21.11.2014

El milagro del teatro, de los panes y los peces

Menéalo
Un momento de la representación de 'Los panes' por la compañía Ubuntu.

Un momento de la representación de ‘Los panes’ por la compañía Ubuntu.

En un juego de espejos, realidad y teatro se unieron el pasado domingo 16 de noviembre en la parroquia San Carlos Borromeo de Entrevías, más conocida como la “parroquia roja”. En ella tuvo lugar el estreno mundial de la obra ‘Los Panes’, de Paco Romeu, basada en las jornadas de lucha que se vivieron en esta iglesia en 2007, cuando el Arzobispado de Madrid quiso cerrarla. La compañía teatral que ha dado vida a esta obra es Ubuntu, formada por habituales de San Carlos y que también se estrenaba con una obra de texto ante público.

La parroquia de San Carlos Borromeo de Entrevías ha sido muchas cosas desde su fundación hace más de 30 años. Hogar es una de las palabra que mejor la define: hogar que vio nacer y ha acogido durante décadas a las Madres Contra la Droga del barrio, que tantos hijos han visto morir prematuramente; hogar para ex presidiarios que buscan reinserción en un Madrid hostil, para inmigrantes sin papeles, para gente sin techo que ha pasado la noche al calor de su humilde altar… También ha sido una suerte de bufete de guardia de abogados con causa, y sólida punta de lanza para denunciar los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) o la situación de los centros de menores… Digamos que ponen en práctica los Evangelios, con una actividad en pro de la justicia social que no cabe ni de lejos en este artículo. También se da misa, claro, pero es una misa en la que la palabra la tiene la gente que acude a ella y en la que se celebra, en círculo, el encuentro entre iguales. Quizás por todo ello el ya retirado cardenal Rouco Varela intentó cerrarla en 2007 sin conseguirlo.

Lo que nunca había sido San Carlos es sala teatral. Pero ahora el teatro también se encuentra entre sus actividades. El pasado domingo 16 la parroquia acogió el estreno mundial de la obra Los Panes, del autor valenciano Paco Romeu. Los actores, la compañía teatral Ubuntu, creada en el seno de la parroquia y dirigida por el actor Carlos Olalla.

Ubuntu la integran personas próximas a San Carlos. Entre ellas algunas de las mujeres de Madres Contra la Droga, algún ex presidiario, abogados, psicólogos, algún actor profesional, jubilados del barrio…

Olalla recuerda el flechazo que sintió aquel domingo de 2011 que llegó por primera vez a la parroquia. Acompañaba a Romeu, que como trabajo de un laboratorio de escritura teatral se había propuesto realizar una obra inspirada en las jornadas de lucha que se vivieron en San Carlos, durante la Semana Santa de 2007, ante la amenaza de cierre por parte del Arzobispado. En ese único domingo en Madrid, Romeu obtuvo casi todo su material para la obra Los panes. Olalla, por su parte, que sólo había ido de acompañante, sin dudarlo un instante le propuso al párroco, Javier Baeza, la creación de un “taller teatral estable como medio de expresión y comunicación de lo que se hace en San Carlos, que está en primera línea de lucha contra la marginación”, tal y como apunta el actor.

Asistir a una misa en San Carlos es equivalente a participar en una representación de la lucha por la vida -sin trampa ni cartón- de las personas que van a ella todos los domingos o entre semana, y para los cuales cada día es un reto. Es un lugar lleno de historias, historiones llenos de dramatismo, de dura realidad, y eso es lo que supieron ver en ella tanto Romeu como Olalla con su sensibilidad de hombres de escena: el “increíble material teatral” de la parroquia de Entrevías.

El primero se puso a escribir sobre ello y el segundo trabaja mano a mano con la gente de esta comunidad de base para dar vida a la compañía Ubuntu. Y trabaja con Ubuntu para, a través del teatro, llevar más vida y cultura a zonas marginales y cárceles donde irán con sus representaciones o, como hasta ahora antes de este estreno, para dar su apoyo en distintos actos reivindicativos. Uno de ellos, el celebrado contra los Centros de Internamiendo de Inmigrantes (CIE), en el que participaron con una de sus impactantes “cuerdas de presos”, una performance callejera con hombres y mujeres atados en fila y rodeados de policías, que más de una vez han sido tomadas como reales por los transeúntes.

ubuntu2

ubuntu1

Representación de ‘Los peces’ en la parroquia San Carlos Borromeo.

