07.01.2014

Fabio

Menéalo
Fabio McNamara con dos de sus cuadros.

Fabio McNamara con dos de sus cuadros.

Mezquinos los que se sirven del más débil para proclamarse ellos en posesión de la verdad, mezquinos los que utilizan la fragilidad del prójimo para sentirse ellos seguros. Mezquinos los que han usado al artista Fabio McNamara -icono de la ‘movida’- para un debate que no debería haberse abierto en España, porque solo está generando ruido desde las cavernas: el del aborto.  

Hay citas que, por manidas, no dejan de amparar una verdad que en ocasiones nos resulta incuestionable. Como explicaba el antropólogo Marvin Harris en Vacas, cerdos, guerras y brujas, los humanos somos peligrosos porque, mientras que las otras especies se adaptan anatómicamente para sobrevivir y defenderse de sus enemigos, nuestra principal forma de adaptación biológica es la cultura de la violencia, del rencor, de la envidia, del odio. Gracias a nuestra capacidad de sentir rabia, desprecio, a nuestra tendencia a la humillación, podemos prescindir de evoluciones anatómicas similares a las de los animales depredadores. No necesitamos dientes más grandes, garras más afiladas, aguijones más venenosos o pieles más gruesas porque nos basta con sentir un minuto de odio, de desprecio hacia un semejante, para abastecernos de instrumentos y razones mortíferas que cumplan la función de los dientes, las garras y los aguijones. La semana pasada recordé que el ser humano es la especie más peligrosa del mundo.

Al darme de bruces con el vídeo, intuí el contenido y adiviné que al darle al play iba a sufrir. En un principio pensé no verlo. A medida que iba leyendo los comentarios de la gente en las redes sociales, cambié de opinión. Y, efectivamente, sufrí. El vídeo era del gran Fabio de Miguel (o Fabio McNamara) opinando sobre el aborto. Fabio, con ese verbo delirante entre Gómez de la Serna y una enloquecida distribuidora de Avón, decía barbaridades como que el aborto era satánico e incluso renegaba de la homosexualidad en un inventario de maldades demoníacas que parecían escritas por el mismísimo Darío Argento.

Puedo entender que una opinión extrema como la que vierte Fabio en ese vídeo provoque intolerancia. Pero me costaba asistir al linchamiento del más débil. Hasta me molestó que se difundiese ese vídeo en las redes sociales, que se expusiera a Fabio, cuando todos sabemos de dónde nacen sus palabras, a la lapidación animada por aquellos progresistas que se creen defensores de la libertad y aprovechan la vulnerabilidad del otro para atacar sin piedad, sin dedicarle un segundo a la reflexión. Fabio de Miguel no tiene ninguna responsabilidad pública. Ni siquiera es una estrella mediática. Para mí, su opinión sobre el aborto es una bobada sin ninguna trascendencia. No es Gallardón, ni el presidente de la Conferencia Episcopal. Fabio es un creador que llevaba años alejado de la popularidad inmediata de las televisiones, que pintaba, que en ocasiones grababa con su amigo Luis Miguélez, pero que dejaría todo eso antes que saltarse un rezo del rosario en la iglesia de Caballero de Gracia. Lo que sí me irrita son los redactores de canales de televisión conservadores que son los que van a buscarle a la puerta de la iglesia para arrancarle declaraciones que luego sirven en bandeja para prevenirnos de un modo de vida, para demonizar la movida, para subrayar el poder redentor de la palabra de Dios y así, de paso, tachar a todos los que atacan sus palabras de tener un doble rasero cuando hablamos de libertad de expresión. Me indigna porque veo una intencionalidad mezquina. Y eso me parece mucho más reprobable que las declaraciones de Fabio.

Esos redactores disfrutan ridiculizando el pasado de Fabio, bajando tanto el listón intelectual que llegan a insinuar que el disco Cómo está el servicio de señoras, ese discazo que incluía Voy a ser mamá, es obra de Satanás. Sin embargo, ahora que se ha convertido al ultracatolicismo le encumbran como símbolo de la regeneración espiritual. Le utilizan y, repito, eso me ofende mil veces más que cien abortos satánicos en boca de Fabio.

