03.05.2016

Florence Foster Jenkins. Escucha a la peor cantante de ópera de la historia

Menéalo
Florence Foster Jenkins. Foto: The George Grantham Bain collection at the Library of Congress.

Florence Foster Jenkins. Foto: The George Grantham Bain collection at the Library of Congress.

Florence Foster Jenkins fue una millonaria norteamericana que vivió obsesionada con pasar a la historia como soprano. No tenía ningún talento para ello, pero logró cantar en el Carnegie Hall de Nueva York. Y sí, ha conseguido pasar a la historia. Si en abril se estrenaba una película sobre ella, ahora llega otra basada en su peculiar vida, dirigida por Stephen Frears y protagonizada por Meryl Streep. Escucharla no tiene desperdicio. O sí.

Además de para ostentar el título de peor cantante de ópera de todos los tiempos, la historia de Florence Foster Jenkins es perfecta para hablar de otros asuntos como la superación personal, los vericuetos de la alta sociedad neoyorquina de principios del siglo XX y, sobre todo, del poder de eso que llaman autoengaño (siempre y cuando vaya acompañado de una gran cuenta corriente).

A los 76 años, cuando logró subirse al escenario del Carnegie Hall de Nueva York para dar un concierto en solitario, pensó que los sufrimientos de toda una vida dedicada a perseguir un sueño por fin habían dado sus frutos. Sintió que, aunque tarde, el éxito le había llegado. Y no se equivocaba. Muchos fueron los que le dijeron durante toda su vida que no podía cantar; pero, finalmente, ella era capaz de responderles que, fuera como fuera, Florence Foster Jenkins cantó.

Escuchen su habilidad para cantar una de las arias más famosas de Mozart, la de La Reina de la Noche en La Flauta Mágica, y compárenla con la versión de una soprano como Lucia Popp. Después de escuchar esto, ¿cómo es posible que la Foster lograse hacerse tan famosa?

Imaginen lo orgullosa que estaría esa mujer nacida en Pensilvania en 1868 si supiera que esta semana se estrena en Reino Unido -a España tardará más en llegar- Florence Foster Jenkins, del director Stephen Frears, la segunda película basada en su vida, y que será nada menos que la inconmensurable Meryl Streep quien le dé vida en pantalla, acompañada por Hugh Grant. La soprano no puede estar más de moda, porque Catherine Frot estrenó el pasado 1 de abril la cinta Madame Marguerite, que se había presentado en el Festival de Venecia del año pasado y que también repasaba la vida de la millonaria empeñada en dar la nota. Además, en 2007 vio la luz Florence Foster Jenkins, A World of Her Own, un prolijo documental sobre su trayectoria.

Los dos progenitores de F.F.J. provenían de familias muy adineradas. Cuando era pequeña, Florence comenzó a tomar clases de piano y, desde entonces, se enamoró perdidamente de la música. Tanta era su devoción por este arte que llegaron a pensar que podría ser una niña prodigio cuando a los ocho años ofreció su primer concierto de piano en Filadelfia. Entonces la conocían como Little Miss Foster. Incluso llegó a actuar en la Casa Blanca.

A los 17 años, la jovencita Florence decide que quiere convertirse en músico profesional y viajar a Europa para estudiar una carrera. Su padre se niega a sufragarle esta aventura, así que, como buena adolescente, Florence se fuga con el médico Francis Thornton Jenkins, 16 años mayor que ella y descendiente también de una familia con pedigrí. Ante el reto y la desobediencia de la joven, el padre de Florence decide desheredarla. Algo de razón tenía, puesto que Florence y Francis terminaron separándose, en gran parte debido a que el médico le contagió la sífilis a nuestra heroína.

Así que sola y sin un dólar, con una calvicie galopante producto de la enfermedad, Florence comienza a impartir lecciones de piano para sobrevivir. Son días duros en los que la suerte no está de su parte. Sufre un accidente con el que se lesiona un brazo: sus sueños de realizar una carrera como pianista han terminado.