El domingo del estreno de Los Panes todo eran nervios en San Carlos. Mucha gente esperando a entrar, mucha expectación. Entre el público, muchos de los rostros que inspiraron la obra, como el párroco Enrique de Castro, histórico de Entrevías ya retirado, y entre bambalinas los actores y la responsable del montaje, la actriz y directora Raquel Mesa, reclutada por Olalla para este proyecto. Todo trabajo voluntario.

La obra representa aquella misa de Pascua de Resurrección de 2007, en que la iglesia estaba atestada de gente prestando su apoyo frente a la amenaza de cierre. Por supuesto que en la pieza hay una parte de ficción que nunca habría sido posible en San Carlos Borromeo, ya que a pesar de ser molesta muchas veces, de escocer en las altas jerarquías eclesiásticas, la policía nunca puso un pie dentro de ella y menos en plena misa, como pasa en la obra. Pero hay algo en ella que sí es fiel reflejo de las eucaristías de la parroquia de Entrevías: la palabra es de la gente que acude a ella, tanto el turno para hablar como la palabra de las Escrituras. Los Panes escoge la lectura del milagro de los panes y los peces y la explica como metáfora de algo que muchos aún no alcanzan a entender: si parto un pan, entonces tengo dos, y si a su vez los parto entonces tengo cuatro, y así sucesivamente. Compartir es la explicación. Compartir es lo que consigue el milagro de que todos puedan comer.

San Carlos Borromeo estuvo a punto de ser clausurada en 2007, antes de que estallara la crisis económica, aunque el barrio ya vivía sumido en permanente crisis desde siempre. Ahora, siete años después, cuando a más de medio país le han aplicado tantos y tantos recortes y ahora pretenden amordazarlo, la obra Los Panes está de plena actualidad. En ella se habla de compartir, de desobedecer leyes injustas, de abrirte tu propio camino lejos de normas impuestas y de trabajar muy duramente para conseguir milagros en los que de verdad poder creer.

Menéalo

Sobre el autor

Ana Llovet
Lo mío es escribir sobre temas sociales. Sobre el ser humano, su búsqueda interior y su integración, o no, en el entorno. Es a donde me acaba llevando siempre mi olfato o mi corazón, por mucho que me desvíe de ese camino, y donde siento que puedo contribuir en algo a lograr el tan necesario cambio de conciencia. Escribo en El Asombrario & Co desde 2014. Antes, desde 1992, hubo muchos otros medios, algunos de mucho renombre, y gabinetes de comunicación, pero en ningún sitio como este me he sentido tan libre a la hora de expresar mis ideas. Mi Twitter: ‘@ana_llovet’

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

  • El 22.11.2014 , Alberto ha comentado:

    Por lo que he ido pudiendo saber de esa parroquia y sus curas, pienso que es realmente admirable su labor humanitaria y verdaderamente evangélica.
    Y siento no vivir en Madrid para poder asistir a alguna representación de la obra teatral que han montado, que sin duda será un aldabonazo a las conciencias, ¡que buena falta nos hace!
    Gracias por existir.

  • El 24.11.2014 , Ángeles Aguayo Casado ha comentado:

    Soy vecina de Entrevías y conozco bastante el trabajo de las gentes de San Carlos Borromeo. Intentan llegar allá donde no llega ni la justicia ni las obligaciones de los poderes público… Y con frecuencia lo consiguen.

    Más que referirme a “la parroquia y sus curas”, yo hablaría de un conjunto de personas creyentes que, sin estructura piramidal, trabajan porque este mundo sea la “casa de tod@s”, con espacio holgado para las mayorías/minorías empobrecidas y maginadas.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.