02.07.2016

Javiera Mena: “Los gays tenemos que transformar la sociedad”

Menéalo
La cantante y compositora Javiera Mena en Madrid. Foto: Manuel Cuéllar.

La cantante y compositora Javiera Mena en Madrid. Foto: Manuel Cuéllar.

Acaba de cumplir 33 años y es una de las cabezas más visibles del electropop chileno en España. Javiera Mena ha logrado, con sus tres trabajos de estudio, ‘Esquemas juveniles’, ‘Mena’ y ‘Otra era’, conquistar el corazoncito y los oídos de una buena parte del público indie español. Mena, abiertamente homosexual, califica el orgullo gay de Madrid como “el más grande del mundo” y su música e imagen han servido como previo y fiesta de presentación en la capital del festival Low de Benidorm.

Las celebraciones del Orgullo LGTBIQ en Madrid (antesala al World Pride de 2017) y los 10 primeros años de Mena en el mundo de la música nos sirven de excusa para hablar con ella de reivindicaciones, armarios, luchas, composición, Chile, España y la nostalgia.

Cada día que pasa es más común que haya más y más artistas con mucha visibilidad que viven su homosexualidad en total libertad. ¿Qué fue lo que más te costó para salir del armario?

Yo nunca estuve en el armario. Tuve mucha suerte. Creo que a mis padres les preocupaba mucho más que tuviera mi habitación ordenada a que fuera gay. Creo que la cosa con mis padres fue así: “Mira, está perfecto que seas gay, pero saca buenas notas y no fumes marihuana”. He fumado marihuana desde hace tiempo y creo que eso era lo que realmente les preocupaba. Que dejara la hierba.

¿Y la dejaste?

No. (Risas)… Pero sí empecé a ser ordenada. En serio. Siempre he vivido mi homosexualidad como algo muy bonito. Ahí encontré el amor único y bonito y quise que fuera algo muy, muy preciado. Y me pareció siempre muy injusto que ese lugar preciado fuera catalogado como algo malo y oculto. Desde muy pequeña tuve esa sensación. También es que me encontré con amigas homosexuales desde muy pequeña para mi generación. Desde el colegio… con 14 o 15 años. Se me dio todo bien…

¿Has tenido algún problema por haber sido abiertamente gay dentro de la industria musical?

No lo sé. Puede que haya habido algo, pero muy soterrado. Creo que ha habido alguna discriminación en lugares en los que no se me ha dicho. Intuyo que ha podido haber alguna discriminación, pero no he sido consciente de ello. Nunca me lo han dicho directamente. Mira, no sé si podría estar más arriba de lo que estoy en el mundo de la música. Lo que sí tengo claro es que no sería quien soy. Así que no me importa.

Aparte de la educación en casa… ¿Cómo lograste la información necesaria para normalizar algo que casi todo el mundo decía que estaba mal?

Mi información vino por parte de la televisión por cable. Yo de pequeña lo asumí muy naturalmente. Desde muy pequeña tuve acceso a series y películas… Me topé con ellas por casualidad… Series y películas inglesas y americanas en las que había personajes abiertamente gays.

Como por ejemplo…

Películas como Foxfire de Angelina Jolie o… Mira, por ejemplo las t.A.T.u, ese dúo ruso que, a pesar de ser un producto, iba abiertamente de rollo lésbico…

¡¡¡Las t.A.T.u!!!!, ¿qué fue de las t.A.T.u?

Creo que una está casada y embarazada ahora mismo. Pero la cuestión es que el asunto ya estaba en la cultura pop. Ya se tenían referentes. Para la gente de mi generación que sintió la pulsión gay, Internet fue una fuente de información preciosa. Nos hizo enfrentarnos a todo con menos miedo y más tranquilidad. Teníamos información. Mucha información.

En España se da una paradoja. Con la ley Zapatero de matrimonio igualitario fuimos pioneros en el mundo y las democracias occidentales, pero pese a ser presuntamente una sociedad muy avanzada están creciendo las agresiones homófobas y no solo en las calles, también desde los púlpitos de la Iglesia católica.