En 1909, el padre de Florence muere; al abrirse el testamento se descubre que la muchacha no ha sido desheredada del todo, ya que las cláusulas que la hubieran dejado con una mano delante y otra detrás habían sido escritas para evitarle disgustos con presuntos maridos caza fortunas. Pero al estar divorciada, Florence volvía, de repente, al reino de los multimillonarios.

Liberadas del yugo masculino, Florence y su madre se alían para conquistar Manhattan. Se trasladan a vivir a la ciudad de los rascacielos y hacen todo lo posible por introducirse en tantos clubes femeninos como pudieran. Tenían el dinero; sólo les hacía falta conquistar a las mujeres con más influencia de la ciudad –esas que Truman Capote llamó “sus cisnes” en Plegarias Atendidas- para llevar a cabo su sueño de conquistar la cima.

Florence logró organizar las veladas operísticas del hotel Plaza y convertirse en una de las personas más influyentes en lo que a música y cultura se refería en Manhattan. Era una mujer excéntrica y llena de manías. Comenzó a cantar también en sesiones privadas y, convencida de su calidad como soprano, pensó que las malas críticas sólo se debían a la envidia de sus rivales. Pocas semanas después de su debut en el Carnegie, Florence murió víctima de un infarto y con la seguridad de haber cumplido su sueño y, a la vista está, de haber pasado a la historia. Como la peor cantante, pero a la historia.

Menéalo

Sobre el autor

Manuel Cuéllar
El 12/12/12 decidió poner en marcha esta revista después de una experiencia profesional de 17 años en el diario EL PAÍS, donde se convirtió en un periodista todoterreno. Se licenció en Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y cursó el máster en la Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS. Periodista convencido de las bondades de las nuevas tecnologías, cubrió el 15 M por Twitter y otras redes sociales. Puedes seguirme en mis cuentas personales de Twitter, Facebook e Instagram. Gracias.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

8 comentarios

  • El 03.05.2016 , Fco Jimenez ha comentado:

    ¿Hay alguna relaccion entre esta Foster y el personaje de la pelicula Ciudadano Kain que es la esposa de Charles FOSTER Kain ??
    Me refiero a si Orson Wells aprovecho el apellido o algo de esto.

    • El 04.05.2016 , Luz ha comentado:

      No.
      La mujer de la película y su nombre En la vida real es el mismo.
      No así, Charles Foster Kane se supone estaba basado en William Randolf Hearst, magnate de la prensa en Estados Unidos, que por ejemplo consiguió con sus presiones desde sus medios involucrar a su país en la guerra de independencia de Cuba. Se trajo desde España piedra a piedra un claustro románico, que aún está en San Francisco, incluso creo que todavía hay alguna universidad con su nombre en California.

  • El 03.05.2016 , Fco Jimenez ha comentado:

    Perdon: Ciudadano Kane

    • El 04.05.2016 , jvanlvis ha comentado:

      En Wikipedia busca la frase “Inspiration for Susan Alexander character in Citizen Kane” y allí tienes la respuesta.

  • El 03.05.2016 , Juliano lapostata ha comentado:

    A mí también me gustaría saberlo. En cuanto supe de este personaje pensé automaticamente en el personaje de la peli de Welles. No puede ser casualidad.

    • El 04.05.2016 , jvanlvis ha comentado:

      En la web (IMDB)Internet Movie Data Base, cliquea Citizen Kane 1941, y allí hallarás los datos de referencia. Eso sí. todo en lengua inglesa.

  • El 04.05.2016 , jvanlvis ha comentado:

    En un programa de radio clásica dirigido por Araceli Fernández Campa y Fernando Argenta, en una sección dedicada a luchar contra la sequía, pusieron una grabación de la época en la que esta señora emitía tales “gallos” que volvió a llover.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.