10.10.2014

El éxito de retratar a Seres Humanos, ni más ni menos

Menéalo
Una de las imágenes del proyecto 'Humans of New York'.

Una de las imágenes del proyecto ‘Humans of New York’.

Hace unos meses empezaron a aparecer en mi muro de Facebook retratos de personas en las calles de Nueva York precedidos por breves textos en primera persona. Los compartía con regularidad una de mis amigas, y era tal la poesía que desprendían las fotografías, tal la profundidad y frescura de los textos que los acompañaban, que enseguida me hice fan de la página que los colgaba, ‘Humans Of New York‘. Así me sumé a los más de 10 millones de seguidores en Facebook de este proyecto y me descubrí a mí misma esperando impaciente cada día en mi muro la siguiente “dosis de Humanos”.

Tras Humans Of New York (HONY) está Brandon Stanton, que comenzó la aventura de fotografiar gente por la calle en 2010 tras ser despedido de su trabajo en Chicago como trader financiero, haciendo realidad la frase de que toda crisis es una oportunidad. “Empecé HONY porque pensé que sería genial crear un catálogo exhaustivo de los habitantes de la Ciudad de Nueva York, así que me dispuse a fotografiar 10.000 neoyorquinos y trazar sus fotos en un mapa. Por el camino, comencé a entrevistar a mis modelos, además de fotografiarlos. Y junto a sus retratos, incluyo citas e historias cortas de sus vidas. Tomados en conjunto, estos retratos y textos se convirtieron en un vibrante blog con destellos de la vida diaria de gente desconocida”.

Al principio, pocos creían en él, ni siquiera su madre, como Stanton mismo cuenta. Salía todos los días a patearse las calles arriba y abajo, lloviera o tronara, y a hacer fotos de extraños sin ganar ni un céntimo con ello. Pero algo debió hacer bien porque su HONY empezó rodar, a seducir a la audiencia de Facebook -quien hoy pone y quita reyes junto con Twitter- que hacía cientos de comentarios de los retratos y, lo más importante, los compartía con sus amigos.

Un avispado editor descubrió esta joya y en 2013 lanzaron el libro Humans of New York, con una selección de 400 de las mejores fotografías hechas por Stanton. El fenómeno ya era imparable y comenzaba a hablarse del proyecto en medios de prestigio como The New York Times. Pues bien, justo al comenzar octubre se ha producido otro hito en la progresión de HONY, ya que se ha presentado en Manhattan su segundo libro: Little Humans of New York, con fotos de niños y textos que reflejan toda la incocencia y complejidad del alma infantil. “Este libro es realmente un acto de amor”, apunta Stanton. Y se nota. En las fotos es fácil reconocer al niño (a veces herido, a veces simplemente asombrado ante el mundo) que todos llevamos dentro.

Si bien el acto de presentación del primer libro fue muy sencillo y estuvo medianamente concurrido, este ha sido todo un evento en la escena neoyorquina. En esta ocasión, las entradas se agotaron con antelación y Brandon Stanton no da abasto con las peticiones de entrevistas y la multitud de fans que le piden una dedicatoria.

El lanzamiento de Little Humans of New York sucede con Brandon recién llegado de un viaje de 50 días alrededor del mundo. Esta vuelta al globo ha sido impulsada por Naciones Unidas en el contexto de Los Objetivos de Desarrollo del Milenio para reflejar las vidas se seres anónimos en Irán, Irak, Sudán, Kenia, República Democrática del Congo, India, Ucrania, Vietnam, México… De esta manera, HONY ya no tiene en su punto de mira en exclusiva a los habitantes de Nueva York, sino que se ha convertido en un fenómeno global.

Su grandeza reside en que él tiene la habilidad de ponerse totalmente en el lugar del otro y desaparecer tras sus fotos y sus textos. Respiran honestidad cien por cien y nos hacen darnos cuenta de que todos tenemos en el fondo las mismas preocupaciones, anhelos y luchas, estemos en Nueva York, Bagdad, Madrid o Nairobi. Queremos ser amados, aceptados, tenemos recuerdos dolorosos, ilusiones que nos mantienen vivos, y casi siempre mucho miedo, seamos de donde seamos. Por supuesto, no es lo mismo la realidad diaria de un niño que vende comida en las calles de Nueva Delhi, comparada con la de una niña de clase media de Nueva York, pero lo que subyace es siempre algo común como humanos que somos.

Pocas páginas de Facebook tienen tantos comentarios y casi todos con tanta enjundia. La mayoría de estas acotaciones coinciden en el carácter universal de todo lo que se cuenta en los post de HONY, que muchas veces nos hacen recuperar la fe en el ser humano.

Son sus seguidores los que han hecho grande a HONY, así que es muy interesante leer lo que opinan. Uno de ellos dice: “Leo estas historias y pienso: ‘¡Con qué gente tan extraordinaria se encuentra Brandon!’, y entonces me paro y me doy cuenta de que yo también encuentro todos los días gente así. La diferencia es que él les escucha y yo no lo hago”.

Y otra señala: “La tarea de Brandon como fotógrafo es hacernos llegar instantáneas de realidad desde lejanos rincones del mundo. Quizás deberíamos mirar en nuestras propias comunidades para ver cómo podemos ayudar. Si Brandon fuera a tu barrio, ¿quién sabe lo que podría descubrir? Quizás deberíamos mirar más hacia lo cercano”.

Humans of New York. El título lo dice todo, porque son humanos, ni más ni menos, los protagonistas de la página, en las fotos, en los comentarios de los seguidores… Humanos con todo lo complejo y sencillo que albergan estas siete letras. Los seres pertenecientes a una especie que pertenece a la tierra, tal como indica su etimología. Humanos que nos hacen sentirnos muy humanos, aquellas personas “comprensivas y sensibles a los infortunios ajenos”, como dice la RAE, que sienten afecto o empatía hacia los demás y se comportan de modo digno con ellos.

10704263_782334305174005_6801973549716869694_o

1617943_780172688723500_4720998645003086344_o

10649058_780804801993622_577088149510149520_o

Menéalo

Sobre el autor

Ana Llovet
Lo mío es escribir sobre temas sociales. Sobre el ser humano, su búsqueda interior y su integración, o no, en el entorno. Es a donde me acaba llevando siempre mi olfato o mi corazón, por mucho que me desvíe de ese camino, y donde siento que puedo contribuir en algo a lograr el tan necesario cambio de conciencia. Escribo en El Asombrario & Co desde 2014. Antes, desde 1992, hubo muchos otros medios, algunos de mucho renombre, y gabinetes de comunicación, pero en ningún sitio como este me he sentido tan libre a la hora de expresar mis ideas. Mi Twitter: ‘@ana_llovet’

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

    Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

    Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.