Bajo mi punto de vista, Fabio es un genio que, como todos los genios, tiene claroscuros. Les recuerdo que Dalí, ese creador al que el Reina Sofía le dedicó una retrospectiva visitada por más de 732.000 personas, dijo de Franco que era “un santo, un místico, un ser extraordinario”. Fabio es un icono, una estrella, como le definió Warhol. Alguien que ha inspirado muchas de las expresiones que he empleado en mi vida cotidiana durante años, que empleó la transgresión como filosofía de vida no como campaña de marketing, que creó el Manifiesto Chochoni, que maquillaba el lenguaje con altas dosis de humor estupefaciente, un genio inconsciente y espontáneo dotado para pintar Sagrados Corazones o cuadros de nombres maravillosos como Tiparraca Parisien.

Y esa es la historia de Fabio que interesa a comisarios de arte y demás aficionados a la modernez. Pero en la vida de Fabio también hay oscuridad. Una oscuridad que, como la de todos aquellos genios que acabaron sometidos a las drogas, le puso en varias ocasiones entre la aguja y la pared. Una noche, mientras esperaba un kunda que le llevase a por su dosis, entró en la iglesia de Caballero de Gracia. Nadie sabe qué conversación tendría él consigo mismo y el lugar que ocupa la necesidad por creer en algo cuando ya no queda nada en qué creer. Pero no me siento capaz de juzgarlo porque prefiero no pensar en lo que yo podría llegar a hacer o en lo que podría llegar a creer si alguna vez la vida me jugase esa mala pasada.

Que algunos valoren ese ascenso de los infiernos de una persona con tres enfermedades crónicas, que ha estado cuatro veces ingresado muy grave y, en dos de esas ocasiones, a punto de morir, con comentarios tipo “la falsa modernidad”, “va a comprar tus memorias tu puta madre” o “tiene el cerebro frito por las drogas” hace que me den más miedo esos que contestan que el propio Fabio. Puede que esté pecando de condescendencia, pero si existe Dios sabrá perdonarme.

Por suerte, a Fabio no le importa lo que los demás piensen de él. Solo le importa lo que Dios piensa de él. Y si la creencia en el ser todopoderoso que le salvó de la muerte sirve para que encuentre una razón para levantarse cada día, sirve para que siga pintando adanes como Bowie, que sea bienvenida esa fe, por muy irracional que me parezca.

Hoy Fabio reza por cinco amigos muertos. Son Tino Casal, Carlos Berlanga, Enrique Naya, Juan Costus y Blanca Sánchez. Reza para que salgan del purgatorio lo antes posible. No sé rezar pero si supiera, rezaría por Fabio y para que lo que el destino ha querido que seamos nunca pueda empañar el brillo de lo que fuimos.

ESCUCHA EL ÚLTIMO PROGRAMA DE WISTERIA LANE DIRIGIDO POR PACO TOMÁS EN RNE

Menéalo

Sobre el autor

Paco Tomás
Soy periodista, guionista y, en los tiempos que corren, funambulista. Escribo. Eso es lo que hago la mayor parte del día. También leo y, en ocasiones, releo. Escribo artículos de opinión, teatro, programas de televisión, guiones de cine inéditos y ahora también hago radio. Soy el de “Carta Blanca” en La 2, el de "Alaska y Segura" en La 1, el de “La Transversal” y “Wisteria Lane” en RNE, el del serial “Kurt & Courtney” en Radio 3 y el autor de "Los lugares pequeños", mi primera novela, editada por Punto en Boca.

Puedes seguir al autor en twitter @srpacotomas

¿Quieres leer más artículos de este autor?

28 comentarios

  • El 07.01.2014 , Marc ha comentado:

    Me quito el sombrero por este artículo tan valiente. A mí también me revienta ciertos tics progres que critican la religiosidad de una persona pero son incapaces de ver, no ya los motivos y circunstacias de cada cual sino incluso que los propios mitos, filias y creencias del supuesto ateo son en ocasiones, más perniciosas, opiáceas e irracionales que el mismo Dios de los cristianos.

