05.09.2013

Juan Diego Botto convierte la Sala Mirador en un nuevo Parlamento

Menéalo

mongolia

El actor y director toma las riendas de La Mirador, la sala madrileña de su madre, Cristina Rota, y anuncia una brutal descarga de ingenio, creatividad y compromiso para esta nueva temporada. Ahí estarán desde ‘Fuenteovejuna, ensayo desde la violencia’ hasta las propuestas de los responsables de la revista satírica ‘Mongolia’ (en la foto). Desde Pablo Messiez y Juan Margallo hasta Alberto San Juan, danza y poesía. Botto lo tiene claro: “Como el Congreso de los Diputados se ha convertido en una gran ficción teatral donde el público no existe, hagamos nosotros del teatro un nuevo Parlamento”.

MILUCA

“Voy a adueñarme de una cita del poeta Benjamín Prado: ‘Deja de buscar las llaves, inventa otra puerta’. Nosotros no hemos inventado otra puerta, simplemente pensamos abrir una”. Así ha presentado Juan Diego Botto la programación de la nueva temporada de la Sala Mirador, de la que se hará cargo durante dos años. “La línea de programación que vamos a llevar a cabo es esa, abrir una puerta a la realidad, intentar que la realidad empape la sala, que lo que nos acontece esté reflejado en este espacio. En este momento de profunda crisis, necesitamos espacios para pensar y reflejar todo lo que nos está ocurriendo; el teatro es ese lugar donde podemos pensar de forma colectiva”.

“En este momento de recortes presupuestarios y de la subida del IVA que dificulta la compra de entradas, están poniendo muchas dificultades al hecho teatral, a la creación artística y, sin embargo, a la vez y precisamente por ello, están surgiendo por todas partes nuevas obras, ideas y espacios distintos que intentan esquivar la crisis. Queremos sumarnos a este proceso creativo, contribuir a ser un lugar de entretenimiento, pero también de pensamiento. Esa es la guía que nos va a marcar este periodo”, continúa Botto.

“Antes del verano estuve viendo una sesión del Congreso de los Diputados, que como sabéis es ese lugar donde nada se decide. Hay unos señores que salen, hablan, tienen un discurso, les hacen unas preguntas y responden con un texto que ya tenían escrito. Todo lo que se va a aprobar ya está aprobado de antemano, con lo cual eso se convierte en una representación teatral donde el público es inexistente. Es una gran ficción teatral. Por eso me vino a la cabeza esa frase del Mayo 68 que decía: Cuando el Parlamento es un teatro, el teatro debe ser un Parlamento. Esa frase es el referente de esta nueva temporada. Con esa filosofía se ha confeccionado la programación, en la que no solo habrá teatro, sino danza, poesía, humor, encuentros…”.

La programación teatral la abre la obra Los momentos del desayuno. Este montaje se enmarca en el proyecto Promoción de Nuevos Dramaturgos, Directores y Actores, que pretende ofrecer oportunidades de desarrollo profesional para los jóvenes que empiezan a dar sus primeros pasos en el mundo del espectáculo tras su paso por la escuela de Cristina Rota.

Los días 13 y 14 de septiembre llegará el turno de Fuenteovejuna. Ensayo desde la violencia. La compañía Alma Viva Teatro, bajo la dirección de César Barió, trae una versión del texto de Lope de Vega con un montaje social muy físico representado por cinco actores. “Es una obra en la que se muestra que desde abajo y desde lo colectivo se puede luchar contra los abusos de los de arriba”, afirma Barió. El espectáculo se representará en el patio, espacio que se usa por primera vez para representaciones. Los sábados habrá teatro infantil a cargo de la CNC y Amigos de Calcuta, bajo la dirección de Jesús Díaz. A finales de septiembre, se estrenará Perdidos en Nunca Jamás, un musical gamberro que tiene lugar en el País de Nunca Jamás Trabajarás de lo que Estudiaste. Un grupo de jóvenes desfilan perdidos por el aeropuerto de Barajas y empiezan a hablar y a reflexionar preguntándose si será posible evolucionar en ese país en el que Peter Pan ya no cree en las hadas y Wendy es una periodista de 30 años en paro. Una producción de Cross Border Project dirigida por Lucía Miranda.

RUEDA PRENSA

¿Cómo es una persona que ejerce la violencia amparada por la legalidad? ¿Cómo es en su vida familiar? ¿Lo comenta con su mujer al llegar a casa? ¿Qué pasaría si se encontrara con la persona a la que ha herido? Estas son las preguntas que se ha hecho Marc Creuhet al escribir y dirigir su comedia negra El rey tuerto, que llegará a la sala en octubre. Un hombre tuerto por un pelotazo de goma cena con su mujer y con otra pareja formada por el antidisturbios que le ha lanzado la pelota. En este caso, el tuerto puede ver un poco más claro y convertirse en el rey en este mundo de ciegos.

El dramaturgo argentino Pablo Messiez, uno de los imprescindibles de la escena madrileña -“fue el primero al que llamé”, revela Botto-, presentará una retrospectiva de su trabajo englobado en un mes, mes Messiez, con tres de sus títulos más destacados: Muda, Plantas y Los ojos. “Me parece un lujo esta oportunidad de poder hacer las tres obras juntas”, ha declarado Messiez en la presentación de la temporada.

