13.08.2013

Espíritu olímpico mortal

Menéalo

RSF SOTCHI2000x2000-2

“Lo preocupante no es la perversidad de los malvados sino la indiferencia de los buenos” (Martin Luther King)

Rusia, el país que ante la mirada impasible de la comunidad internacional ha institucionalizado la homofobia de Estado, celebrará en la ciudad de Sochi, entre el 7 y el 23 de febrero de 2014, los Juegos Olímpicos de Invierno. Después de asistir a las ‘severas exigencias’ del Comité Olímpico Internacional (COI) para que China, otro país de ‘impecable’ respeto por las libertades, lograse albergar el evento más costoso de la historia olímpica, no nos sorprende que el absoluto desprecio por los Derechos Humanos no sea un argumento lo suficientemente disuasorio como para frenar la organización de esos juegos en suelo ruso.

Por si teníamos alguna duda, los señores y señoras del COI ya nos aclararon, en las vísperas de las anteriores olimpiadas, que su reglamento interno no permitía ningún tipo de manifestación política, religiosa o racial y, mucho menos, contra el país anfitrión. Curioso principio para un acontecimiento que aplaude valores como el compromiso, el respeto o la superación. Está claro que los señores y señoras del COI no tienen valores más allá de los económicos y esperan que los demás tampoco los tengamos. Tal vez por eso la primera noticia que se filtra sea la amenaza del COI con penalizar a todos aquellos atletas que expresen su defensa de los Derechos Humanos en Rusia, su rechazo a la homofobia, su desprecio por los crímenes de odio que están ensangrentando ese país. Dudo que ese sea el juego limpio que defiende el espíritu olímpico pero lo que sí parece es que ese es el espíritu que le interesa al COI.

La Carta Olímpica garantiza los derechos de las personas independientemente de su raza, religión o tendencia sexual. El presidente del COI, Jacques Rogge, declaró, para nuestra tranquilidad, que las autoridades políticas rusas le habían asegurado que nadie se vería discriminado por motivo alguno durante los JJOO. Y como uno sabe que en el gobierno de Vladimir Putin se puede confiar, respiramos profundamente.

Mienten. Según el ministro de deporte ruso, Vitaly Mutko, deportistas y federaciones pueden estar tranquilos porque sus derechos están respetados ya que la ley rusa castiga únicamente la propaganda homosexual entre menores y no atenta contra los derechos de las personas. En ese matiz, en la fingida defensa del menor, reside la mentira, el odio, la homofobia y, como estamos viendo, la muerte.

La infancia está siendo la excusa perfecta para los dirigentes homófobos. En Rusia, en Uganda, en Ucrania, en Armenia,… Disfrazan su homofobia de protección al más débil para así limitar derechos fundamentales y vulnerar obligaciones que, de otra manera, no podrían hacer. Amparándose en un espeluznante desconocimiento de la realidad, castigan a personas por algo legítimo: expresarse, ser ellas mismas.

Si a las autoridades rusas les interesase proteger a la infancia lo primero que tendrían que hacer es acabar con la explotación infantil que sufren más de un millón de niños en su país. Cada vez son más los menores que abandonan sus hogares, huyendo del maltrato, y convirtiéndose en lo que en Rusia ya se conoce como “huérfanos sociales”, una especie de niños vagabundos que, ante la incapacidad de las instituciones, acaban cayendo en la mendicidad, la droga, la prostitución y el crimen. Las estadísticas desvelan que la mayoría de esos menores son hijos de padres alcohólicos y drogadictos. Y la policía, en lugar de protegerlos, participa de su explotación. Pero el problema de la infancia en Rusia es ver una bandera arcoíris.