  • El 07.01.2014 , AireLibre ha comentado:

    El infierno no tiene fondo para el ser humano; hay quien es capaz de infringir la máxima ignominia sin importar si las personas implicadas están enfermas o puedan encontrarse en una situación de debilidad extrema. Para algunos “todo vale”. Suelo pensar que el mayor castigo de todos estos aprovechados es tener que vivir con ellos mismos. Aún así, mira que joden.

  • El 07.01.2014 , Itorga ha comentado:

    Completamente de acuerdo con el texto. El caso es que hace ya muchos dias que vi el video de Fabio. No le quise dar demasiada importancia sabiendo su situación actual, y aunque di por hecho que nadie le daria importancia algo quedó en mi cabeza como interrogante a estr asunto. Gracias por aclarármelo, y lo dicho; de acuerdo con el texto y sigo siendo fan y admirador de Fabio.

  • El 08.01.2014 , Didí Escobart ha comentado:

    Independientemente de mi opinión sobre el artículo (con el que estoy básicamente de acuerdo) , me gustaría comentar a su autor que quizá podría sugerirle 2 editoriales donde seguro estarían encantados de recibirle y valorar de forma positiva la publicación de su novela. Todo ello a tenor de su trayectoria y de la sensibilidad y visión demostrada en este artículo que Fabio, por muchas cosas -y a pesar de otras tantas, merecía.

  • El 08.01.2014 , adrotakhui ha comentado:

    Es tan importante pararse unos segundos a pensar ántes de hacer un juicio de valor frívolo y gratuito… No hay entre mis amigos viaje a París, sin mandarnos una foto con el cartel del Boulevard Saint Michel poniendo cara de congeladas vivas, aunque sea pleno agosto. Símplemente quiero aplaudir tus palabras.

  • El 08.01.2014 , Al ha comentado:

    El artículo es una gran definición del adjetivo noble (primera y cuarta acepciones).

  • El 08.01.2014 , polander ha comentado:

    Vergonzoso artículo. Todo éste rollo de que Fabio McNamara ya ha trascendido como artista y eso le permite soltar por su boquita lo que le de la real gana me parece un discurso digno de un adulador que se niega a entender las barbaridades que suelta F. en el ya famoso vídeo. Además, añadir que F. no va a pasar por el trance de explicarle a una hija lo vergonzoso de una ley que le va a impedir tomar decisiones sobre su cuerpo en libertad. Fabio McNamara: vomita en casa. O en el confesionario de Caballero de Gracia. Te admiro como artista pero es que la vida no es una performance.

    • El 08.01.2014 , srpacotomas ha comentado:

      Si usted cree que en estos 9 párrafos de artículo yo he dicho que como Fabio es un artista que me gusta puede decir lo que ha dicho es que usted no ha entendido el artículo. O que tal vez no tenemos mucha habilidad lectora como para descubrir el subtexto que hay entre cada línea. Y creo que si hay alguien que sabe que la vida no es un performance, ese es Fabio de Miguel.

      • El 08.01.2014 , polander ha comentado:

        Lo que quieras. Pero deja ya de poner en tela de juicio mi capacidad lectora. Si lo siguiente va a ser echarme en cara que me falta alguna tilde, vamos a dejarlo aquí.

        Alucino con tu definición de que las palabras de Fabio son “bobadas sin trascendencia”. Ojo con la compasión que es muy mala compañera de viaje a la hora de valorar a una persona.

  • El 08.01.2014 , Alex ha comentado:

