumentar nuestro contacto con la naturaleza. Por eso, en el Día de la Educación Ambiental hacer un repaso de todos esos programas es, además de un recopilatorio de ideas a las que sumarnos, un pequeño homenaje a todos ellos.

Entre los programas más antiguos, nos encontramos con «Hogares verdes», surgido en 2007, un programa educativo dirigido a familias preocupadas por el impacto ambiental y social de sus decisiones y hábitos cotidianos. En el programa se les acompaña en el proceso de cambio hacia una gestión más responsable de su hogar. En ediciones anteriores contaba con retos como reducir emisiones de CO2 y el consumo de agua.

Frente al turismo de masas también surgen alternativas que nos acercan a la naturaleza y a la vida sencilla, alternativas sostenibles como el programa de pastoreo y paisaje ¡ como una cabra! que ofrece una visita a la Reserva de la Bioesfera de la Sierra del Rincón (sierra norte de Madrid). La salida consiste en un paseo por el hermoso paisaje que, en buena medida, es fruto de una actividad de pastoreo responsable a lo largo del tiempo; este paseo se realiza de la mano de una pastora y se acompaña al rebaño de cabras en las tareas cotidianas que en buena parte vienen determinados por el calendario anual y la meteorología.

Desde el ámbito educativo merecen mención iniciativas como La Red Andaluza de Ecoescuelas, un programa coordinado por la Fundación Europea de la Educación Ambiental, del que forman parte 341 centros educativos, como el Ceip García Lorca en Güevejar, una ecoescuela que desde 2015 ha realizado numerosas actividades de sensibilización ambiental y de actuación en el entorno cercano, como la organización del proceso de reciclaje en el centro o la creación y dinamización de una huerta en la que participan entidades locales y familias.

Desde el Guiño Verde profesores de diferentes áreas, niveles y asignaturas comparten las experiencias que llevan a cabo en el entorno próximo fuera de su aula, en contacto con la naturaleza, sus experiencias en ecología o concienciación, o su contribución al medioambiente, desde el reciclaje de envases a la minimización de residuos.

En INSPIRA’T han aunado la formación en personas con discapacidad intelectual con la educación ambiental, ofreciéndoles la posibilidad de ejercer de manera profesional su trabajo en el ámbito de la educación ambiental.

Y los jóvenes del IES Antonio Calvín, en Almagro (Ciudad Real), tratan de concienciarnos sobre el desperdicio alimentario con su proyecto Síndrome de abundancia creando una campaña de sensibilización sobre la necesidad de evitar el derroche causado por los malos hábitos de consumo y cuyo impacto en el planeta es grave.

Hay opciones para todos, desde los profesionales de la educación ambiental que se reúnen cada 26 de mes en Twitter para hablar y dar voz a inquietudes sobre el tema hasta un simple paseo por un espacio natural. Lo importante es no olvidar que la naturaleza sigue ahí, esperándonos a que la disfrutemos. Si la cuidamos, ella, que es sabia y agradecida, también nos cuidará.

Menéalo

Sobre el autor

Miriam Leirós
Maestra de Primaria desde hace 20 años, educadora e intérprete ambiental. Trabajo en la escuela pública, desde donde trato de subrayar los valores de la cultura y la ecología. Con acento gallego.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

  • El 09.02.2019 , judith ha comentado:

    me gustaría saber mas .

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.