Me temo que para los señores y señoras del COI, el incumplimiento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos no es razón suficiente para impedir que un país se apropie del admirable espíritu olímpico. Quizá por eso, ante esa desconfianza, la sociedad civil ha iniciado una campaña mundial para solicitar a las grandes marcas que patrocinan los Juegos Olímpicos de Sochi -Coca Cola, McDonalds, Visa, Panasonic, Samsumg, Omega,…- que retiren su apoyo a un país que está consintiendo, como apuntó el actor Stephen Fry, que Putin utilice a la población lgtb como cabezas de turco, tal y como hiciera Hitler con los judíos.

Sin embargo, las marcas suelen contestar a esas cartas con un mensaje plantilla en el que agradecen el esfuerzo pero comunican que no interfieren en las políticas de los países. Eso contesta, por ejemplo, la mismísima Coca Cola. Me escandaliza pensar que para los empresarios de Coca Cola, amparar el asesinato de un homosexual o una lesbiana pueda llegar a ser ‘política’. Lo que sucede en Rusia es un atentado contra los Derechos Humanos y eso, no es política.

Cierro los ojos. La gran lacra de nuestro tiempo es la decepción. A sus brazos nos abandonamos como el náufrago que no encuentra fuerzas para nadar y renuncia a toda posibilidad de supervivencia. Vamos incinerando ilusiones, esperanzas, creencias, para acabar hundiéndonos en un mar congelado. A veces creo que para dejar de sufrir la decepción, el planeta ha optado por dejar de confiar.

El cartel que ilustra este artículo ha sido realizado para Reporteros Sin Fronteras que mantiene una campaña contra la homofobia en Rusia y en sus Juegos Olímpicos de invierno 2014.

Menéalo

Sobre el autor

Paco Tomás
Soy periodista, guionista y, en los tiempos que corren, funambulista. Escribo. Eso es lo que hago la mayor parte del día. También leo y, en ocasiones, releo. Escribo artículos de opinión, teatro, programas de televisión, guiones de cine inéditos y ahora también hago radio. Soy el de “Carta Blanca” en La 2, el de "Alaska y Segura" en La 1, el de “La Transversal” y “Wisteria Lane” en RNE, el del serial “Kurt & Courtney” en Radio 3 y el autor de "Los lugares pequeños", mi primera novela, editada por Punto en Boca.

Puedes seguir al autor en twitter @srpacotomas

¿Quieres leer más artículos de este autor?

13 comentarios

  • El 14.08.2013 , vaya historia ha comentado:

    Vale, un cero a Rusia y nuestro rechazo por su homofobia consentida o no perseguida.¿Y el resto del mundo?, ¿dónde se respetan los derechos humanos, excepto el discutible de propiedad privada sin límite?. ¿En qué parte?, ni en Europa, ni en los USA, quizás un poco más en Venezuela, Ecuador o Bolivia.
    Pues que solo se celebren los juegos olímpicos en esos países o que dejen de celebrarse y que cambie el actual panorama de deporte espectáculo por el de deporte participativo generalizado.
    Salud

  • El 14.08.2013 , Ricardo Morte ha comentado:

    Yo creo que el anterior comentario se puede ampliar. Yo dejé de ver los Juegos Olímpicos por televisión cuando se los dieron a Pekín, igual o peor que Rusia. Y el problema no son sólo los Juegos Olímpicos, que me decís del Mundial de fútbol en Qatar, de la publicidad de Qatar en las camisetas del Barcelona después de haber tenido antes UNICEF.
    Como le dije al actual presidente de la LFP, Javier Tebas, el deporte profesional/espectáculo cada día es más adjetivo y menos sustantivo, puro y simple negocio. Cuanto antes lo asumamos y nos dejemos de tonterías artificiosas y artificiales, mejor.
    Aquí lo dejo, para no ponerme a hablar de otro de mis temas favoritos, el dopaje.
    Saludos desde Alemania,
    Ricardo

  • El 14.08.2013 , Nazifuentes ha comentado:

    Reporteros sin fronteras es un instrumento de manipulación creado y financiado por la CIA. A estas alturas creo que cualquier persona mínimamente informada lo sabe. ¿Que hace un medio de INFORMACION supuestamente de izquierdas haciendose eco de sus campañas?