España para mí es un ejemplo de apertura, y la primera vez que vine me pareció que era una sociedad muy abierta y moderna. Pero cuanto más lo conoces, te das cuenta de que es una sociedad muy, muy machista todavía, y eso no es bueno. Creo que todo esto tiene que ver con esa cosa patriarcal de no permitir nada que se salga de la norma autoimpuesta. Es cierto que todavía hay que seguir reivindicando. Vosotros tenéis el Orgullo más grande del mundo; creo que sois expertos en reivindicaciones. Lo de la manifestación del Orgullo en Madrid es algo muy alucinante. Creo que la reivindicación seguirá haciendo falta siempre y que nuestra lucha no ha de ser de confrontación, sino simplemente de seguir avanzando y seguir transformando la sociedad. No debemos hacer como ellos y buscar el choque. Nuestra reivindicación es constructiva, no destructiva, por más que se empeñen en decir lo contrario.

¿Es difícil ser abiertamente gay en Chile?

Madrid es algo muy diferente a España. He ido a Galicia, a pueblitos pequeños y es complicado. Se va avanzando. En Chile falta mucha educación. En zonas rurales creo que el hecho de ser homosexual todavía es muy complicado. No ha habido una buena evolución. Pero también tengo amigos profesores que trabajan con jóvenes de 12, 13 años y me cuentan que las nuevas generaciones vienen muy, muy diferentes. Esto también tiene que ver con Internet. Ahí pueden encontrar la información sin problemas y también lo que está ocurriendo en otros países.

Javiera Mena cumple 10 años en el mundo de la música. ¿Qué has aprendido en todo este tiempo?

De todo un poco. Ayer hablaba que el mundo de la música está en el aire. A los 20 años, que fue cuando comencé mi carrera, todo estaba también muy en el aire. Aprendí durante estos 10 años a poner más los pies en la tierra y a combinar el mundo de la música con el mundo real. Es bonito verme en este aniversario con las cosas más claras y direccionadas. Creo que he aprendido el arte de hacer música y de la grabación. Me he metido de lleno en esto y he llegado a saber cómo llevar a buen término las ideas que tengo.

Pasada esta década, ¿qué echas de menos del mundo de la música de hace 10 años? 

Trato de adaptarme y de no tener esa actitud de negación a lo que está pasando. Pero por decirte cosas, puede ser que eche de menos la actitud que teníamos antes a la hora de comprar discos. Había esa cosa de tesoro. El disco era EL disco y solo lo podía escuchar si lo tenía en las manos. Era un tesoro. Eso se ha transformado. Antes era muy bonito y ya no está. Me da cierta nostalgia.

Javiera Mena en Madrid. Foto: Manuel Cuéllar.

Javiera Mena en Madrid. Foto: Manuel Cuéllar.

Y transcurrido este tiempo, ¿que es lo que has ganado?

Mira, alguien como yo puede tener un disco. Fíjate si se ha ganado. Nunca tuve acceso a grandes estudios desde mis comienzos. Por eso la opción era tener una computadora y comenzar a montarme mi estudio casero. Poco a poco. De pronto te compras una interface, te bajas programas que utilizan los grandes estudios como protools… Creo que yo he ganado mucho con esta era porque creo que soy la persona a la que le benefició mucho la democratización de la posibilidad de hacer música.

¿La globalización musical?

Creo que todo pasa por un filtro a la hora de situar a los artistas donde tienen que estar. No todo el mundo que hace música en su estudio casero va a estar arriba. Hay muchos otros factores. Pero creo que a mí me ha favorecido mucho vivir hoy en día. También por ser chilena… Esa lejanía de los centros culturales del mundo… Están todos en el hemisferio norte.

¿Crees que ser chilena, la lejanía, es un punto a tu favor?

Tiene cosas a favor y cosas en contra. Cuando voy a México y veo todo lo que sucede… Cuando vengo de festivales a España o a Estados Unidos, pienso que vivir en el hemisferio norte sería otra cosa; pero por otro lado vivir allá te proporciona lejanía. Y esa lejanía le proporciona el color que tiene mi música. Mirar desde tan lejos es lo que me tocó. Tenemos que viajar miles de kilómetros para ir a cualquier parte. El mercado chileno está muy lejos también.

¿Qué cosas definen o diferencian la forma de ser chilena?

Muchos de nuestros padres se fueron a otros países durante la dictadura. Por ejemplo, a lugares como Alemania. Hay una conexión Berlín-Chile muy interesante. El frío también creo que define la escena chilena. La cosa melancólica está no solo en la música; también en los poetas. La música chilena ha tenido que valerse por sí sola. Así que la escena independiente chilena es muy, pero que muy potente.