    Me parece una auténtica mamarrachada esta entradilla. Precisamente por ser quien es esas palabras necias no han sido tomadas excesivamente en serio. O sea, lo contrario que se afirma aquí. Por que si esas gilipolleces las dice, pongamos, una anónima señora mayor con “pinta de ser de derechas”, se la pone a caldo con bastante más mala saña de la que se ha empleado con el señor Fabio. Y la misma libertad de expresión que asiste al señor Fabio para decir lo que viene en gana es la que me faculta a mí para calificar su opinión de mamarrachada (y de igual manera, a los demás calificar mis palabras). Y no me meto siquiera en lo relativo al aborto que es un tema complicado en el que personalmente no me gusta la frialdad con que se trata la vida humana por parte de los sectores de izquierda, ni me gusta, por otro lado, que nadie me imponga su moral (en este caso, judeocristiana). Pero lo que dice sobre la homosexualidad o la libertad sexual clama al cielo, más viniendo de una persona que ha hecho uso de una libertad sexual que le parece mal en los demás. Y las/sus gilipolleces son gilipolleces las diga quien las diga. ¿O acaso es que todo esto va de que no podemos opinar sobre determinada gente? No me creo una defensa tan exacervada en el caso de que estas declaraciones vinieran de la hipotética señora de derechas.

    La misma línea de defensa utilizo Julio Medem con la polémica que suscito su película “La pelota vasca”. En este caso no eran calificados como progres sus detractores, sino como fachas, que para el caso, es lo mismo. Nadie impidió o censuró la película de Medem, que haría lo que le dió la gana. Lo que no se puede hacer es sacar una película o unas declaraciones(algo que tu expones por que te la puta gana, sin más) y quejarte por que los demás (ese plebe inmunda) opinen sobre tu película o tus palabras.

    • El 08.01.2014 , srpacotomas ha comentado:

      Te equivocas Alex. Las declaraciones de Fabio parecen sacadas de un guión de una película de Paul Naschy. No las compare, ni por asomo, con las declaraciones de la presidenta de ProVida o del mismísimo Gallardón. Hay ya existe un matiz que usted pasa por alto. ¿Recuerda las famosas declaraciones de aquella mujer que en una manifestación pro familia declaraba en la COPE que los homosexuales no podían crear una familia porque cuando penetraban se encontraban con la caca? Yo sí. Era la opinión de una señora, en un medio de comunicación, que solo sirvió para que España entera se descojonase de risa y nadie atacó a esa mujer de la manera desproporcionada en la que se ha atacado a Fabio. Y que conste que aún no sé qué es lo que ha empujado a esa parte supuestamente progresista a atacar a alguien, en inferioridad de condiciones, con esa saña. Y aunque no le conozco, Alex, creo que usted no está en las mismas condiciones que Fabio. Así que no diga eso de que “la misma libertad de expresión que asiste al señor Fabio para decir lo que viene en gana es la que me faculta a mí para calificar su opinión de mamarrachada” porque, aunque pueda ser una mamarrachada, le hace usted un flaco favor a su humanidad.

  • El 08.01.2014 , Alejo Alberdi ha comentado:

    “sometidos a las drogas”, como si éstas se metieran en nuestro cuerpo sin pedir permiso. Hasta los cojones de estas gilipolleces prohibicionistas y de las excusas para lloricas que no saben asumir sus responsabilidades

    • El 08.01.2014 , srpacotomas ha comentado:

      Es usted todo un ejemplo

  • El 08.01.2014 , DaniJarque ha comentado:

    …quizás también rece por Sigfrido Martín Begué. Ojala él también hubiese encontrado su paz en cualquier sitio antes de dejarnos.

  • El 08.01.2014 , Watanabe ha comentado:

    Hace unos días leía un artículo en el que se recogía una carta que Italo Calvino enviaba a Magrís en la que Calvino le decía por qué su amistad se interrumpía por causa de las declaraciones de Magrís sobre el aborto. Calvino le reprendía no sólo porque tenían opiniones muy diferentes al respecto sino, sobre todo, por el tono del discurso de Magrís. Bien por Italo Calvino. Coherencia. Y no entraba para nada en cómo escribía Magrís.
    Pues bien, en el articulo de Paco Tomás ocurre algo muy distinto. (Claro, ya sé que no estamos ante Calvino y Magrís).

    Este artículo de Paco Tomás es una clara muestra acerca de cómo se quiere separar al bailarín del baile. Pues verás, Paco Tomás, esta vez creo que te EQUIVOCAS y de lleno. Por qué:
    1. Que adores a Fabio -y nos vendas lo que decía de él Warhol como si los demás no supiésemos ver en él esa sensibilidad y creatividad que tú ves- me parece bien no obstante te lo puedes reservar para ti. No aporta nada al hecho de lo que ese personaje ha soltado por su boca. Por esa regla de tres alguien podría decir que el obispo de Segorbe se equivoca con sus declaraciones o el de Alcalá sobre la homosexualidad pero hay que saber reconocerle a ambos sus méritos más allá de lo que digan. Uff.

