05.04.2014

Leer

Menéalo

PORTADAVERANO2013

La revista ‘Leer’ se ha convertido en uno de los afiladores de mentes más prolíficos de los últimos años. Tanto en su versión de papel como en Internet. Es, como diría Kafka, “un hacha que rompe el mar de hielo que llevamos dentro”. 

Leí el otro día en Facebook (sí, también se puede aprender en las redes sociales) una hermosa cita de Kafka sobre la lectura que no conocía y que me llamó la atención. “Si el libro que leemos no nos despierta de un puñetazo en el cráneo, ¿para qué leerlo? Un libro tiene que ser un hacha que rompa el mar de hielo que llevamos dentro”. Sartre nos enseñó en Las palabras (tal vez su mejor libro, el más perdurable) que la biografía de cualquier escritor se divide en dos palabras, tan simples como rotundas: leer y escribir. De modo que lo que Kafka pedía a los libros como lector era solo el reverso de su ambición como escritor.

Lo que nos ocurre a la mayoría de los lectores es que con el paso de los años el hacha se embota, casi se vuelve roma, y cada vez nos resulta más difícil romper el hielo del que hablaba el autor de La metamorfosis. Llegado ese momento, necesitamos un afilador.

Internet ha revitalizado este oficio, a punto de extinguirse en el papel. Hoy podemos encontrar en la red blogueros y revistas literarias que nos dan pistas sobre qué leer y cómo leerlo. Algunas de ellas han nacido de su versión impresa, ahora desaparecida. Otras, muy pocas, incluso mantienen ambos formatos, papel e Internet, un signo de adaptación a los nuevos tiempos, a los nuevos lectores, pero también de resistencia. Es el caso de la revista ‘Leer‘, que casi desde el primer número se convirtió en uno de mis afiladores preferidos y con la que ahora tengo el placer de colaborar.

Fundada hace 30 años, el timón de la publicación lo llevan ahora Borja Martínez, un joven y perspicaz editor, y Aurelio Loureiro, director de la revista, narrador y veterano periodista cultural. Ambos han conseguido renovar la revista sin que pierda sus señas de identidad.

El número de abril, el mes por excelencia de las letras, Leer lo dedica a los escritores de cine, tan minusvalorados en nuestro país (como los periodistas, dicho sea de paso). “Mientras que en español les llamamos guionistas, en el ámbito anglosajón se les designa writers (escritores)”, señala Manuel Gutiérrez Aragón, en un debate con David Trueba, Elvira Lindo y Agustín Díaz Yanes en torno a si la escritura de guiones puede considerarse literatura.

Si Shakespeare viviera hoy escribiría para la HBO, la conocida cadena estadounidense que ha producido series de culto como Los Soprano, The Pacific o The Wire. ¿Qué hay de verdad en esta boutade tan repetida entre los culturetas? Nos lo cuenta Jorge Benítez Montañés, mientras José María Merino y Aurelio Loureiro conversan con el cineasta Álvaro del Amo, quien acaba de publicar Crímenes ilustrados (Menoscuarto), y Gonzalo Suárez ajusta cuentas con Ditirambo, el mítico personaje creado por el director y escritor asturiano hace 50 años.

Entrevistas, reportajes, reseñas. Desde Nueva York, Julio Valdeón rescata en un brillante artículo al gran Bernard Malamud, después de que The Library of America se haya decidido, por fin, a publicar la obra completa de este narrador imprescindible de las letras norteamericanas del siglo pasado. “Malamud ha sufrido y sufre por ser humilde. Más francotirador que cañonero, más acuarelista que aficionado a los murales, lo suyo era el escorzo perfecto, la luz enferma que se filtra por los cristales de un comercio al borde de la extinción en Atlantic Avenue, las pequeñas tribulaciones de un matrimonio de inmigrantes de Williamsburg incapaz de llegar a fin de mes, la lucha de un adolescente que tiene que viajar varias horas en metro, a pie, bajo la nieve, entre el barro, para llegar al colegio; en fin, la experiencia de los marginados, los humildes, los devorados a secas dentelladas por un sistema bulímico de carne humana, los millones achicharrados en la cegadora lámpara del Sueño Americano”, escribe Valdeón.

Óscar Caballero nos devuelve en un emotivo texto a la inmortal Marguerite Duras, cuando se cumple el centenario de su nacimiento. “Una música, el desbordamiento de adjetivos, su tono inconfundible le ganaron adeptos y enemigos feroces”, señala Caballero.

Salvo El Asombrario (que cuenta con la ‘Ventana Verde’ de Rafa Ruiz), creo que Leer es la única revista de literatura que le dedica a las publicaciones ambientales la importancia que se merece. La doble página verde del veterano periodista Pedro Cáceres se ha convertido en una estantería de referencia para conocer las últimas novedades sobre ecología. Y ya sabemos lo cerca que andan la literatura y la ecología. Al fin y al cabo, ambas nos hablan de la vida y alimentan nuestros sueños.

Menéalo

Sobre el autor

Javier Morales
Soy escritor, periodista y profesor de escritura creativa. He publicado las novelas “Trabajar cansa” y “Pequeñas biografías por encargo” y los libros de relato “Ocho cuentos y medio”, “Lisboa” y “La despedida”. Imparto clases de escritura creativa en el taller de Clara Obligado y en la Escuela de Escritores. En Área de Descanso hablo de los libros que me gustan. Puedes seguirme en:

Facebook: www.facebook.com/javier.moralesortiz

Twitter:https://twitter.com/javiermoralesor

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.