En diciembre La Mirador hablará argeñol. Una mujer en la ventana. Dirigida por Juan Margallo e interpretada por Petra Martínez, se representa en la misma sala en la que se estrenó hace casi 30 años. La obra escrita por Franz Xaver Kroëtz recoge la historia de cómo después de una larga vida atesorando recuerdos y objetos, una mujer se ve obligada a dejar su casa e ingresar en una residencia. Allí comenzará a recordar cómo ha sido su trayectoria vital. “Hice este monólogo hace casi 30 años, cuando yo era más joven y tenía que hacer un papel de mujer mayor y sin embargo ahora me parece un reto más difícil”, dice la actriz Petra Martínez. Ella y su marido, Juan Margallo, son los fundadores de la compañía Uroc Teatro, que recibió la Medalla de Oro al Mérito a las Bellas Artes 2010. Los dos tienen una larga trayectoria en el teatro independiente; han participado en grupos como Tábano y El Gallo Vallecano. Cristina Rota recuerda: “Cuando yo llegué exiliada a Madrid, Juan Margallo me ofreció trabajo en su compañía El Gallo Vallecano y por eso tiene mi gratitud eterna”.

También participarán actores y directores de la última hornada, como Sergio Peris-Mencheta y Alberto San Juan. Peris-Mencheta estrenará en La Mirador su nueva propuesta teatral, Sapiens sapiens, primera entrega de MenúdeTeatroMenudo, espectáculo en construcción compuesto por cuatro sátiras en torno a la supervivencia del ser humano frente a un sistema cada vez menos humano. Se dividirá a los espectadores en cuatro grupos y cada uno irá a un sitio del centro para luego confluir en la sala en la que un “político” dará un discurso. Alberto San Juan también participará, aunque todavía no tiene claro su proyecto. “A mí me dijo Juan Diego ven, y yo he venido. Para mí esta sala es muy especial, porque aquí actué por primera vez ante el público hace muchos años, cuando empezábamos con Animalario. Todavía no sé qué voy a hacer, pero algo surgirá, porque en esta época de aceleración de nuestra historia pasan cosas constantemente”, dice San Juan. “Si yo he pasado de soltero empedernido a padre de familia numerosa, es que otro mundo es posible, es cuestión de voluntad”, dice mientras sale corriendo a recoger a su bebé de pocos meses, que le espera llorando en su carrito.

Otra obra que no puede faltar en esta programación es La katarsis del tomatazo, espectáculo que viene representándose desde hace 18 años en la sala. Además, el propio Juan Diego Botto participará como autor de la pieza, Si yo pudiera ser, dirigida por su madre, Cristina Rota, e interpretada por su hermana María Botto. “No os preocupéis, Freud está invitado al estreno”, bromea Botto. Para desarrollar su idea de ayudar a la creación teatral, se montará un espacio para piezas breves. Todos los martes se representarán cuatro o cinco obras cortas de distintas compañías, a las que se les ofrece la posibilidad de poder representar sus obras en un espacio con las condiciones adecuadas. Cafés teatrales, coloquios, encuentros con actores y directores y un programa de cooperación con otras salas de teatro del barrio de Lavapiés son algunas de las propuestas que Botto quiere llevar a cabo para su primera temporada al mando de la sala. La idea es que cada director esté dos años en el cargo y deje paso a otro.

La poesía también tendrá su hueco. Poeta lee poeta es un espacio en el que cada dos miércoles algunos poetas leerán sus trabajos. Solos, acompañados de música, en diálogo con el público. Todas las modalidades posibles para difundir el arte de la palabra. “Para mí la poesía es una ciencia exacta que sirve para entender desde el corazón el momento en el que estamos”, reflexiona Botto. Benjamín Prado inaugura el ciclo (2 octubre) acompañado por Joaquín Sabina, con quien leerá por primera vez en Madrid. “Solo se puede avanzar nadando a contracorriente. Hay que dar la vuelta al capitalismo moneda a moneda”, afirma el poeta. A esa sesión doble le seguirán Luis García Montero y Javier Gallego.

La danza tomará la sala los meses de noviembre y diciembre. La compañía 10&10, residente del Centro de Nuevos Creadores desde el año 2000, presentará su último espectáculo, En partes, inspirado en un texto de la escritora costarricense recientemente fallecida Carmen Naranjo. Y se recupera el ciclo de danza 3D, que se celebra desde hace diez años con el objetivo de que las compañías de danza contemporánea muestren sus trabajos.

Para completar la programación de los primeros meses, los componentes de la revista satírica Mongolia ofrecerán un espectáculo que seguro será respetuoso con Dios, la Patria y el Rey. Decía Lorca que la realidad del teatro se puede hacer desde la risa o desde el llanto. Está claro por dónde tirarán los de Mongolia en La Mirador, por la calle de en medio.

Menéalo

Sobre el autor

Un comentario

  • El 09.09.2013 , isabel ha comentado:

    Gracias. Se agradece que haya gente que se cuide de nosotros y tenga las fuerzas de apostar y llevar adelante estos proyectos…. la putada gorda es que vivo en Valencia y me dais bastante envidia. Teatro+AVE=desolación.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.