    2. Lo micro es lo macro. Lo que se suelta por la boca y lo que se hace trasciende. Para bien y para mal.
    3. En el fondo le estás llamando “pobre diablo” y lo tratas con tal condescendencia y compasión -muy noble por tu parte- que el resto del discurso se hace confuso y ambiguo. Rezar por él? Venga ya. Este rollo amable de “Perdónale, que no sabe lo que hace” ya tiene copyright y me espanta.
    4. Gallardón no lo debe decir porque es Ministro, ni Rouco, o alguien que ostente un cargo pero este “pobre descarriado”… No se lo tengamos en cuenta.
    5. Si Dalí dijo eso de Franco es que era un idiota de mucho cuidado; un ignorante al que las drogas no le dejaban ver más allá. Y sí, un artista, pero un imbécil en este punto. Sin confundir la parte con el todo. Y no hay más.
    6. A las cosas se le llaman por su nombre: esta persona está trastornada mentalmente y no puedo entender el miedo o la compasión si no es por una ceguera de admiración en este caso.
    Por la pena… entra la peste.
    Y si no quieres hablar mal de él no escribas un artículo de compasión por él por mucho que te gustase “Voy a ser mamá”.
    La coherencia se vende muy cara por lo que leo.

    • El 08.01.2014 , srpacotomas ha comentado:

      Leo toda su explicación y lamento enormemente que no haya sido capaz de leer más allá de lo que hay escrito. Ni yo soy Calvino ni Fabio es Magrís. Se lo aseguro. Yo adoro a Fabio, cierto, pero soy capaz de criticar a aquellos que adoro también. Incluso puedo dejar de adorarlos. Y le repetiré hasta aburrime que comparar a Fabio con el obispo de Alcalá (lo dejo bien claro en el artículo) es un error. La opinión de Fabio es personal y sin ninguna responsabilidad pública. Si usted lee correctamente el artículo verá que defino las opiniones de Fabio como “barbaridades” y “bobadas sin trascendencia”, porque eso es lo que son. Porque una agresión también tiene matices. Y me sorprenden las reacciones desproporcionadas contra un hombre sometido, por muchas razones y el que esté libre de pecado…ya sabe, al ultracatolicismo. A veces somos tan tan tan progresistas, tan defensores de las libertades, que se nos olvida mirar a los ojos al ser humano.

  • El 08.01.2014 , Hormiguita ha comentado:

    No puedo estar más de acuerdo con este artículo. Me ha agradado mucho leerlo porque pienso exactamente igual, pero echaba de menos alguna voz en este sentido.

  • El 08.01.2014 , Capeto ha comentado:

    Hola Fabio, me gusta tu estilo al escribir, ojala publiques pronto esa novelita que tienes pendiente. Por otro lado y ya que estoy comentando en tu articulo, decirte que el contenido del mismo es bastante lamentable. En primer lugar: “el hombre es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice” y más si lo hace en forma de discurso moralista y no de forma estetica o artistica (hayas sido yonki o no). En segundo lugar, que Dalí adorara a Franco o que Wagner “inspirara” el nacismo no justifica que tengamos que callarnos ante semejante sarta de sandeces (hablo del video dichoso) o sentir algo tan inutil y peligroso como la lastima que al parecer te inspira a ti, a mi me produce vergüenza. Y en tercer lugar, sobrevaloramos la opinion de los artistas?? que importancia real tiene lo que diga un artista fuera de su arte?? Quien es ese señor?? un cantante?? un esteta?? entonces que importancia tiene su opinion sobre el aborto?? que ha estudiado sobre el tema, que experiencia tiene con abortos?? pues eso…Saludos

    • El 08.01.2014 , srpacotomas ha comentado:

      Hola. No soy Fabio. Me llamo Paco. Estoy hablando de responsabilidad. ¿Cree que tiene el mismo impacto social una declaración homófoba de mi vecino del segundo que una declaración homófoba del ministro del Interior? Creo que aunque las dos sean deleznables, una tiene una responsabilidad pública que la otra no tiene. Incluso, la primera podría llegar a estar amparada por la libertad de expresión mientras que la segunda, al tener esa responsabilidad pública, podría ser duramente cuestionada. Con esos datos, creo que es sencillo entender que la ira desatada por los comentarios de Fabio es desproporcionada. Y repito, él no acude a una tele a dar su opinión. Los antiabortistas y redactores de 13TV van a buscarle a la puerta de la Iglesia. Y un dato más: todo lo que dice Fabio contra el aborto es tan descabellado que resulta hasta naif.

      Como diría Patty Hewes, yo también tengo mi genio pero he aprendido cómo y cuándo utilizarlo.

  • El 08.01.2014 , Anchored ha comentado:

    Fabio McNamara hizo unas declaraciones vergonzosas a un medio. Desde el momento que sus opiniones son públicas pueden ser criticadas por el público, especialmente cuando estamos viviendo lo que estamos viviendo en España en recortes a los derechos civiles.

    Como bien ha dicho alguien ya, que Dalí fuera un genio del arte no quiere decir que fuera buena persona. Hay que saber separar al artista de la persona, que ya somos mayorcitos.

    ¿Has escuchado el disco de Charles Manson “LIE: The Love And Terror Cult”? Pues es una maravilla. ¿”El Nacimiento de una Nación” de D.W. Griffith tiene menos valor cinematográfico por ser una apología del Ku Klux Klan? Obviamente no, pero no quiere decir que estos dos creadores no sean seres humanos deplorables.

    • El 08.01.2014 , srpacotomas ha comentado:

      Me agota tener que repetir que no es de eso de lo que estoy hablando en el artículo. Y me agota porque tengo la impresión de que algunos de ustedes no quieren leer entre líneas, quieren quedarse en la epidermis del asunto -un señor que dice que el aborto es satánico- y no profundizar más. Bien, es su opción. Tan respetable como otra cualquiera. ¿O no?

      • El 08.01.2014 , Anchored ha comentado:

        A mi me agota comprobar cómo de extendido está el relativismo moral. ¿Tan dificil es decir que es una vergüenza que una persona que tanto hizo por la visualización de un tipo de expresión cultural homosexual en un país ultracatólico haya adoptado unas opiniones que hacen mucho daño en un país en el que al sentido común y democrático le faltan muchísimo rodaje? ¿Tan dificil, como fan, es separar los logros del pasado con las necedades actuales?

        Uno de mis músico favoritos se hizo Born-Again después de sufrir durante años por el acoholismo. ¿Esto quiere decir que estoy de acuerdo con sus ideales y postura política hoy en día? ¡Para nada! Pero le sigo comprando música porque lo que valoro de él es eso mismo.

        Decir que McNamara no es un personaje público cuando habrá significado tanto para tantos homosexuales que sufrían y sufren la represión moral de este país es mirar intencionadamente para otro lado. Lo valiente no es el relativismo, sino denunciar toda injusticia e intolerancia todo lo objetivamente posible.

        De lo que dices en otro comentario, “leo toda su explicación y lamento enormemente que no haya sido capaz de leer más allá de lo que hay escrito”, y a mi que me pides leer entre lineas, sólo puedo decir que si no quedó claro la primera vez que lo escribiste, haz una nueva entrada o dale al edit y revísalo.

  • El 08.01.2014 , Alex ha comentado:

    (Paco)”La opinión de Fabio es personal y sin ninguna responsabilidad pública. Si usted lee correctamente el artículo verá que defino las opiniones de Fabio como “barbaridades” y “bobadas sin trascendencia”, porque eso es lo que son. Porque una agresión también tiene matices”.

    Estoy totalmente de acuerdo.
    No creo, no obstante, que la agresión haya sido tal. Hay gente con excesiva malicia pero eso pasa con cualquier cosa de la red. Hasta buscas una canción en youtube y anda por abajo la gente insultandose a muerte por que les gusta o les deja de gustar. Al menos, al respecto lo que he leido es en plan jocoso y/o paternalista, que oye, ni tan mal.