Como músico, ¿sigues queriendo aferrarte a tu independencia o has pensado en alguna multinacional?

Tengo muy buenos amigos en multinacionales, pero por el momento solo he hecho alguna licencia, nada más. El núcleo de mi trabajo hasta el momento sigue siendo totalmente independiente.

Así que ¿grabas en tu casa?

Mucha parte del proceso ocurre en mi computadora. La producción más acabada de Otra era se ha hecho en un estudio externo y con productores contratados. Hemos externalizado también la mezcla… Pero los dos primeros discos fueron mucho más caseros. Pero sí. Mucho, mucho de lo que escuchas, pasa en mi computadora. Sí.

La cantante y compositora Javiera Mena en Madrid. Foto: Manuel Cuéllar.

La cantante y compositora Javiera Mena en Madrid. Foto: Manuel Cuéllar.

¿Cómo compones?

Tengo mi teclado. Empiezo a tirar ideas con mi teclado, como buena romántica. Pero también soy mucho de componer con el ratón del ordenador. Hay una cosa que se llama el pianoroll y uno va escribiendo como si fuera una partitura. Creo que ese es el instrumento que más domino. Es una mezcla entre el trovador clásico de toda la vida y con meter beats, con una cosa mucho más robótica, digamos.

En una entrevista con la agencia Associated Press dijiste que el mercado español no es fácil. ¿Por qué? 

El mercado latinoamericano es más fácil. España está en el centro de Europa y creo que aquí miran más hacia lo anglosajón. Creo que llegar al mercado español con una propuesta electrónica en castellano es muy complicado. Mucha gente se cuestiona por qué solamente se encumbra a bandas extranjeras… Creo que tiene que ver con cómo está montado todo el asunto de las compañías. Lo que hay detrás de esos festivales.

Pero el público también debe de tener algo de culpa, ¿no? Hay mucho postureo, papanatismo y vagancia en cierto sector del público. Me da la impresión de que una gran parte de la gente que acude a festivales o que consume música en otros idiomas no se toma la molestia de tratar de comprender las letras de sus grupos favoritos.

En el fondo a mí también me ha ocurrido eso alguna vez. Muchas veces me preocupo de traducir lo que me interesa, y otras veces no. Tal vez la gente no quiera entender lo que le están contando y se quede tan solo con la música. De hecho, muchas veces, si la tradujeras probablemente te llevarías un chasco. Hay algo romántico en las canciones en inglés. Todos pensamos que dicen cosas guays, pero muchas veces no tenemos ni idea de lo que dicen. Es raro el fenómeno. Da para un análisis, desde luego.

Javiera Mena actúa dentro del Festival Low que se desarrollará en Benidorm los días 29, 30 y 31 de julio.

Menéalo

Sobre el autor

Manuel Cuéllar
El 12/12/12 decidió poner en marcha esta revista después de una experiencia profesional de 17 años en el diario EL PAÍS, donde se convirtió en un periodista todoterreno. Se licenció en Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y cursó el máster en la Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS. Periodista convencido de las bondades de las nuevas tecnologías, cubrió el 15 M por Twitter y otras redes sociales. Puedes seguirme en mis cuentas personales de Twitter, Facebook e Instagram. Gracias.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

3 comentarios

  • El 02.07.2016 , Mentalmente ha comentado:

    Los gays combinan capacidades mentales habituales en distintos sexos de forma separada.

    No es una casualidad que haya muchos modistas gays de éxito, así como decoradores y peluqueros. Entre muchas otras profesiones.

    La visión espacial masculina se combina con la sensibilidad femenina, haciéndolos especialmente propensos a muchas áreas.

    En el caso de los hombres.

    Las mujeres lesbianas tienen capacidad para profesiones como la policía, el ejército, y tareas que tengan que ver con el trabajo en equipo y la vigilancia.

    Profesiones en las que tienen que prestar atención, vigilar, cohesionarse en grupo y mantener una solidez y unión en el grupo.

  • El 03.07.2016 , Ferda ha comentado:

    Muy grande Javiera Mena! Tiene un estilo musical único que aquí en España todavía no se ha apreciado. Muchos besos.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.