  • El 14.08.2013 , David ha comentado:

    Yo no sé si está financiado por la CIA o no, pero que no se nos tome por estúpidos. Si hay un gobierno manchado de sangre inocente en el mundo ése es, sobre todo el de USA. Y que yo sepa nadie se ha planteado boicotear ninguno de los eventos que se celebran allí. Estoy por darme de baja como socio.

  • El 14.08.2013 , Poeta Miyoto Cado ha comentado:

    Nosotros tratábamos en un poema mientras se organizaban los de Londres como “El espíritu deportivo era otra cosa”

    http://insultismo.wordpress.com/2012/08/13/insultismo-londres-2012-juegos-olimpicos/

  • El 14.08.2013 , Uxía ha comentado:

    De reporteros sin fronteras hay que cojer las cosas con pinzas, pues defienden unicamente lo que es vendible o interesante para los paises “desarrollados”. Así que sí, Rusia fatal, pero y el resto qué? que aquí nos quieren meter unos J.J.O.O para el 2020 y estamos sin trabajo y casi sin casa… no hace falta irse tán lejos para criticar la falta de derechos humanos.

  • El 14.08.2013 , Rukaegos ha comentado:

    No acabo de entender en algunos comentarios si lo que se pretende decir es que como en todas partes está todo mal, pues más vale no implicarse en nada y dejar a su suerte a las personas lgtb rusas.

    Los derechos humanos me conciernen personalmente, y tanto como todos o incluso un poquito más los de lesbianas y gays, a quienes considero mi patria y mi responsabilidad con más fuerza, puesto que son los míos y puesto que son los eternamente olvidados en otras luchas. Así que gracias por este artículo. Porque moleste a quien moleste, cada día recibimos evidencias de la violencia desatada en Rusia contra las personas lgtb (y no sólo) al amparo de unas leyes homófobas e insultantes y de una sociedad cargada de odios y prejuicios.

    Por cierto, no sé si lo conoces, pero tal vez te interese este evento convocado en Facebook

    http://www.facebook.com/events/669176493110230/

    Gracias de nuevo y un saludo.

  • El 14.08.2013 , marcel ha comentado:

    Recomiendo para esta vacaciones la lectura de una novela negra en la un policía investiga las relaciones entre la mafia de Chicago y la organización de los juegos olímpicos en el Berlin nazi. Parece que nada ha cambiado. La novela es “Si los muertos no resucitan” de Philip Kerr.

  • El 14.08.2013 , Erlantz ha comentado:

    Habría que pararse a pensar que el país que invento esto, la antigua Hélade griega, era una sociedad esclavista cosa que por mucho que Atenas inventara la democracia no deja de ser verdad, pero parece que eso se nos olvida.
    Partiendo de esa base, y sin querer menospreciar la discriminación actual, tenemos que en 1904 se celebraron en Estados Unidos las segundas olimpiadas en medio de la discriminación racial de las personas de raza negra. En 1936 en la Alemania nazi, no creo que tenga que explicar nada mas. Y lo de la anterior en China es de juzgado de guardia, porque ahí no solo estaban discriminados los lgtb sino todo el que decía esta boca es mía.

  • El 16.08.2013 , Lucien de Peiro ha comentado:

    Como ya lo escibí hace tiempo, no voy a repetirlo y lo enlazaré. A Paco Tomás y a los que no saben en qué mundo vivimos:

    http://www.asueldodemoscu.net/2008/09/mercenarios-sin-fronteras/

    A ver si tomamos nota. Una cosa es que Rusia deba ser criticada por la evidente y creciente homofobia y otra muty distinta es que aceptemos la campaña de demonización en curso, que jamás vimos cuando en los EEUU se celebraban JJOO y otros acontecimientos, ¿o algún estúpido se cree que allí respetan más los ddhh?

    ¡A ver si despertamos, coño!

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.