  • El 09.01.2014 , jmaguilar ha comentado:

    Yo también vi el video y me pareció infame. La primera sensación que tuve fue la de que Fabio estaba siendo utilizado por la caverna hispana. Y lo sigo pensando, pero eso no quita que se puedan hacer otras consideraciones.
    Cada uno somos responsables de nuestros actos. Y uno se puede reconvertir en católico recalcitrante, hacerse del madrid o ir vendiendo la termomix por los portales. Eso me da igual. Pero si te prestas a hablar ante una cámara y empiezas a decir sandeces, lo mínimo que hay que hacer es asumir lo que se ha hecho.
    Si estuviese comentando su pasado musical o cualquier otra faceta de su vida, tal vez mi valoración sería distinta. Pero me limito a comentar lo que vi en el video, una colección de sandeces a la altura de las que suelta Gallardón. Este ministro puede ser un estupendo padre de familia, un intachable amigo de sus amigos o hasta un maravilloso cocinero (vaya usted a saber). Pero cuando hablo de él como ministro pienso lo que pienso y digo lo que digo (un prototipo de moderno fascista, de los pies a la cabeza).
    Por cierto, Dalí era un genio pintando, pero en otras facetas era un auténtico gilipollas. La diferencia es que Dalí se lo montó de p.m., mientras Fabio da más pena que gloria.

  • El 09.01.2014 , Carlos Cavestany ha comentado:

    Totalmente de acuerdo con las palabras de Paco Tomás, Sr.

    Tanto el entrevistador como el entrevistado actuaron de buena fe; que luego ese vídeo ha dado la casualidad que se está casi convirtiendo en “viral”, pues bueno. Hubiera preferido que fuera uno de un gatito jugando con una pelota de papel, pero es lo que hay.

    A Fabio le preguntan y Fabio responde y creo que tiene la misma libertad que cada uno de nosotros para expresar lo que piensa.

    Acabo de ver que ya va por 110.000 visionados.

    Unos disfrutarán despellejando a Fabio y él, quizás, disfrute porque su menaje ha llegado a 110.000 personas que voluntariamente le han querido escuchar, porque esto es como la telebasura, todos lo estamos viendo… y me alegro por Fabio

  • El 11.01.2014 , Eternaspirante ha comentado:

    Wow.

    La verdad es que me he quedado sin palabras, sin nada que decir más que leer este artículo me ha dado la vida hoy.

    Así da gusto leer.

    Gracias a Paco Tomás, y me quedo con la última frase de su artículo para mi filosofario personal.

  • El 15.01.2014 , Juanelo Crown ha comentado:

    Que humana redacción, coherente y con fundamentos certeros, no como las lanzas irresponsables y la cacería de brujas que cobardemente hacen sobre un débil, extraviado e incomprendido espíritu en un cuerpo auto mutilado, que no pide que se le descuartice más, al que su carácter, pensamientos y verbo, han sido forjados por las engañosas, intensas, terribles, maravillosas traslúcidas experiencias placenteras y dolorosas, que ese individuo llamado: Fabio McNamara puede y tiene derecho a compartir muy a su modo-estilo lúdico, etimológico y dogmático, vale y pesa lo mismo que éste artículo realizado por Paco Tomás para quien lo aprecie y lo debata consigo mismo, **lo regalado es nuestro nadie nos lo quita**
    Toma lo que quieras y lo que No, déjalo y no lo magulles.
    Felicidades por tu enriquecido y empático artículo Paco Tomás.
    Bravo!!

  • El 23.02.2014 , Persia Luján ha comentado:

    Hola, Paco !
    Tu artículo, como siempre, bordado.
    Se me ha hecho raro que no incluyeras la palabra punk.
    Los que se escandalizan por sus palabras sin duda no tienen la sensibilidad suficiente para captar la ironía refinadísima de Fabio de Miguel.
    Probablemente sean los mismos que no saben leer entre tus maravillosas líneas.Son salud y libertad.

    BESAZO

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.